Menú
Crear zonas familiares libres de teléfono
Crear zonas familiares libres de teléfono

SIN TELÉFONO

Crear zonas familiares libres de teléfono

Los teléfonos y los dispositivos electrónicos están matando la comunicación en las familias, ¡basta ya! Es urgente crear zonas libres de teléfono en las familias.

Esto ya no es un consejo, ¡es una necesidad familiar! Deben haber zonas en los hogares que se conozcan como "zonas familiares libres de teléfono". Esto es clave para recuperar el tiempo familiar, algo tan importante pero tan subestimando hoy en día... Parece que las nuevas tecnologías se apoderan de todas las personas hasta el punto de desconectarlas totalmente unas de otras... aunque tengan la falsa sensación de que están más conectadas que nunca.

¿Te suena esta situación? Estás sentado cenando con tu familia y tu teléfono suena, lo coges y comienzas a chatear, entra una llamada y también lo coges. Estás metiendo a tu hijo en la cama.... ¡ y alguien te escribe un Whatsapp! Dejas a tu hijo en la cama para poder contestar el mensaje... mientras tu pequeño espera a que acabes de hacer eso que parece más importante que él... Sí, es igual de triste que cómo lo estás leyendo ahora mismo, y por eso, hay que cambiar esto lo antes posible. Nunca falla: la tecnología interrumpe nuestros momentos familiares más preciados.

Pon límites

Es cierto que tus dispositivos te dan la sensación de estar conectado todo el tiempo con todo el mundo, estás informado y comprometido con tu empresa... Bien. Pero, ¿qué pasa con tu entorno más cercano? Que tus dispositivos en realidad lo que hacen es desconectarte de lo que realmente importa: los tuyos.

Las comidas, las horas de acostarse e incluso el tiempo en el coche son las veces en las que necesitamos decir simplemente que no a los dispositivos móviles. Los niños comienzan a quejarse de la cantidad de tiempo que los padres pasan en sus teléfonos... ¡Y no es para menos! Si no se traza el límite en el teléfono, ¿quién lo hará? Crear zonas sin teléfono es clave para recuperar el tiempo familiar importante. También establece un ejemplo importante para los hijos.

Crear zonas sin teléfono es clave para recuperar el tiempo familiar importanteCrear zonas sin teléfono es clave para recuperar el tiempo familiar importante

Pon límites a tu teléfono, ¡que no controle tu vida!

Todos en la mesa

Si se come juntos en familia los niños crecen más felices, tendrán mejores notas en la escuela y seguirán un estilo de vida mucho más saludable. Los teléfonos en la mesa bloquean estos beneficios y matan literalmente la comunicación saludable entre unos y otros. La presencia del teléfono en la mesa aunque esté apagado, hará que las personas estén menos conectadas entre sí.

En este sentido, resulta imprescindible que cuando llegue la hora de comer o de cenar, los teléfonos se guarden en un lugar donde ni se vean, ni molesten. Solo se deberá coger una llamada cuando sea absolutamente importante y necesario... Si no, todo puede esperar, ¡pero tus hijos no! Todos deberán apagar sus teléfonos, silenciarlos o ponerlos en modo de "no molestar"... también se pueden meter los teléfonos en una caja mientras se cena o se come en familia.

Hay pruebas científicas de que la luz azul emitida por los teléfonos celulares interrumpe el sueñoHay pruebas científicas de que la luz azul emitida por los teléfonos celulares interrumpe el sueño

En el dormitorio

Hay pruebas científicas de que la luz azul emitida por los teléfonos celulares interrumpe el sueño. Dormir mal puede afectar el rendimiento escolar, el peso y el bienestar. Además, si los niños envían mensajes de texto con amigos hasta altas horas de la madrugada, es más probable que digan o publiquen algo que se arrepientan a la luz del día. 

Si bien es útil aprovechar los controles incorporados de los dispositivos para reducir el brillo y hacer que los colores sean más cálidos (es decir, menos azules), como en la configuración de luz nocturna, usar el teléfono sigue siendo una actividad estimulante y afectará el tiempo de sueño. Establece un tiempo específico antes de acostarse para que los niños apaguen sus dispositivos electrónicos.

En el coche

Además de peligroso usar el teléfono en el coche debería estar prohibido para todo el mundo. Ni hablar ni enviar mensajes de texto debería estar permitido mientras se conduce porque es simplemente, peligroso. Los teléfonos en el coche interfieren también en las conversaciones que puedes tener con tus hijos.

Aunque no estés cara a cara con ellos, sí puede ser un diálogo abierto para que ellos se sientan cómodos en contarte cosas. Guarda tu teléfono hasta que llegues a tu destino y tengas un momento de intimidad para usarlo. A veces en el coche se pueden tener conversaciones profundas y es mejor no arriesgar eso, ¿verdad? ¡Tus hijos también deberán guardar el teléfono hasta la próxima parada!

Te puede interesar