Menú
Comportamiento agresivo vs. Comportamiento asertivo
Comportamiento agresivo vs. Comportamiento asertivo

EDUCACIÓN

Comportamiento agresivo vs. Comportamiento asertivo

Es muy importante que los niños aprendan a diferenciar el Comportamiento agresivo del comportamiento asertivo.

Es necesario que tus hijos aprendan la diferencia entre el comportamiento agresivo y el comportamiento asertivo, ya que comprenderlo y tenerlo en cuenta, puede marcar la diferencia en las relaciones sociales tanto del presente como del futuro. Las personas asertivas han adquirido las habilidades para expresar sus opiniones a los demás de manera respetuosa, mientras que aquellos que son agresivos atacan a otros y fuerzan sus opiniones sobre los demás.

Las personas asertivas tienen una mejor oportunidad de ganarse el respeto de quienes les rodean, ya que pueden defenderse a sí mismas mientras consideran las necesidades y puntos de vista de los demás. Entender esto es fundamental para que los niños aprendan a ser asertivos y no agresivos. Las personas agresivas pueden ser intimidantes; otros pueden comenzar a evitarlos porque a nadie le gusta estar con personas que provocan malestar emocional.

Los niños son seres muy emocionales y cuando se enfadan o se sienten molestos, reaccionan de manera natural a estos sentimientos intensos que tienen en su interior. Es por eso que hay que enseñarles a entender cómo se sienten para poner nombre a esas emociones y que de ese modo, les resulte más sencillo controlar cómo se sienten en cada momento.

Es necesario que tus hijos aprendan la diferencia entre el comportamiento agresivo y el comportamiento asertivoEs necesario que tus hijos aprendan la diferencia entre el comportamiento agresivo y el comportamiento asertivo

Todos tienen que estar bien

El comportamiento asertivo permite que todos se sientan cómodos y seguros, mientras que las personas agresivas tienden a buscar el control y salirse con la suya, incluso si eso significa lastimar a otros. Por ejemplo, si tu hijo tuvo un desacuerdo con un compañero de trabajo con respecto a un proyecto en el que estaban trabajando juntos, ser asertivos les permitirá a los dos evitar lastimarse y alcanzar su objetivo sin alienarse el uno al otro. 

Incluso si el resultado no está completamente a su favor, se sentirá respetado y valorado como persona porque su compañero de trabajo escuchó sus pensamientos y sentimientos con respecto al tema y viceversa antes de pensar juntos en una decisión.

Tener conciencia de las reacciones

Ser consciente de las reacciones de los que te rodean es una gran diferencia entre ser asertivo o agresivo. Las personas que son asertivas exudan confianza y seguridad en sí mismas; tienen contacto visual con aquellos con quienes están hablando y se resisten a reaccionar de manera negativa o explosiva. Las personas agresivas a menudo son contundentes, no están en sintonía con los demás y parecen tener una visión de túnel centrada en cuál debería ser su resultado deseado sin tener en cuenta los sentimientos o emociones de los demás.

Las personas agresivas pueden mirar de manera enfada o irritada a los demásLas personas agresivas pueden mirar de manera enfada o irritada a los demás

La mirada hacia los demás

Las personas agresivas pueden mirar de manera enfada o irritada a los demás, mientras que las personas asertivas generalmente parecen relajadas y abiertas incluso cuando se enfrentan a una situación estresante. Las personas agresivas pueden hablar en voz alta, interrumpir a otros o dominar la conversación. Sus expresiones pueden calmar a las personas al intimidarlas. Por ejemplo, un padre puede gritar y mirar a su pareja durante una discusión. En lugar de lidiar con el problema subyacente, la pareja ahora puede centrarse en cómo alejarse de él. 

Es más probable que las personas asertivas hablen en un tono de conversación tranquilo mientras usan expresiones que coinciden con lo que dicen. Durante un desacuerdo, una pareja podrá discutir el tema en cuestión sin necesidad de sentir miedo o tener ganas de salir corriendo de la situación para alejarse de quien le hace sentir mal.

Cuidado con las etiquetas

Una vez que alguien es etiquetado como una persona agresiva, puede ser difícil cambiarlo. Las personas agresivas a menudo parecen dominantes y ponen altas expectativas sobre los demás. Si no se cumplen esas expectativas, la persona agresiva puede tener una explosión de ira. Aprender a liderar a otros tomando suavemente las riendas y permitiendo que otros hablen y actúen abiertamente ayudará a la persona asertiva a ganarse el respeto de los demás. Esta es una habilidad útil y necesaria para todas las áreas de la vida, pero sobre todo, en la crianza de los hijos.

Te puede interesar