Menú
Trastorno de relación social desinhibida en niños
Trastorno de relación social desinhibida en niños

TRASTORNOS

Trastorno de relación social desinhibida en niños

¿Sabes qué es el trastorno de relación social desinhibida en niños y cómo puede afectarles? Es un trastorno poco común pero puede ocurrir.

Los niños de manera natural deberían tener un miedo saludable a las personas que no conocen, es habitual que los niños sean cautelosos con los desconocidos. En cambio, hay niños que no tienen miedo a los desconocidos y que interactúan con ellos... y es a causa de un trastorno de relación social desinhibida... Este trastorno provoca que no les tengan miedo a los extraños.

Los niños con este trastorno se sienten cómodos con personas desconocidas y no se lo pensarían dos veces en aceptar irse con un extraño, algo que es por supuesto, muy peligroso. Esta amistad con personas que no conocen puede convertirse en un grave problema de seguridad si no se trata el trastorno correctamente.

No tienen preferencia por los cuidadores

La mayoría de los niños buscan consuelo y contacto con sus cuidadores principales. Un niño pequeño que se hace daño buscará a sus padres o a un adulto de referencia para que le dé consuelo y le ayude a sanar la herida... en cambio, un niño con un trastorno de relación social desinhibida puede llegar a un completo extraño para recibir apoyo emocional. 

Puede decirle a un transeúnte al azar que está herido y pedir ayuda o puede sentarse en el regazo de un extraño y comenzar a llorar. Esto puede ser muy confuso y angustioso para un cuidador. ¿Por qué un niño interactuaría con adultos desconocidos sin dudar un momento?

La mayoría de los niños buscan consuelo y contacto con sus cuidadores principalesLa mayoría de los niños buscan consuelo y contacto con sus cuidadores principales

Señales del trastorno de relación social desinhibida

El trastorno de relación social desinhibida es un subtipo del trastorno de apego reactivo, aunque ahora ya se diagnostica de manera individual al éste. Un niño deberá tener un patrón de comportamiento que involucre acercarse e interactuar con adultos desconocidos y al menos dos de las siguientes señales:

  • Reticencia reducida o ausente al acercarse e interactuar con adultos desconocidos.
  • Comportamiento verbal o físico demasiado familiar que no es coherente con las fronteras sociales apropiadas y sancionadas culturalmente.
  • Disminución o ausencia de la consulta con un cuidador adulto después de aventurarse, incluso en entornos desconocidos.
  • Facilidad para irse con un adulto desconocido con un mínimo o ningún titubeo.

Un niño solo cumplirá con los criterios para un trastorno de relación social desinhibida

si esos comportamientos no se derivan de un problema de control de impulsos. Entonces, mientras un niño con TDAH se va corriendo en el parquey se olvida de estar cerca de su madre, un niño con un trastorno de relación social desinhibida se alejará sin darle un segundo pensamiento a la madre porque no siente la necesidad de asegurarse de que esté cerca.

Los niños pequeños no son buenos para identificar a  los depredadoresLos niños pequeños no son buenos para identificar a  los depredadores

Causas

Es posible que los niños padezcan este tipo de trastorno sea por haber experimentado un historial de abandono como por ejemplo:

  • La negligencia social, incluida la falta persistente de tener cubiertas las necesidades emocionales básicas para la comodidad, la estimulación y el afecto que deben estar satisfechas por los cuidadores adultos.

  • Cambios repetidos de cuidadores primarios que limitan las oportunidades para formar vínculos estables.

  • Crianza en entornos inusuales que limitan las oportunidades para formar vínculos estrechos, como un orfanato.

Si un niño muestra el comportamiento durante más de 12 meses, el trastorno se considera persistente. También se puede describir como grave cuando un niño presenta los síntomas en niveles relativamente altos.

Debido a que este tipo de trastorno suele deberse a causa de la negligencia, puede ocurrir junto con otros trastornos como retrasos cognitivos, retrasos del lenguaje, desnutrición y problemas emocionales y de comportamiento.

Dificultad para distinguir quién es digno de confianza

Los niños pequeños no son buenos para identificar a  los depredadores. Pero, la mayoría de ellos se mantienen cautelosos con las personas que no conocen. Los niños hacen evaluaciones iniciales sobre la confiabilidad de un individuo basándose en la apariencia de una persona. Son capaces de emitir juicios sobre si un extraño se ve amable o no según la cara que tenga.

Pero los niños con este trastorno no son capaces de discriminar entre alguien que se ve amable y seguro de alguien que se ve malvado e indigno de confianza. Estas dificultades con el reconocimiento facial pueden contribuir a que estén dispuestos a hablar con extraños o a relacionarse con personas desconocidas, ya que suponen que todos son agradables.

Te puede interesar