Menú
Trastornos de comportamiento disruptivo en los niños
Trastornos de comportamiento disruptivo en los niños

COMPORTAMIENTO

Trastornos de comportamiento disruptivo en los niños

¿Sabes qué es y cómo afectan los trastornos de comportamiento disruptivo en los niños? Te lo contamos a continuación.

Es normal que los niños tengan problemas de comportamiento como rabietas, mostrarse desafiantes, contestar y no escuchar... Todos los padres del mundo se pueden sentir familiarizados con este tipo de conductas ya que es normal e incluso saludable que sucedan. A medida que los niños van madurando son capaces de controlar mejor sus impulsos y evaluar los límites.

En algunos casos, los niños niños pueden mostrar un comportamiento que puede caer en la categoría de "comportamiento disruptivo o perturbador". Como sugiere el término, los comportamientos disruptivos son solo eso: comportamientos en el hogar, la escuela y en otros lugares que literalmente interrumpen el flujo normal de las cosas. 

Señales de trastornos del comportamiento disruptivo

Los niños con un trastorno de conducta disruptiva mostrarán un patrón repetitivo y persistente de enfados, desafíos, comentarios retrospectivos, manipulación y regulación problemática de sus emociones e incluso un comportamiento hostil o agresivo hacia los adultos y otros niños. Es básicamente lo que se puede ver en un niño típico, pero más intenso, más frecuente, más continuo y más difícil de controlar.

No es sorprendente que estos comportamientos tengan un impacto negativo en el desempeño de estos niños en la escuela y en el hogar y afecten a sus relaciones sociales con los padres, hermanos, maestros y compañeros. Los tipos más comunes de trastornos de la conducta disruptiva son un trastorno de oposición desafiante y un trastorno de la conducta.

Los niños con un trastorno de conducta disruptiva mostrarán un patrón repetitivoLos niños con un trastorno de conducta disruptiva mostrarán un patrón repetitivo

Los síntomas del trastorno de oposición desafiante

Los niños con trastorno de oposición desafiante tienen comportamientos que son menos agresivos que los trastornos de conducta, pero aún deben abordarse con intervenciones adecuadas a cada caso. Algunos síntomas son:

  • Rabietas frecuentes
  • Muestra de enfado
  • Discutir y cuestionar a los adultos constantemente
  • Residencia a la autoridad
  • Negarse a seguir las reglas o las instrucciones
  • Culpar a los demás por sus errores
  • Molestar a otros de forma deliberada
  • Buscar venganza
  • Actitud vengativa y rencorosa
  • Lo que hacen los demás también le molesta

El trastorno de conducta

El trastorno de conducta, en contraste, es más grave y puede estar asociado con actos violentos o agresivos. El trastorno de conducta a menudo se diagnostica como trastorno de oposición desafiante en niños más pequeños. Los niños que tienen un trastorno de conducta generalmente ignoran o abusan de los sentimientos de otras personas intencionalmente e ignoran los derechos de otras personas. Las señales comunes de un trastorno de conducta incluyen:

  • Agresión hacia otras personas (incluida el acoso o las amenazas)
  • Negarse a seguir las reglas o límites en el hogar y en la escuela
  • No querer hacer nada
  • Robar
  • Vandalismo
  • Abuso de sustancias
  • Atacar a otros
  • Acosar a otros
  • Abusar y agredir a los animales

Puede ser muy estresante tratar con un niño que es agresivo, impulsivo y desobedientePuede ser muy estresante tratar con un niño que es agresivo, impulsivo y desobediente

Qué hacer si crees que tu hijo puede tener un trastorno de conducta

  • Habla con tu pediatra. Puede diagnosticarle y proporcionarle información y asistencia adecuada.
  • Actúa ahora para abordar las preocupaciones. Los niños en edad escolar están desarrollando importantes habilidades académicas y sociales; cualquier cosa que interfiera con la capacidad de tu hijo para aprender, seguir instrucciones y hacer amigos puede tener un gran impacto en su desarrollo y en su desempeño en la escuela y en su vida futura.
  • Busca otras condiciones relacionadas. Los niños diagnosticados con TDAH pueden tener trastorno de oposición desafiante. Necesitas la información correcta para poder ofrecerle la atención que realmente necesita.
  • No minimices la gravedad de los trastornos de conducta. Si tu hijo actúa de manera agresiva o violenta, tendrás que tomar medidas de inmediato para proteger a quienes lo rodean y a él mismo. Habla con tu pediatra o con un profesional de salud mental pediátrico lo antes posible.
  • Hay soluciones. Muchos padres están lidiando con trastornos de conducta en este momento. Debes saber que hay muchos profesionales calificados que pueden ayudarte a encontrar una solución que funcione para tu familia. Los tratamientos pueden incluir terapeutas que trabajan con padres e hijos para ayudarles a establecer límites, fortalecer el vínculo entre padres e hijos y reducir las conductas disruptivas.
  • Cuídate. Puede ser muy estresante tratar con un niño que es agresivo, impulsivo y desobediente. Debes asegurarte de encontrar maneras de controlar tu propio estrés, ya sea caminando, hablando con amigos, meditando o haciendo yoga. Cuando estés enfadado toma unos momentos para calmar tus emociones antes de disciplinar a tu hijo.
Te puede interesar