Menú
Los niños que no duermen bien puede tener más problemas de sobrepeso en el futuro
Los niños que no duermen bien puede tener más problemas de sobrepeso en el futuro

OBESIDAD

Los niños que no duermen bien puede tener más problemas de sobrepeso en el futuro

¿Cómo duermen tus hijos? Si no duermen bien es posible que tengan riesgo de padecer obesidad en el futuro.

No hace falta mirar hacia otra parte para ver la realidad más grande que puedes encontrar ahora mismo... en la sociedad, en casi todo el planeta, muchos niños (sobre todo en los países más desarrollados) tienen sobrepeso e incluso, obesidad infantil. La sociedad actual está anclada en una mala alimentación generalizada y vende productos como saludables cuando realmente no lo son.

Además de esto, el dormir también es muy importante para todos los seres humanos, pero sobre todo, para los niños. Cuando dormimos el cuerpo se regenera, el cerebro aprende y poner las cosas en su sitio y el organismo se equilibra. Si no se duerme lo suficiente todo esto se descompensa y puede dar lugar a que el metabolismo se ralentice, provocando, obesidad.

¿Cuánto duerme tu hijo?

En un estudio donde se investigó a 177.000 estudiantes, los investigadores encontraron vínculos entre la duración insuficiente del sueño y los perfiles de estilo de vida poco saludables entre niños y adolescentes. El estilo de vida poco saludable y los hábitos dietéticos incluían saltarse el desayuno, comer comidas rápidas, consumir dulces, así como aumentar el tiempo frente a la pantalla y tener sobrepeso u obesidad.

La Academia Americana de Medicina del Sueño recomienda que los niños de 6 a 12 años de edad duerman de 9 a 12 horasLa Academia Americana de Medicina del Sueño recomienda que los niños de 6 a 12 años de edad duerman de 9 a 12 horas

Aproximadamente el 40% de los escolares en el estudio durmió menos de lo recomendado. Los niveles de sueño insuficientes se asociaron con malos hábitos alimenticios, mayor tiempo de detección y obesidad en ambos sexos.

¿Cuánto sueño necesitan los niños?

La Academia Americana de Medicina del Sueño recomienda que los niños de 6 a 12 años de edad duerman de 9 a 12 horas regularmente para promover una salud óptima. Los adolescentes de 13 a 18 años deben dormir de 8 a 10 horas. En el estudio, derivado de una encuesta de salud escolar realizada en Grecia por 177.091 niños, entre las edades de 8 y 17 años, los niños que informaron que generalmente duermen menos de nueve horas por día y los adolescentes duermen menos de ocho horas por día. Esto se clasificó como de sueño insuficiente.

Nivel de condición física vinculado al sueño.

Los adolescentes con una duración de sueño insuficiente también tenían una condición física aeróbica y actividad física más bajas. El hallazgo más sorprendente fue que la condición física aeróbica estaba asociada con los hábitos de sueño.

En otras palabras, los mejores hábitos de sueño se asociaron con mejores niveles de aptitud aeróbica. Podemos especular que un sueño adecuado produce mayores niveles de energía durante el día. Por lo tanto, los niños que duermen bien son quizás más activos físicamente durante el día y, por lo tanto, tienen una mayor capacidad aeróbica.

El dormir también es muy importante para todos los seres humanosEl dormir también es muy importante para todos los seres humanos

Mejora la higiene del sueño de tus hijos

Como padres, debes proporcionar una buena guía del sueño para tus hijos. Deben aprender la importancia de dormir bien y lo suficiente para tener buena salud. Una vez que entiendan lo importante que es, es posible que comiencen a identificar cómo las horas de sueño les proporcionará bienestar físico y emocional.

A partir de ahora, habla con tus hijos y promueve un horario regular para que por las tardes se vayan a dormir siempre a la misma hora y se levanten también a la misma hora. Por la noche, cuando empiece a acercarse la hora de ir a la cama, será importante que las luces del hogar se rebajen, que no tengan en sus manos ningún dispositivo electrónico que puede interferir en su sueño, que se mantengan conversaciones tranquilas...

Por la noche, en la habitación de tus hijos no deben haber tampoco dispositivos electrónicos. Todos los dispositivos deberán estar apagados o sin utilizarse por lo menos una hora antes de meterse en la cama. Si tu hijo tiene problemas de conciliar el sueño después de hacer sus rutinas de noche, entonces la mejor opción es que lea un libro con luz tenue. De esta manera será más fácil que le entre el sueño y duerma plácidamente.

Te puede interesar