Menú
¡SOS! Mi hija adolescente tiene problemas emocionales
¡SOS! Mi hija adolescente tiene problemas emocionales

PROBLEMAS EMOCIONALES

¡SOS! Mi hija adolescente tiene problemas emocionales

Si tu hija adolescente tiene problemas emocionales, te explicamos cómo puedes ayudarle para que esté mejor.

La adolescencia no es nada fácil ni para los chicos ni para las chicas, aunque las jóvenes lo tienen en cierto modo más complicado debido a que aparece la menstruación y unos cambios hormonales que pueden hacer que se sientan más vulnerables de la cuenta. Junto con esta vulnerabilidad también pueden aparecer problemas emocionales que le afecten en su día a día.

A continuación vamos a comentarte cómo puedes ayudar a tu hija adolescente a superar estos problemas emocionales que tanto le afectan en la actualidad. Probablemente la forma en que le ayudes le sirva sobre todo también, para afianzar su personalidad y mejorar su identidad.

La adolescencia no es nada fácil ni para los chicos ni para las chicasLa adolescencia no es nada fácil ni para los chicos ni para las chicas

Padres de un adolescente

Como padre o madre de una adolescente, es probable que ya seas un experto en los problemas emocionales de tu hija. Ya sea que implique conflictos con amigos, preocupación por la imagen corporal, tratar de encajar con sus compañeros u otros problemas, las adolescentes pueden responder a problemas emocionales de maneras que parecen desconcertantes para los padres.

Tu hija puede llorar fácilmente, arremeter contra la ira o deprimirse por lo que parece no ser una razón aparente. Al mantenerte empático y seguir siendo una presencia constante, puede ayudar a tu hija a sobrellevar y navegar por las difíciles aguas emocionales de la adolescencia.

Habla con tu hija

Pídele que te hable sobre los problemas que tiene. Cuando lo haga es importante que adoptes una actitud de indignación y que uses un tono amable, gentil y compasivo. Es posible que no te pida ayuda, por lo que puede ser aconsejable adoptar un enfoque proactivo cuando obviamente está lidiando con problemas emocionales graves. 

No la presiones para que hable, es suficiente con hacer la oferta y esperar a que responda. Es posible que no se abra de inmediato, pero saber que estás preocupado podría motivarle a que se acerque a ti más adelante, cuando sienta que está preparada para hacerlo.

Escribir un diario

También es importante que le animes a escribir un diario. Escribir en un diario puede ser una forma útil para que las adolescentes procesen sus emociones y enfrenten el estrés. Si prefieres guardar los sentimientos para ti misma o tienes dificultades para verbalizar tus emociones, escribir un diario puede ser beneficioso para la autoexpresión.

Hacer actividades juntas

Participa en actividades divertidas juntas. No todos los problemas emocionales se manejan mejor procesando en exceso y hablando mucho. A veces, una distracción y la oportunidad de conectarse contigo a través de una actividad divertida puede ayudar a aliviar el estrés y ayudarle a sobrellevarlo. Realizar pequeñas actividades como comprar alimentos o cocinar juntos puede ayudar a preparar el escenario para conversaciones más fáciles.

Es imprescindible que aprendas a empatizar con sus luchas y conflictosEs imprescindible que aprendas a empatizar con sus luchas y conflictos

Muestra empatía

Es imprescindible que aprendas a empatizar con sus luchas y conflictos. Ser una adolescente no es fácil. Es útil tener a alguien de tu lado cuando se trata de problemas emocionales. Hazle saber que puedes ver lo difícil que es para ella en este momento. Pregúntale qué puedes hacer para ayudar. No le digas que entiendes, porque ella puede sentir que nadie es capaz entender por lo que está pasando. Pero hacerle saber que la amas por encima de todas las cosas y que la apoyarás siempre, puede aliviar su dolor emocional en gran medida.

Acude a un profesional de salud mental

Si crees que es necesario puedes consultar con un profesional de salud mental si parece que tiene muchas dificultades para expresar o controlar las emociones. Las terapia puede ayudarle a resolver los problemas y a expresarse verbalmente, algo que le ayudará también a entenderse mejor emocionalmente. Esta opción es adecuada sobre todo, para cuando sientas que a pesar de hablar con tu hija una y otra vez, ves que no se abre emocionalmente o si crees que hay un problema subyacente más grande que no te cuenta.

Te puede interesar