Menú
Reglas de televisión para tus hijos si trabajas desde casa
Reglas de televisión para tus hijos si trabajas desde casa

CRIANZA

Reglas de televisión para tus hijos si trabajas desde casa

Si trabajas desde casa es posible que tus hijos vean demasiado la televisión, ¡se necesitan reglas para evitar que la televisión sea una niñera!

Si trabajas desde casa es posible que tengas la tentación de dejar la televisión a tus hijos como niñera. No te sientas culpable, es lo normal. Cuando el estrés del trabajo llama a tu puerta y tienes que estar también pendiente de tus hijos, es complicado hacerse cargo de todo al mismo tiempo.

Cuando hay tantos otros dispositivos electrónicos que un niño puede estar usando solo, los padres pueden sentirse cómodos en el sentido de ver televisión. Sin embargo, demasiada televisión sigue siendo un problema. Establecer reglas de televisión para tus hijos como parte de un conjunto más amplio de reglas de trabajo en casa te beneficia tanto a ti como a tus hijos. 

Aunque los niños probablemente preferirían no tener límites para la televisión, las reglas que restringen la visualización de la televisión les brindan más oportunidades para jugar independientemente y aprender a entretenerse... sin necesidad de depender del estímulo inmediato de una pantalla.

Se recomienda que los niños no vean más de 2 horas de televisión al día Se recomienda que los niños no vean más de 2 horas de televisión al día

Límites de tiempo ante el televisor

Se recomienda que los niños no vean más de 2 horas de televisión al día repartidos en diferentes momentos del día. Los límites podrían significar establecer un número particular de horas por día o permitir el tiempo de televisión durante ciertas horas o días de la semana. También puede significar que les permitas ver ciertos programas de televisión y otros no.

Consiste en que los niños sepan que ellos no tienen el control en cuanto a lo que ve en la televisión, si no que tendrán que hacer caso a tus recomendaciones, reglas y límites. Por ejemplo, hay familias que permiten la televisión únicamente en los fines de semana, otras después de comer o durante la merienda.

¿Qué se puede ver en la tele?

Los niños no deben ver cualquier cosa en la televisión, debe existir un filtro. Es posible que mientras estés trabajando no sepas bien si lo que ve está bien o no... En este sentido, es mejor programar con anticipación lo que va a ver tu hijo en la televisión en lugar de permitirle tener el mando a distancia.

Si le permites ver cualquier cosa es posible que acabe viendo cosas inapropiadas, ya que los cambios aleatorios de los canales no ayudará a que pueda ver programas que merezcan la pena.

¿Quién escoge ver el qué?

Si tienes más de un hijo y no quieres pasar tus días luchando de árbitro para ver quién escoge lo que se ve en la televisión... esta es una regla importante. Los niños a menudo inventan estas reglas, pero no siempre son justos. Si bien deseas motivar a los niños a resolver los conflictos por sí mismos, es posible que debas modificar las reglas para asegurarse de que todos tengan una oportunidad justa.

Un ejemplo puede ser que cada uno escoja un programa de televisión para verlo 20 minutos cada uno. Para que realmente sea ese tiempo, será necesario poner un temporizador para que suene al pasar el tiempo.

Alternativas a la televisión

Si bien a la mayoría de los niños les gusta la televisión, esta no es necesariamente la razón por la que ven. A menudo, van a ver programas de televisión que no les interesa simplemente por aburrimiento... Porque no saben cómo entretenerse por su cuenta.

La televisión puede ser tan hipnótica que simplemente olvidan qué otra cosa podrían hacer en su lugar. Así que ayúdalos planeando algunas actividades, como tiempo de lectura, para hacer manualidades, dibujar, pintar, escuchar audiolibros, hacer pompas en la terraza, etc.

Aplicar las reglas

Si tienes que seguir comprobando para asegurarte de que se siguen las reglas de tiempo de la TV, es probable que te retrases en tu trabajo. Debes explicar a tus hijos de forma clara que mientras trabajar podrán ver la televisión un tiempo delimitado y solo los que sean apropiados. Después de ese tiempo, si aún no has acabado de trabajar, tendrán que hacer las actividades de entretenimiento que nada tenga que ver con las pantallas o dispositivos electrónicos.

Asegúrate de dejar claro a tus hijos que la televisión es un privilegio que se debe ganar y si lo pierden por cualquier motivo, entonces no se verá. Además, ver la televisión solo puede corresponder a una pequeña parte del día.

Co-visualización

La co-visualización significa ver la televisión con tu hijo. La co-visualización les brinda a los padres la oportunidad de hablar sobre programas de televisión y también sobre los anuncios con niños para ayudarles a ser espectadores saludables y aprender a tener un pensamiento crítico sobre aquello que tienen delante, mientras ven la televisión.

Asegúrate de dejar claro a tus hijos que la televisión es un privilegio que se debe ganarAsegúrate de dejar claro a tus hijos que la televisión es un privilegio que se debe ganar

No te sientas culpable

Como decíamos al principio de este artículo no te sientas culpable si tus hijos deben ver la televisión un poco mientras tú trabajas. Trabajar desde casa no es sencillo y requiere mucha disciplina, constancia y sobre todo organización. Cuando los niños están en el colegio podrás aprovechar más el tiempo para trabajar, pero también deberás organizar tu día para atender a tus hijos.

Es por esto, que quizá no tengas todo el tiempo seguido que necesitas, ni tampoco toda la concentración que debieras para poder realizar tu trabajo al 100%. Pero recuerda que con una buena organización podrás conseguir buenos resultados sin necesidad de estresarte demasiado.

Debes cuidar tu salud emocional para que tus hijos vean que además de ser buen trabajador en casa, también eres capaz de atender sus necesidades e inquietudes. Cuando tengas que trabajar con ellos en casa, deberás organizarles a ellos también el tiempo, aunque sea a tu lado mientras juegan de manera independiente. Si no lo haces de esta manera, entonces tus hijos pensarán que les estarás desatendiendo, se sentirán en cierto modo, abandonados emocionalmente.

Para que esto no ocurra tendrás que explicarles a tus hijos la importancia de poder trabajar, porque es la única manera de poder ganar el dinero suficiente para poder pagar las facturas. Pero después de acabar tu horario de trabajo (establécete un tiempo y no lo rebases), podrás pasar más tiempo a su lado y disfrutar de tiempo de calidad juntos. Porque tus hijos también te necesitan y quieren pasar el tiempo a tu lado jugando, no solo con tu presencia mientras te encargas de otros asuntos.

Te puede interesar