Menú
Beneficios del juego colaborativo en niños
Beneficios del juego colaborativo en niños

JUEGOS

Beneficios del juego colaborativo en niños

¿Sabes lo que es el juego colaborativo en niños pequeños y los beneficios que les aporta? ¡Te lo contamos!

Es alrededor de los 2 años cuando los niños comienzan a jugar de manera social o cooperativamente. Aunque no son lo suficientemente maduros y generalmente aún disfrutan del juego en solitario, el juego colaborativo puede comenzar a aparecer a una edad temprana y beneficiar a los niños más pequeños.

Es a partir de los dos años cuando los pequeños ya son capaces de turnarse los juguetes con los compañeros de juego, compartir juguetes, seguir reglas sencillas y negociar con los demás, aunque a veces y debido a su inmadurez, puedan haber ciertas rabietas.

El juego colaborativo y con otros niños

Los niños suelen jugar juntos en el juego paralelo (cuando los niños juegan uno cerca del otro pero no uno con otro). Las características del juego colaborativo no son solo las sutilezas que muestran que un niño comienza a darse cuenta de que no es la única persona en el mundo. Este tipo de juego enseña importantes habilidades sociales que ayudan a los niños a crecer durante el juego diario. En el juego colaborativo, los niños resuelven un problema trabajando juntos para alcanzar un objetivo común. A diferencia del juego competitivo que involucra a ganadores y perdedores claros, todos ganan en el juego colaborativo.

El juego es una parte extremadamente importante del desarrollo. Es como aprenden los niños. El juego desarrolla las habilidades que los niños necesitan para mejorar sus capacidades emocionales, sociales, físicas y cognitivas. A medida que los niños crecen, es posible que no necesariamente progresen a través de los diferentes tipos de juegos de manera lineal. De hecho, es probable que se involucren en diferentes tipos de juego dependiendo de su personalidad y del entorno del juego.

El juego es una parte extremadamente importante del desarrolloEl juego es una parte extremadamente importante del desarrollo

La transición en la fase del juego

Es necesario tener algunos puntos en cuenta para que los niños puedan hacer una buena transición a esta fase del desarrollo, puesto que el juego colaborativo le ayudará a establecer buenas relaciones interpersonales con los demás en el futuro. Lo que se debe tener en cuenta para potenciar el juego colaborativo saludable en los niños es lo siguiente:

Compartir

Para cuidar a un niño a compartir, usa el término "compartir" en el sentido más preciso y exacto de la palabra: es decir, en colaboración. Si le pides a tu hijo que "comparta" una galleta que nunca volverá a ver (porque se la ha comido el otro niño) eso solo lo llevará a suponer que cuando comparten un juguete, tampoco lo recuperarán... Compartir se debe utilizar cuando recuperen lo que han prestado, y en caso de la galleta, sería más "dar una galleta".

Por turnos

Se necesita control de impulsos para que un niño pequeño pueda renunciar a algo que quiere ahora y esperar. Comienza poco a poco dando vueltas con una pelota hacia adelante y hacia atrás, lo que ayudará a tu niño pequeño a comprender que tendrán una oportunidad muy pronto de volver a jugar con la pelota.

Los niños suelen jugar juntos en el juego paraleloLos niños suelen jugar juntos en el juego paralelo

Establecer reglas

Una de las mejores formas de enseñar a los niños pequeños las reglas es no permitir que ganen todo el tiempo. Aunque al principio puede frustrar e incluso para algunos padres puede parecer un poco cruel, es una buena manera de presentar el hecho de que todos los juegos tienen reglas y que todos deben seguirlas.

Trabajo en equipo

Fomenta la colaboración sobre la competencia al enfatizar las ventajas del trabajo en equipo. Es posible que tu pequeño no tenga la edad suficiente para ayudar con las tareas domésticas, pero puedes promover un comportamiento de colaboración al juntar los juguetes y guardarlos.

Negociación

Esta es una habilidad que se aprende mejor a través del modelado. Dale a tu hijo una galleta y saca una rebanada de queso., quizá te pida también la rebanada de queso o prefiera la rebanada en lugar de la galleta. Tomará un tiempo para que tu hijo entienda el concepto de dar y recibir, pero es una habilidad que podrá poner a prueba en la escuela y en el parque.

Te puede interesar