Menú
Esto es lo que NO debes hacer si tu hijo con TDAH está enfadado
Esto es lo que NO debes hacer si tu hijo con TDAH está enfadado

TDHA Y EMOCIONES INTENSAS

Esto es lo que NO debes hacer si tu hijo con TDAH está enfadado

Si tienes un hijo con TDAH sabrás que su educación no es fácil y cuando se enfada aún lo es menos... Si quieres que todo vaya bien, esto es lo que NO debes hacer en sus momentos de ira.

Los padres temen tener que lidiar con las crisis infantiles. Sin embargo, los padres de niños con TDAH pueden enfrentar más crisis que otros padres. Los niños con TDAH son más propensos a sufrir crisis por varias razones. A menudo, sus circuitos cerebrales para la regulación emocional son disfuncionales, lo que significa que se necesita menos para desencadenar un episodio de ira que dura más tiempo que otros niños.

Qué hacer y que NO hacer ante los enfados

Puede ayudar trabajar con niños en técnicas de relajación, como respirar profundamente o contar hasta diez a la primera señal de malestar. Es especialmente importante que practiquen estas habilidades cuando estén tranquilos. Estos niños a menudo no están totalmente sintonizados con lo que sucede a su alrededor. Como resultado, pierden información crítica que les hace malinterpretar una situación, reaccionando así a lo que piensan que está sucediendo en lugar de lo que realmente ha pasado.

Si tienes una discusión con tu hijo, tendrás que hacer pausas frecuentes para asegurarte de que entiende lo que estás diciendo. Haz preguntas para verificar la comprensión y motívale a que también te haga preguntas. Algunos niños con TDAH  carecen de la capacidad de ser flexibles, lo que hace que entren en modo de colapso cuando hay un cambio en la rutina o no ocurre un evento esperado. Por ejemplo, un niño puede estar pasándolo muy bien "haciendo travesuras" con su padre, pero no quiere detenerse cuando él siente que ha durado lo suficiente. Esto puede volverse en conflicto y provocar menos situaciones de juego y diversión en familia solo para evitar estos problemas.

Si tienes una discusión con tu hijo, tendrás que hacer pausas frecuentesSi tienes una discusión con tu hijo, tendrás que hacer pausas frecuentes

Además de todo esto, también es importante tener en cuenta algunos consejos como padre o madre que te ayudarán a lidiar mejor con los enfados de tu hijo con TDAH:

  • No pierdas la calma y respira profundamente varias veces. Esto desencadena la respuesta de relajación y reducirá tu propio nivel de ansiedad / ira y te permitirá pensar con claridad y modelar un comportamiento apropiado para tu hijo.
  • No reacciones de mala manera. Responde ante el acuerdo que tengas con tu hijo cuando hayan crisis de comportamiento y tendrás que seguir el plan. Como ejemplo, es posible que hayas decidido un programa de incentivos donde tu hijo puede ganar recompensas por seguir el plan de comportamiento. Los incentivos puede ser ganar puntos cada vez que él / ella pueda calmarse antes de tener una crisis. Los puntos ganados se pueden cobrar al final del día para una actividad deseada, como el tiempo frente a la pantalla o un regalo especial. Si no tienes un plan establecido, puedes responder diciendo: "Tenemos un problema aquí. Veamos cómo podemos resolver el problema JUNTOS ". Descubra cuál es la preocupación de tu hijo y qué es lo que le molesta. Así podréis encontrar la manera de abordarlo.
  • No seas demasiado autoritario. Cuando tu hijo esté molesto escucha con atención y responde con empatía. Pregúntale qué le ocurre para encontrar la solución a lo que le molesta juntos, negociando y buscando una solución donde todos ganen.
  • No exijas, sé flexible. A los niños con TDAH las normas y las reglas son fundamentales para que sepan qué se espera de ellos a cada momento, pero en ocasiones, también es buena idea que se tenga una actitud flexible para llegar a acuerdos. Si tu hijo comienza a comportarse bien, entonces elógiale puesto que no siempre debes llamarle la atención por cosas negativas, ¡refuerza la atención positiva con tu flexibilidad!
  • No te rindas. Mantente comprometido a criar a un niño con alguna necesidad especial, ya sea de desarrollo, psicológico o médico, requiere una gran cantidad de paciencia y fuerza para soportar y continuar manejando situaciones difíciles cuando surgen. Tienes que asegurarte de tener un buen sistema de apoyo. Deberás prioirzar un descanso de vez en cuando para hacer algo divertido y relajante.

No exijas, sé flexibleNo exijas, sé flexible

Además, trata de ver toda la situación desde la luna para ver el progreso que has logrado hasta ahora, y si eso se derrumba de vez en cuando puede ser un pequeño obstáculo en el camino para ayudar a tu hijo a aprender a lidiar con el día a día y con las circunstancias con las que encuentran. Si realmente te has comprometido a seguir un enfoque conductual bajo la guía de un proveedor de salud mental y no estás viendo progreso, no dudes en hablar de esto con el médico de tu hijo. Una referencia a un psicólogo para una evaluación integral puede descubrir otras condiciones que pueden necesitar ser abordadas. A veces, el TDAH puede diagnosticarse erróneamente, o un niño puede tener más de un trastorno que debe ser examinado.

Te puede interesar