Menú
Cómo ayudar a un adolescente que ha tenido un colapso emocional
Cómo ayudar a un adolescente que ha tenido un colapso emocional

EMOCIONES

Cómo ayudar a un adolescente que ha tenido un colapso emocional

Sufrir un colapso emocional puede bloquear a cualquiera, sobre todo a un adolescente, ¿cómo puedes ayudarle?

Nadie está exento de sufrir un colapso emocional alguna vez en la vida. Cuando se siente que las circunstancias que se están viviendo comienzan a sobrepasarnos emocionalmente, parece que todo se complica y se entra en colapso emocional, con crisis de ansiedad y bloqueos mentales que no ayudan a que la situación mejore. Esto puede ocurrirle a un adolescente, pero ellos necesitan guía y orientación para poder salir de ese bucle de negatividad.

Los adolescentes son conocidos por tener emociones lábiles que a menudo cambian rápidamente de un estado a otro. Ya sea debido a cambios hormonales, problemas familiares, problemas de relación, estrés o las experiencias únicas de la adolescencia, los adolescentes pueden experimentar una variedad de emociones en solo unas pocas horas. 

Crisis emocionales

Pero al igual que los adultos, los adolescentes pueden experimentar crisis emocionales cuando las cosas se ponen demasiado pesadas o sienten que no pueden manejar la presión. Sin embargo, un colapso emocional no es un término clínico. El término generalmente se refiere a sentimientos combinados de agotamiento, estrés, depresión y / o ansiedad. Ayudar a tu hijo adolescente a lidiar con un colapso emocional muestra tu apoyo y preocupación y podría ayudarle a recuperarse.

A continuación vamos a comentarte algunos consejos que te permitirá ayudar a nivel emocional a un adolescente que está teniendo un colapso emocional. Cuando esto ocurre no es agradable para nadie y ellos, sobre todo, necesitan tu guía y orientación para saber cómo continuar y mejorar su bienestar emocional.

Habla tus preocupaciones con tu hijo adolescente

Habla sobre tus preocupaciones con tu hijo adolescente. Reserva un momento tranquilo para sentarte y hablar cuando puedas estar solo durante un período prolongado de tiempo. Si no quiere hablar, no fuerces el tema y no ofrezcas consejos no solicitados. Pero mantener abiertas las líneas de comunicación puede ser una forma importante de mostrar tu apoyo.

Pasar tiempo juntos

Pasad tiempo juntos haciendo algo divertido y agradable. No deben pasar todo el tiempo juntos hablando de problemas emocionales pesados. De hecho, su adolescente podría apreciar la oportunidad de dejar de pensar en sus preocupaciones. Deja que elija cómo le gustaría pasar un fin de semana o una noche contigo. Disfrutar del tiempo juntos puede ayudarle a sentirse seguro y apoyad, evitando que piense más de la cuenta.

Que duerma lo suficiente

Anima a tu hijo a que duerma lo suficiente y a seguir una dieta saludable. Demasiada cafeína o azúcar y muy poco sueño pueden exacerbar los síntomas de estrés, depresión y ansiedad. Compra una variedad de refrigerios saludables, como frutas y nueces, y evita comprar bebidas energéticas o productos cargados de azúcar. Trata de asegurarte de que tu hijo se mantenga a la hora de acostarse y duerma lo suficiente.

Habla a tu hijo sobre los efectos del estrés

Educa a tu hijo adolescente sobre los efectos del estrés. Las emociones fuertes o conflictivas, al igual que las presiones académicas y los problemas sociales, pueden ser una causa común de estrés. Ayudar a tu hijo a comprender los efectos del estrés es una de las formas más importantes en que los padres pueden ayudar. Hazle saber que tú estás aquí para ayudarle si se siente sobrecargado. Dile que no tiene que manejarlo todo solo.

Mantened horarios

Desarrolla un horario diario con tu hijo adolescente. Muchas veces, los adolescentes experimentan estrés porque sienten que tienen demasiado en sus platos y no saben cómo priorizar. Siéntate y habla sobre las prioridades y qué debe hacerse y cuándo. Debe aprender a hacer listas para priorizar las cosas que tiene que hacer y a medida que vaya haciéndolas tendrá que ir tachando esas cosas.

Habla con un profesional de salud mental

Consulta con un profesional de salud mental calificado si te das cuenta de que tus esfuerzos no resultan en cambios positivos. A veces, la situación puede ser abrumadora tanto para los padres como para los adolescentes, y no debes tener vergüenza en buscar ayuda profesional. 

Te puede interesar