Menú
La teoría de Baumrind y los estilos de crianza
La teoría de Baumrind y los estilos de crianza

CRIANZA

La teoría de Baumrind y los estilos de crianza

No te pierdas la teoría de Baumrind y cuáles son los estilos de crianza que descubrió, ¿te reconoces?

Diana Baumrind estudió psicología social, clínica y del desarrollo a fines de la década de 1940 y principios de los 50. Ella eligió la investigación después de graduarse con un doctorado porque sentía que le daría flexibilidad para cuidar a sus hijas. Durante la década de 1970, realizó amplios estudios sobre las interacciones entre padres e hijos en el hogar. Baumrind desarrolló la teoría de que había cuatro tipos principales de estilos de crianza y que las diferencias en los estilos de crianza explicaban la forma en que los niños funcionaban social, emocional y cognitivamente.

A continuación vamos a hablar sobre los estilos de crianza que descubrió Diana Baumrind y cómo estos estilos de crianza han llegado hasta día de hoy. De hecho, siguen siendo estilos de crianza habituales en todas las familias del mundo, ¿te reconoces en alguno de ellos o los combinas sin darte apenas cuenta?

El estilo autoritario se considera el estilo de crianza El estilo autoritario se considera el estilo de crianza "ideal"

Cuatro dimensiones, cuatro estilos

Baumrind sintió que había cuatro dimensiones de las interacciones entre padres e hijos: control parental, demandas de madurez, claridad de comunicación y crianza. El "control parental" está relacionado con cuestiones tales como la aplicación de reglas. La "demanda de madurez" es la expectativa de los padres de que los niños rindan a su máximo potencial. 

La "claridad de la comunicación" refleja la disposición de los padres para comunicarse con sus hijos, solicitar sus opiniones y utilizar el razonamiento para obtener el comportamiento deseado. "Crianza" se relaciona con las expresiones de calidez y aprobación de los padres, y con la protección del bienestar físico y emocional de los niños, como si fuese una nutrición emocional necesaria. Utilizando estas cuatro dimensiones, Baumrind identificó cuatro estilos de crianza: flexible o democrático, autoritario, permisivo-indulgente y permisivo-no involucrado.

Crianza flexible o democrática

El estilo autoritario se considera el estilo de crianza "ideal" y parece producir niños con altos niveles de autosuficiencia y autoestima, que son socialmente responsables, independientes y orientados al logro.

Los padres democráticos establecen expectativas claras y tienen altos estándares. Supervisan el comportamiento de sus hijos, usan la disciplina basada en el razonamiento y alientan a sus hijos a tomar decisiones y aprender de sus errores. También son cálidos y cariñosos, tratan a sus hijos con amabilidad, respeto y afecto.

Crianza autoritaria

Aunque la palabra suena similar, la crianza autoritaria es diferente en muchos aspectos de la crianza democrática. El padre autoritario tiende a establecer reglas rígidas, exigir obediencia y usar estrategias como la retirada del amor o la aprobación para obligar a un niño a conformarse. 

Es más probable que estos padres usen castigos físicos o insultos verbales para obtener el comportamiento deseado. Carecen del calor del padre autoritario y pueden parecer distantes a sus hijos. Los niños con padres autoritarios pueden portarse bien, pero también es probable que estén de mal humor y ansiosos; tienden a ser seguidores en lugar de líderes... además, cuando llegan a la adolescencia pueden tener un comportamiento rebelde e inestable.

El padre permisivo-indulgente se desborda en el calor de los padresEl padre permisivo-indulgente se desborda en el calor de los padres

Crianza permisiva-indulgente

El padre permisivo-indulgente se desborda en el calor de los padres. Este padre puede ser abiertamente cariñoso y amoroso, pero establece pocos o ningún límite, incluso cuando la seguridad del niño puede estar en riesgo. Los padres indulgentes permisivos hacen pocas demandas de madurez o rendimiento, y a menudo no hay consecuencias por el mal comportamiento. Los hijos de padres permisivos a menudo tienen problemas para controlar sus impulsos; pueden mostrar inmadurez y ser reacios a aceptar la responsabilidad.

Crianza permisiva no involucrada

La paternidad permisiva no involucrada, también llamada simplemente "paternidad no involucrada", se caracteriza por la misma falta de límites o demandas que se observan en el estilo permisivo-indulgente. Sin embargo, el padre no involucrado muestra poca o ninguna calidez parental. 

En su extremo, el estilo no involucrado puede ser negligente o implicar un rechazo directo del niño. Es probable que los niños con padres no involucrados tengan bajos niveles de funcionamiento en muchas áreas. Tienden a tener un mal desempeño en la escuela y, particularmente cuando pasan a la escuela secundaria, tienen más probabilidades de exhibir un comportamiento delincuente y de estar deprimidos.

Te puede interesar