Menú
Cómo enseñar a los niños la diferencia entre asertividad y agresividad
Cómo enseñar a los niños la diferencia entre asertividad y agresividad

AGRESIVIDAD

Cómo enseñar a los niños la diferencia entre asertividad y agresividad

Si los niños aprenden la diferencia entre la asertividad y la agresividad, se prevendría el acoso escolar o bullying.

Para algunos niños, ser asertivo es algo natural. Expresan fácilmente sus pensamientos y sentimientos y no tienen ningún problema en defender lo que creen. Mientras tanto, otros niños luchan por expresarse, especialmente sobre las cosas que les molestan. Pero necesitan aprender que está bien pedir lo que quieren. Del mismo modo, deben saber que es aceptable decir no a las cosas que no les gustan o que los hacen sentir incómodos.

Más asertividad y menos agresividad

Cuando se les enseña a los niños más asertividad se está evitando y previniendo que exista el acoso escolar. Estas habilidades son especialmente importantes cuando se trata de lidiar con problemas de acoso en cualquiera de sus vertientes. Se podría poner fin para siempre a las conductas ofensivas y a todas sus horribles consecuencias. Tu hijo necesita reforzar sus habilidades de asertividad, si no sabes cómo hacerlo, sigue leyendo para conseguirlo.

Cuando se les enseña a los niños más asertividad se está evitando y previniendo que exista el acoso escolarCuando se les enseña a los niños más asertividad se está evitando y previniendo que exista el acoso escolar

Resalta la diferencia entre asertividad y agresividad

Explica a tus hijos que las personas agresivas intentan obligar a otras a hacer lo que quieren aunque no deseen hacerlo. Hay quienes manipulan e intimidan a otros para obtener lo que quieren. En cambio, las personas asertivas se sienten cómodas compartiendo sus sentimientos. También se defenderán a sí mismos o a los demás contra la injusticia y pedirán lo que necesitan. 

Expresan con calma sus pensamientos y opiniones con una voz respetuosa y un lenguaje respetuoso. Es necesario que te asegures de que tus hijos saben cómo usar una voz fuerte y segura sin necesidad de gritar. Las personas asertivas también respetan las necesidades y deseos de otras personas. 

Deben tomar sus propias decisiones

El pensamiento crítico se constituye tomando decisiones. Capacita a tus hijos permitiéndoles tomar sus propias decisiones sobre las cosas que se les pide que deben hacer. Tienes que asegurarte de que tienen la capacidad suficiente para rechazar cualquier solicitud que pueda hacer que sienta incomodidad. Tu hijo debe saber que tiene libertad en su toma de decisiones y que si alguien le dice de ir al cine y no quiere ir puede contestar diciendo algo como: 'gracias, quizá la próxima vez'.

Para practicar la toma de decisiones en el hogar, intente darle opciones a tu hijo en el ámbito familiar. Si constantemente tomas decisiones para tu hijo, es más probable que permita que sus amigos también tomen decisiones por él.

Hazle saber que tiene derechos

Asegúrate de que tus hijos saben que tienen derecho a decir 'no'. Tu hijo también tiene derecho a ser tratado con respeto, a expresar sus sentimientos, a expresar sus necesidades y a sentirse orgulloso de quién es. Si una amiga, un acosador o incluso un novio no respeta sus derechos, entonces necesita cuestionar su relación con esa persona. Las personas asertivas no permiten que otros pisoteen sus derechos. Aprenden a enfrentarse a los acosadores y otras personas irrespetuosas y saben cómo defenderse cuando lo necesitan.

Desarrollar autoestima es un componente crucial para la prevención del acoso escolarDesarrollar autoestima es un componente crucial para la prevención del acoso escolar

Potenciar una buena autoestima

Desarrollar autoestima es un componente crucial para la prevención del acoso escolar. También es esencial para la asertividad. No puedes esperar que tu hijo se defienda por sí mismo o por lo que cree si no tiene autoestima. Para desarrollar la autoestima en tu hijo, escucha lo que tiene que decir siempre. 

Anímale a pensar por sí mismo. Hacerlo demostrará que sus pensamientos, sentimientos y opiniones son importantes para ti y para todos. Se sentirá más cómodo si confía en quién es. Fomenta la autoexpresión en el hogar donde sea seguro ser auténtico. Esto ayuda a fomentar la confianza y permite que tu hijo practique ser verdadero con los demás.

Practicar la asertividad

La asertividad es una habilidad que se puede aprender por lo que se tiene que practicar en casa. Practica en casa las situaciones en las que tu hijo puede enfrentarse en la escuela. Por ejemplo, simula ser un maestro y pide a tu hijo que pida ayuda. O finge ser un acosador y haz que tu hijo practique defendiéndose. Practicar la asertividad ayudará a tu hijo a acostumbrarse a expresar sus necesidades en un ambiente seguro. También le da su experiencia de ser asertivo para que cuando llegue el momento de afirmarse.

Te puede interesar