Menú
Cómo ayudar a tu hijo de 5 años a perder peso
Cómo ayudar a tu hijo de 5 años a perder peso

PERDER PESO

Cómo ayudar a tu hijo de 5 años a perder peso

Si tu hijo de 5 años tiene sobrepeso, así es cómo puedes ayudarle a que pierda esos kilos de más.

Un niño de 5 años está en pleno crecimiento y hay padres que no se preocupan si tienen sobrepeso pensando que cuando crezca y "estire" ya perderá toda esa grasa que le sobra ahora. En realidad, va algo diferente. Una vida saludable, una buena alimentación y hacer ejercicio regular es necesario para que un niño pueda perder peso, y lo que es más importante, pueda mantenerlo.

La obesidad infantil se ha convertido en uno de los mayores problemas de salud en todo el mundo. La genética, una dieta rica en grasas y azúcares, comer en exceso y vivir un estilo de vida sedentario puede contribuir a un niño con sobrepeso. La buena noticia es que puedes ayudar a tu hijo a perder el exceso de peso y comenzar una vida saludable promoviendo la actividad diaria y mejores elecciones de alimentos desde ahora mismo.

A continuación vamos a darte algunos consejos para que tu hijo de 5 años pueda perder peso y lo más importante, que lo haga de manera saludable y teniendo en cuenta su salud de ahora y la del futuro (tanto la salud física como la mental).

Un niño de 5 años está en pleno crecimientoUn niño de 5 años está en pleno crecimiento

Habla con el pediatra

Si piensas que tu hijo tiene más peso del que debería, lo primero que deberás hacer es ir al pediatra para que le hagan una evaluación y le midan el IMC (Índice de Masa Corporal). El pediatra valorará si está dentro de su peso o si pesa más de la cuenta. Además el profesional médico puede verificar cualquier problema médico subyacente que pueda estar causando el problema de peso de tu hijo y los posibles factores que contribuyen a la dificultad para perder peso. 

El médico también puede recomendar un peso saludable y proporcionar los pasos para lograrlo de manera saludable.

Limita el contenido calórico

Es importante que limites el contenido calórico diario de la dieta de tu hijo. Los niños de 5 años moderadamente activos, ya sean niños o niñas, necesitan entre 1.400 y 1.600 calorías diarias. La necesidad calórica diaria aumenta o disminuye, dependiendo de si tu hijo es activo o sedentario.

Opciones de alimento saludables

Es necesario que le des a tu hijo una variedad de opciones de alimentos saludables por cada comida y merienda que tome. Puedes proporcionarle frutas frescas, verduras y proteínas bajas en grasa y opciones lácteas. Cuando tu hijo quiera cereales, tostadas u otros productos de pan, ofrézcele siempre opciones integrales. 

Evita los alimentos con alto contenido de azúcar y grasas y limite la ingesta de postres y refrescos del niño. Anime al niño a beber agua en lugar de bebidas dulces.

Porciones pequeñas

Sirve porciones más pequeñas para las comidas de tu hijo. Anímale a comer despacio y eso le ayudará a darse cuenta cuándo se satisface el hambre. No le obligues a terminar sus comidas si no tiene hambre. Esto puede conducir a comer en exceso y al aumento de peso. Lo recomendable es reducir el tamaño de las comidas en alrededor del 10%.

Sirve porciones más pequeñas para las comidas de tu hijoSirve porciones más pequeñas para las comidas de tu hijo

Limita los comportamientos sedentarios

Es importante que como padre o madre, limites los comportamientos sedentarios. Permite que tenga solo 1 o 2 horas de televisión, videojuegos u otros intereses que signifiquen un comportamiento poco activo. Estos hábitos pueden llevar a un estilo de vida inactivo, que continuará hasta la adolescencia y la edad adulta.

Fomentar el ejercicio

Fomenta en la vida de tu hijo el ejercicio y las actividades más activas. Incluye al menos 60 minutos de actividad física en el día. Puedes usar una sesión larga de ejercicio o dividirla a lo largo del día. Puedes involucrar a toda la familia para realizar actividades que tu hijo disfrute. Los ejercicios pueden incluir deportes como fútbol o baloncesto, pasear, natación, jugar a las escondidas, pasear al perro de la familia y montar en bicicleta.

Te puede interesar