Menú
16 actividades de invierno para niños: cómo divertirse en casa
16 actividades de invierno para niños: cómo divertirse en casa

PASAR EL TIEMPO

16 actividades de invierno para niños: cómo divertirse en casa

Por que el invierno ya no es aburrido, con estas actividades los niños lo pasarán en grande en las frías tardes lluviosas... ¡en casa!

Jugando a las damasLos juegos de mesa nunca fallan, y hay muchos para elegir

El invierno está cada vez más cerca, y con el frío resulta más complicado pasar las tardes al aire libre. Para no exponerlos a las bajas temperaturas, y en consecuencia, a posibles resfriados y gripes, es mejor organizar las actividades para niños dentro de casa. A primera vista podría parecer más complicado divertirse bajo techo, pero nada más lejos de la realidad, las posibilidades son muy variadas. A continuación te traemos 16 ideas para que tus niños disfruten de su tiempo de ocio y aprendan a jugar en casa.

1. Jugar con plastilina

Con las nuevas tecnologías la plastilina ya parece cosa del pasado. Tú tienes la oportunidad de darla a conocer a tus hijos, ya que seguro que en tu infancia te lo pasabas pipa amasando y creando figuras con este material. ¿Sabes hacer plastilina casera?

2. Karaoke

¿A tus hijos les encanta cantar y bailar? Organiza una sesión de karaoke. Es una actividad para niños genial para divertirse y desestresarse. Si además les grabas en vídeo mientras interpretan a sus artistas favoritos tendrán un recuerdo muy bonito de su infancia.

3. Ver películas

Prepara palomitas, coged la manta y poneros cómodos en el sofá. Las películas no sólo entretienen si no que enseñan lecciones de vida, dan a conocer nuevos mundos y puntos de vista que tus hijos no podrían conocer de otra manera, inspiran y estimulan la inteligencia e interés del espectador. Tienes infinidad de películas para escoger, desde Bekia te recomendamos estas películas infantiles para ver en invierno.

4. Ver series

Con las series podéis hacer lo mismo que con las películas, sólo que requerirá más tiempo y compromiso, cosa que sin duda merecerá la pena. Si necesitas inspiración en Bekia te proponemos estas 6 series.

5. Tocar un instrumento

Aprender a tocar un instrumento musical tiene multitud de beneficios. Si tú tienes conocimientos musicales puedes enseñar a tu hijo. Si no, en internet encontraréis numerosos tutoriales con los que podéis probar. Podéis intentar tocar versiones de vuestras canciones preferidas, ¡o incluso componer vuestros propios temas! No sólo se divertirán tus hijos, también aprenderán una habilidad increíblemente positiva.

Foto en familia¡Convertíos en modelos con una sesión de fotos!

6. Aprender con un tutorial

Internet es una poderosa herramienta de conocimiento. Acéptala y navega por Youtube, donde, como ya hemos dicho, podrás encontrar infinidad de tutoriales de todo tipo. Tus hijos podrán aprender a hacer prácticamente cualquier cosa que quieran si siguen las instrucciones y tienen voluntad: desde completar el Cubo de Rubick, bricolaje o anudar una corbata hasta maquillar, hacer complicados peinados, papiroflexia o realizar buenas fotografías.

7. Reciclaje

Una buena idea para divertirse y redecorar un poco la casa al mismo tiempo es reciclar muebles o decoración que ya no uséis. Podéis pintarla de un nuevo color, añadirle papel pintado o decorarla con un dibujo. Esto despertará la creatividad en tus hijos y le dará un aire muy especial a tu hogar.

8. Crear una cápsula del tiempo

Para este invierno toda la familia podríais crear una "cápsula del tiempo". La idea es meter dentro de un recipiente seguro y resistente (un tupper o una caja bien cerrada e impermeable) recuerdos y cartas de toda la familia. Los niños pueden escribir cartas a su futuro yo, dejando por escrito lo que quieren ser cuando sean mayores, lo que quieren conseguir en la vida o lo que quieran hacer. También pueden escribir sobre el presente: cómo es el colegio, quiénes son sus amigos o qué les gusta hacer. Cuando la caja esté completa podéis enterrarla en algún sitio, pero tendréis que recordar dónde porque al cabo de cierto tiempo (el que vosotros escojáis, lo normal son varios años), tendréis que desenterrarla y rememorar 'los viejos tiempos'.

9. Cocinar dulces

Si se te da bien la cocina puedes enseñar a tus hijos a preparar dulces. En especial los cupcakes son fáciles y divertidos de cocinar.

10. Sesión de fotos

¿Son tus hijos muy fotogénicos? Aprovecha esa cualidad y organiza una sesión de fotos. Puedes utilizar ropa, disfraces y decorados varios. Tienes la opción de enfocar las fotos por distintas temáticas: un ejemplo habitual es hacerlo pensando en las estaciones del año con el fin de realizar un calendario.

11. Escribir cuentos

No hay nada para desarrollar la imaginación como escribir historias. Si tu hijo es muy creativo o quieres incitarle a que lo sea anímale a escribir algún cuento u obra de teatro corta. Si se decide por esta última opción incluso podríais organizar una pequeña representación con sus amigos.

12. Hacer un cortometraje

De la misma manera podría inclinarse más por lo audiovisual y escribir un guion. Sólo necesitáis una cámara -la del móvil valdrá- para realizar un cortometraje. Como es invierno podríais pensar en ideas para llevar a cabo en interiores, ya que si pasáis mucho tiempo fuera no pillareis muchas horas de luz y acabareis cogiendo frío.

Familia cocinando cupcakes¿Y si cocinamos unos riquísimos cupcakes?

13. Dibujo y pintura

Es una de las actividades para niños más clásicas. Busca material de todo tipo para que tus hijos puedan pintar. Ahora están en auge los libros para colorear, ya qué ha surgido una nueva ola de atractivas propuestas. Los Mandalas o las ilustraciones que se colorean por números también son alternativas interesantes. En Bekia también tenéis una selección de dibujos para imprimir y colorear.

14. Scrapbook

Una de las actividades para niños que se están poniendo más de moda últimamente es empezar un scrapbook. ¿Y qué es un scrapbook? Es un álbum de fotos al que se le añaden recortes, frases y dibujos bonitos para que, con todo esto, quede un agradable recuerdo físico de los años más dulces de tus hijos, al mismo tiempo que pueden divertirse haciéndolo. Hay un montón de material que podéis utilizar: papel de regalo, fotos familiares, lazos, pintura, washi tape, pegatinas...

15. Jugad a juegos de mesa

Si tus hijos pasan demasiado tiempo delante de una pantalla cámbiala por los juegos de mesa de toda la vida. El parchís, la oca, el Monopoly, Operación, Cluedo, Risk, el ajedrez, Quién es Quién, Hundir la Flota... seguro que tienes alguno de estos en casa con los que podéis jugar. También sería divertido completar un puzle todos juntos.

16. Practicar yoga

Que tus hijos no pasen demasiado tiempo al aire libre no significa que no puedan hacer ejercicio. Preparad la habitación poniendo música relajante y esterillas en el suelo y escoged un vídeo de yoga. Seguid las instrucciones del profesor y poned atención en realizar bien los ejercicios. Podéis acabar la sesión meditando un poco.

¡Con estas ideas de actividades para niños ya no tenéis excusa para jugar y pasároslo genial este invierno!

Te puede interesar