Menú
Déficits de memoria a corto plazo en niños
Déficits de memoria a corto plazo en niños

MEMORIA

Déficits de memoria a corto plazo en niños

Los déficits de memoria a corto plazo en niños tienen diferentes causas que es necesario saber para entender.

Los niños en edad escolar a menudo reciben una gran cantidad de información nueva a diario. Muchos estímulos diarios les proporcionan información que sus pequeños cerebros deben procesar y quedarse con la información que les proporcionará aprendizaje continuo para adaptarse al medio en el que se encuentran. En muchos casos, una memoria eficiente puede ser crítica para el desarrollo y el éxito social y académico de un niño. Los niños con déficit de memoria a corto plazo pueden tener dificultades con las direcciones y la resolución de problemas en la escuela y el hogar.

A continuación vamos a comentarte sobre el problema que puede suponer que un niño tenga en su desarrollo déficit de memoria a corto plazo. De esta manera, podrás entender mejor a tu hijo y buscar las ayudas profesionales necesarias para que tu hijo ejercite su memoria y pueda aprender las cosas a través de la información que va recibiendo diariamente a través de los diferentes estímulos de su entorno.

Los niños en edad escolar a menudo reciben una gran cantidad de información nueva a diarioLos niños en edad escolar a menudo reciben una gran cantidad de información nueva a diario

Déficit de memoria a corto plazo

Los niños con déficit de memoria a corto plazo a menudo tienen problemas para recordar la información dada durante las clases, lectura o resolución de problemas. Un niño puede tener una comprensión satisfactoria de lo que ve o escucha, pero puede olvidar rápidamente la información o las instrucciones, dejándolo incapaz de completar con éxito las tareas. 

En el entorno del hogar, un niño puede olvidar instrucciones o indicaciones, y también puede tener dificultades para recordar pasos en las rutinas, como organizar sus pertenencias o completar la tarea.

Posibles relaciones

Los déficits de memoria a corto plazo pueden estar relacionados con una variedad de trastornos del aprendizaje o de las discapacidades. Los trastornos del procesamiento visual y auditivo pueden presentarse como déficits de memoria a corto plazo. 

Un niño puede tener dificultades específicas para recordar lo que ve o escucha. Además, el déficit de atención y el trastorno de hiperactividad pueden contribuir a problemas de memoria a corto plazo, ya que el niño puede tener dificultades para concentrarse en el material o las instrucciones, lo que hace que olvide la información.

Conceptos erróneos

Muchos maestros o padres pueden malinterpretar los signos de déficit de memoria a corto plazo. Los adultos pueden suponer que un niño ignora intencionalmente las instrucciones o que simplemente aprende lentamente. Sin una evaluación adecuada, estos conceptos erróneos pueden conducir a un bajo rendimiento académico e incluso problemas de comportamiento en la escuela o en el hogar. Es necesario tener en cuenta que esto puede ser una posibilidad que se debe tener presente para poder ayudar correctamente a los hijos.

Muchos maestros o padres pueden malinterpretar los signos de déficit de memoria a corto plazoMuchos maestros o padres pueden malinterpretar los signos de déficit de memoria a corto plazo

Prevención y solución al problema

Existe una amplia variedad de estrategias y herramientas que los niños pueden usar para ayudar con los déficits de memoria a corto plazo. Se debe alentar al maestro a presentar material en formatos visuales y orales, y los niños deben repetir la información en voz alta. Las estrategias de lectura activa, como resaltar y subrayar palabras o conceptos clave, también pueden ayudar a los niños a recordar información crítica. Durante la instrucción de matemáticas, se les debe pedir a los estudiantes que escriban todos los pasos y deben evitar el cálculo mental.

Información de expertos

Es necesario que los maestros y padres estén comunicados sobre el progreso del alumno en cuanto a su déficit de memoria. Si un niño parece estar luchando con la atención o la memoria a corto plazo, y las intervenciones de apoyo no son exitosas, puede ser necesario solicitar una evaluación para descartar una posible discapacidad de aprendizaje. Al hacer un seguimiento del progreso del niño y observar cualquier mejora o problema continuo, los padres y los maestros pueden asegurar una intervención y apoyo tempranos.

Te puede interesar