Menú
Cómo ayudar a un adolescente que está autodestructivo
Cómo ayudar a un adolescente que está autodestructivo

ADOLESCENCIA

Cómo ayudar a un adolescente que está autodestructivo

Descubre cómo puedes ayudar a un adolescente autodestructivo a estar mejor y que sienta la vida con mayor felicidad.

Todos los adolescentes se sienten enfadados de vez en cuando y es normal. La ira es una emoción humana normal diseñada para ayudar a las personas a responder a amenazas y peligros. Pero cuando se sale de control, puede volverse destructivo. Los adolescentes que no saben cómo manejar sus sentimientos de ira y rabia pueden volcarse en sí mismos y participar en hábitos o situaciones autodestructivas, como el abuso de drogas o alcohol, el absentismo escolar o la participación en grupos callejeros. Puede ser difícil ver a tu hijo adolescente ir por el camino equivocado, pero no tienes que quedarte inmóvil y verlo sufrir y autodestruirse...

Ahora será cuando tu hijo adolescente más que nunca. A continuación vamos a explicarte las formas más básicas para empezar a ayudar a tu hijo y evitar que siga por el camino de la autodestrucción. Primero y antes que nada, deberás mantener la calma y ser paciente, tu hijo te necesita ahora más que nunca aunque no quiera mostrártelo.

Determina la razón de la ira de tu hijoDetermina la razón de la ira de tu hijo

Por qué tu hijo siente ira

Determina la razón de la ira de tu hijo. Identificar la causa es el primer paso para encontrar una solución para los comportamientos autodestructivos de tu hijo adolescente. Encontrar la razón es la principal responsabilidad de los padres en tales situaciones.

Habla sobre sus preocupaciones

Habla con tu hijo adolescente sobre tus preocupaciones. No esperes hasta que sea demasiado tarde o hasta que el comportamiento de tu hijo se descontrole por completo. Puede ser tentador para los padres negar los comportamientos destructivos o de actuación de sus hijos adolescentes, pero hablar con tu hijo de manera abierta, honesta y directa le muestra su preocupación y también le hace saber que su comportamiento es inaceptable.

Estable reglas y consecuencias claras

Establece reglas y consecuencias e informa a tu hijo adolescente sobre las mejoras que espera ver en su comportamiento. Lo ideal es comunicar claramente tus expectativas de comportamiento y hacer cumplir el pre consecuencias determinadas cuando estas expectativas no se cumplen.

Tu hijo adolescente, ¿está modelando tus propias conductas?

Examina si tu hijo adolescente podría estar modelando tus propios comportamientos autodestructivos o de enfado. No puedes ayudar a tu hijo adolescente si pierdes el control o explotas cada vez que te siente enfadado. Actúa como un modelo a seguir para tu hijo adolescente y reacciona con calma ante situaciones problemáticas.

Proporciona salidas saludables para tu hijo

Proporciona salidas saludables para la ira de tu hijo. Lo ideal es proporcionar ctividades como deportes, arte, escritura o incluso golpear una almohada. Si tu hijo tiene una salida, es menos probable que continúe participando en comportamientos autodestructivos.

Las hormonas de los adolescentes pueden hacer que tengan comportamientos problemáticosLas hormonas de los adolescentes pueden hacer que tengan comportamientos problemáticos,

Busca ayuda profesional

Si tus esfuerzos no resultan en una mejora en el comportamiento de tu hijo adolescente, consulta a un profesional de salud mental calificado que se especialice en trabajar con niños y adolescentes. La terapia para el manejo de la ira puede ayudar a tu hijo adolescente a aprender mejores habilidades y técnicas de afrontamiento para manejar su ira de manera efectiva.

Lo que debes recordar sobre todo, es que en ocasiones, las hormonas de los adolescentes pueden hacer que tengan comportamientos problemáticos, pero de ningún modo debe ser un patrón de comportamiento habitual. Aunque los adolescentes tengan un comportamiento fluctuante de vez en cuando, si te das cuenta de que tu hijo tiene un comportamiento demasiado agresivo o autodestructivo, no esperes que se le pase solo. Normalmente, cuando hay un mal comportamiento siempre hay razones emocionales detrás que causan malestar a tu hijo adolescente y será necesario encontrar esas causas subyacentes para ponerles solución lo antes posible. Tu adolescente te necesitará ahora más que nunca y deberás estar a la altura de las circunstancias para que tu hijo vuelva por el buen camino.

Te puede interesar