Menú
Posibles efectos secundarios de la amoxicilina en niños pequeños
Posibles efectos secundarios de la amoxicilina en niños pequeños

MEDICAMENTOS

Posibles efectos secundarios de la amoxicilina en niños pequeños

Si tu hijo tiene que tomar amoxicilina no te pierdas cuáles son los posibles efectos secundarios de este tratamiento.

La amoxicilina es un medicamento antibiótico recetado que se usa para tratar diversas infecciones bacterianas de la nariz, garganta, oídos, piel y tracto urinario. En los niños, este medicamento generalmente se administra por vía oral en forma jarabe. La forma líquida de este medicamento se puede mezclar con un líquido frío, como fórmula, leche o zumo de frutas, para mejorar el sabor y que lo acepten los niños... Aunque normalmente se suele recetar este antibiótico a los niños pequeños que presentan infecciones debido a que tiene un sabor que es relativamente agradable, por lo que no suelen rechazarlo.

La cantidad de amoxicilina que recibe tu hijo se basa en su peso y debe ser determinada por el pediatra. Los efectos secundarios asociados con la amoxicilina son limitados, pero deben discutirse con el pediatra de tu hijo antes de comenzar el tratamiento. Es necesario que todos los padres sean conscientes que este antibiótico puede tener efectos secundarios y que hay que estar atentos a ellos porque si ocurren, se deberán tomar medidas. No se debe suspender el tratamiento con el antibiótico a menos que lo diga el médico.

Los efectos secundarios asociados con la amoxicilina son limitadosLos efectos secundarios asociados con la amoxicilina son limitados

A continiuación vamos a comentarte cuáles son los efectos secundarios más comunes que pueden derivar del tratamiento con amoxicilina. En caso de que veas que tu hijo tiene algunos de estos efectos secundarios, si ves que no mejoran y que solo empeoran, tendrás que llevarle al médico para valorar la situación.

Malestar estomacal

Mientras toma amoxicilina, tu hijo puede presentar malestar estomacal como efecto secundario de este medicamento. Tu hijo podría quejarse de que le duela la barriga o que no le interese comer su bocadillo favorito. También puede aparecer irritable o letárgica como resultado de este efecto secundario de la amoxicilina.

Diarrea

La amoxicilina puede causar diarrea en tu hijo. La diarrea puede hacer que tu hijo excrete heces acuosas o sueltas. Si tu hijo está tomando amoxicilina, es posible que debas cambiar el pañal de tu niño con más frecuencia de lo normal o puedes notar que tu hijo mayor necesita ir al baño con más frecuencia de lo normal.

La diarrea también puede causar dolor abdominal o hinchazón, lo que puede ser incómodo para tu hijo. Como resultado de este efecto secundario, puede quejarse de que no se siente bien o puede estar inquieto o irritable. Si estos síntomas persisten, tendrás que hablar con tu hijo. Si la diarrea es grave tendrás que llevarle a urgencias.

Normalmente para evitar diarrea se suele recomendar ultralevura una vez al díaNormalmente para evitar diarrea se suele recomendar ultralevura una vez al día

Normalmente para evitar diarrea se suele recomendar ultralevura una vez al día, en caso de que haya diarrea la ultralevura se deberá tomar dos o tres veces al día hasta que las heces se vuelvan normales. Aunque antes de tomar o darle ultralevura a tu hijo habla con el pediatra para que te indique qué dosis es la correcta teniendo en cuenta el peso y la edad de tu pequeño.

Reacción alérgica

Aunque es raro, en algunos niños puede ocurrir una reacción alérgica a la amoxicilina. Los síntomas de una reacción alérgica a este medicamento incluyen erupción cutánea (urticaria), dificultades para respirar, convulsiones, fiebre o hinchazón de los pies, manos o lengua. Si tu hijo desarrolla alguno de estos síntomas después de tomar amoxicilina, tendrás que acudir rápidamente a un centro sanitario de urgencias para evitar complicaciones medicas que puedan ser potencialmente mortales.

Además de tener todo esto en cuenta, si crees que tu hijo está desarrollando algunos síntomas o efectos secundarios que no están descritos y piensas que puede ser causado por la toma de amoxicilina, entonces es necesario que acudas a tu pediatra cuanto antes para explicarle los síntomas que crees que pueden estar asociados con la toma de amoxicilina. Recuerda que el tratamiento solo podrás suspenderlo si así te lo indica el pediatra, no lo hagas antes.

Te puede interesar