Menú
Relación entre un hogar inestable y la depresión en los adolescentes
Relación entre un hogar inestable y la depresión en los adolescentes

ADOLESCENCIA

Relación entre un hogar inestable y la depresión en los adolescentes

Descubre cuál es la relación que existe entre un hogar inestable y la depresión en la adolescencia.

No todos los adolescentes deprimidos provienen de un hogar con problemas, pero muchos de ellos sí. La inestabilidad en el hogar, combinada con las presiones de la escuela, las relaciones románticas e incluso los problemas relacionales en diferentes amistades, pueden dificultarle la vida a un adolescente. La falta de apoyo en el hogar puede hacer que el estado de ánimo de un joven caiga en espiral... y que aparezca la depresión casi sin remediarlo.

Señales de la depresión adolescente

Muchos factores pueden causar depresión en los adolescentes: las hormonas, la presión académica y el deseo de encajar son suficientes para deprimir a un adolescente. Puede ser un desafío determinar si el estado de ánimo plano de un niño es simplemente angustia adolescente o algo más grave. 

Los síntomas de la depresión adolescente generalmente incluyen apatía; quejas de dolor físico como dolores de cabeza, dolor de estómago y fatiga; dificultad para concentrarse y tomar decisiones; pérdida de apetito o comer en exceso; hablar de muerte o sobre morir; comportamiento irresponsable; experimentación con drogas y alcohol; y promiscuidad sexual...

Muchos factores pueden causar depresión en los adolescentesMuchos factores pueden causar depresión en los adolescentes

El impacto de la disfunción familiar

Independientemente de lo que esté pasando un niño en la escuela, en su círculo de amigos u hormonalmente, los padres son la mayor influencia en su vida. El ambiente en el hogar puede establecer el tono para todos los demás aspectos de la vida diaria. 

El riesgo de depresión de un adolescente aumenta si alguien en su familia tiene trastorno bipolar, depresión, alcoholismo o se ha suicidado. El riesgo también aumenta si existe inestabilidad y conflicto en el hogar. El divorcio, la muerte de un ser querido y la ausencia prolongada de un ser querido también pueden ser factores subyacentes en el estado de ánimo deprimido de un niño. 

Un estudio del Instituto Nacional de Salud de 2011 encontró que los niños que experimentaron la inestabilidad de la relación de sus padres antes de los 5 años tenían más probabilidades de experimentar un episodio importante de depresión en la adolescencia. Según ese mismo estudio, estos niños también tenían más probabilidades de experimentar inestabilidad en sus propias relaciones con sus padres. Los síntomas depresivos en los jóvenes que experimentaron la separación de sus padres podrían empeorar durante la adolescencia tardía y hasta la edad adulta temprana. 

Causas y disparadores

La depresión es causada por un desequilibrio químico en el cerebro, que a menudo es genético. Sin embargo, puede desencadenarse en los adolescentes por eventos importantes de la vida o algo tan "pequeño" como una ruptura con una novia o novio. La adicción en la familia, cualquier tipo de abuso (expectativas físicas, sexuales, psicológicas y realistas) o ninguna expectativa en absoluto, puede desencadenar un desequilibrio químico y provocar señales de depresión evidentes y, a veces, desesperados.

La depresión es causada por un desequilibrio químico en el cerebroLa depresión es causada por un desequilibrio químico en el cerebro

La residencia también importa

La inestabilidad de la residencia de un adolescente también podría sumirlo en la tristeza. Un estudio realizado en 2009 por la Universidad de Aarhus en Dinamarca reveló que cuanto más frecuentemente un adolescente se mudaba de casa en casa, era más probable que intentara suicidarse. 

Alrededor del 55% de los jóvenes investigados que estudiaron que habían intentado suicidarse se habían mudado más de tres veces en comparación con el 32% de los niños no suicidas. Además, el 7'4 por ciento de los niños suicidas se había mudado más de 10 veces, en comparación con el 1'9 por ciento de los niños no suicidas.

Como ves existe bastante relación entre un hogar inestable y la depresión en niños y adolescentes, pero lo que importa sobre todo para evitar esto es la relación que exista entre los padres y los hijos. Independientemente de que los padres estén juntos o separados, ambos deben tener una relación sólida por sus hijos y un fuerte vínculo emocional con su descendencia. De esta manera, las adversidades parecerán menos importantes.

Te puede interesar