Menú
Qué son los "bebés a la carta"
Qué son los "bebés a la carta"

BEBÉS

Qué son los "bebés a la carta"

Parece que tener "bebés a la carta" está más cerca de la realidad que de la ficción. Te lo contamos a continuación.

¿Te imaginas poder elegir los rasgos físicos de tu futuro hijo? Esto es algo que quizá, todavía suena a película de ciencia ficción. Sin embargo, desde hace tiempo se están realizando estudios que indican que, no solo es posible, sino que además, está más cerca de lo que se puede imaginar.

Qué son los bebés a la carta

Seguramente más de una vez habrás soñado en cómo serán tus hijos, si tendrán los ojos claros o si heredarán ciertos rasgos, como el pelo rubio o la piel clara. Todos los futuros padres y madres juegan a soñar con sus bebés, de alguna manera, esperando que su hijo tenga ciertas características físicas que se consideran más bellas.

Pues ahora bien, imagina que te ofreciesen la posibilidad de seleccionar el embrión más perfecto, físicamente, para que se convierta en tu futuro hijo. Esto es lo que se conoce como, bebés a la carta o lo que es lo mismo "jugar a ser Dios".

A pesar de que a día de hoy, todavía no es posible diseñar al bebé perfecto según las preferencias de cada uno, lo cierto es que en Estados Unidos ya se está ofertando la opción de los bebés a la carta en algunas clínicas de fertilidad. Algo que genera a partes iguales incredulidad y un importante debate moral. Puesto que la mayoría de las personas a las que se les ha preguntado al respecto en Estados Unidos, está en contra de la opción de los bebés a la carta.

Seguramente más de una vez habrás soñado en cómo serán tus hijosSeguramente más de una vez habrás soñado en cómo serán tus hijos

Cómo se crean los bebés a la carta

Hoy en día existe la selección de embriones, mediante técnicas de diagnóstico genético. Algo que no tiene nada que ver con los bebés a la carta. La diferencia principal es que en el caso de la selección embrionaria, no se modifica genéticamente ni se altera la cadena de ADN para obtener las características físicas deseadas.

La selección de embriones se utiliza en ciertos casos, como en parejas del mismo sexo que recurren a un donante de óvulos o de esperma o parejas con problemas de fertilidad. En este caso se selecciona el donante que pueda tener rasgos físicos similares a los futuros padres. Pero sin que exista manipulación genética del embrión, simplemente eligiendo aquel que en principio parece más apropiado según el especialista que vaya a realizar la transferencia embrionaria.

Por otra parte, existe lo que se conoce como diagnóstico genético preimplantacional. En este caso, se estudia el ADN del embrión con el objetivo de evitar que el bebé pueda padecer enfermedades de tipo genético, siempre graves y con riesgo de muerte. En ningún caso se modifica el embrión, tan solo se analiza mediante técnicas especializadas.

Esta es la diferencia más importante con los bebés a la carta, esta técnica en concreto se conoce como "técnica de edición genética". Literalmente se trata de analizar los genes del embrión, para poder modificarlos y alterarlos al gusto del consumidor.

La selección del bebé perfecto no es posible materialmenteLa selección del bebé perfecto no es posible materialmente

Los peligros de los bebés a la carta

A día de hoy, la selección del bebé perfecto no es posible materialmente, puesto que aún se encuentra en fase de experimentación. Por el momento, las pruebas se realizan en microorganismos y en animales, con los que se está comprobando cuáles son los efectos secundarios y los peligros que entraña el modificar genéticamente un embrión.

No obstante, en los últimos tiempos se ha utilizado esta técnica en un embrión humano. Concretamente para modificar un gen que produce una cardiopatía congénita. Precisamente por este caso, es por lo que se cree que la opción de los bebés a la carta está cada vez más cerca. Y lo que es más preocupante, que no se utilizará únicamente para evitar enfermedades muy graves a los futuros niños del mundo, sino que se utilizará para seleccionar los rasgos físicos a gusto del consumidor.

Y es aquí donde hay que valorar los peligros de seleccionar y modificar genéticamente el embrión. Lo primero de todo es que esta técnica solo estaría a la mano de unos pocos. Puesto que se trata de alta tecnología y esto ya se sabe que se traduce en escandalosamente caro. Es decir, los bebés a la carta estarán a disposición de aquellos que más dinero poseen, es decir, de unos pocos.

Por otra parte, crear bebés a la carta, seleccionando los atributos físicos que se consideran más bellos, el pelo rubio, la piel clara, los ojos azules, puede ser realmente peligroso para estos futuros bebés. Es decir, estas características físicas en principio están adaptadas a ciertos medios. En ciertas zonas del mundo, como en África, estos niños podrían tener serios problemas para adaptarse, con el riesgo de padecer diversos tipos de cáncer entre otras muchas patologías.

Para terminar, es fundamental no olvidarse de lo que supone crear seres humanos "perfectos", más bellos, fuertes, y capacitados que otros bebés creados de forma natural. Lo que sin duda, crearía una sociedad mucho más dividida de lo que ya es la actual, con ciudadanos de primera y de segunda clase, lo que evidenciaría aún más los estratos sociales existentes.

Quizá pienses que la selección de bebés a la carta sea algo de película, quizá lo veas muy lejano o quizá pienses que sea imposible. Pero la realidad es, que en clínicas estadounidenses ya se oferta esta posibilidad en un tiempo cercano. Lo que hace presuponer que los bebés a la carta, están más cerca de lo que se pueda imaginar.

Te puede interesar