Menú
Por qué se taponan los oídos a los niños durante el verano
Por qué se taponan los oídos a los niños durante el verano

OÍDOS

Por qué se taponan los oídos a los niños durante el verano

A continuación vamos a explicarte por qué se taponan más los oídos en verano. ¡Así podrás saber cómo evitarlo!

Con la llegada del verano, los niños se lo pasan en grande durante horas y horas ya sea en la piscina o en la playa. El gran problema de ello es que sus oídos se acaban resintiendo y se taponan.

El tener los oídos taponados, suele provocar una gran molestia en los pequeños, por lo que se trata de un problema que se debe solucionar lo más pronto posible. Acto seguido, te explicamos qué deben hacer los padres si observan que sus hijos tienen los oídos taponados.

Por qué se les taponan los oídos a los niños

El taponamiento en los oídos se puede producir por diversas actividades tales como el practicar buceo o volar en avión. En la mayoría de los casos, esta molestia tiende a desaparecer con el paso de los días. Sin embargo,oy en muchos niños el citado taponamiento puede provocarles fuertes dolores y si no se trata a tiempo, tener ciertas consecuencias como es el caso de una pequeña sordera.

El tener los oídos taponados, suele provocar una gran molestia en los pequeñosEl tener los oídos taponados, suele provocar una gran molestia en los pequeños

Durante los meses de verano es bastante habitual que los niños sufran de tal taponamiento en sus oídos. Si dicho problema no desaparece con el paso de los días o los síntomas se agravan, es importante el acudir al pediatra para que sea tratado lo más pronto posible. En muchas ocasiones, tal problema en los oídos se debe a otro tipo de afecciones tales como la sinusitis o procesos alérgicos.

Consejos para aliviar el taponamiento en los niños

En el caso de que a tu hijo se le taponen los oídos con mucha facilidad, es bueno que sigas los siguientes consejos:

  • Los expertos aconsejan el poner tapones de silicona o de cera en los oídos, cuando los niños se metan en el agua. Antes de usarlos, es aconsejable el limpiar bien los oídos de posibles restos de cera, para evitar de esta manera una posible infección.

    Los tapones deben conservarse de una manera higiénica y quitarlos cuando el niño salga del agua. Acto seguido, es importante el secar y eliminar toda la humedad de la parte externa del oído.

  • Si a tu hijo se le taponan los oídos es aconsejable el intentar que la presión vuelva de nuevo a equilibrarse. Es por ello que el niño debe intentar bostezar o taparse la nariz y la boca y expulsar el aire por los oídos. El masticar algo también puede ayudar a aliviar el posible taponamiento en los oídos.
  • Otro de los consejos que ayudarán al niño a evitar molestias, consiste en recostarlo sobre el lado del taponamiento. Ello unido al calor que se genera, hará que el agua que pueda tener en el oído salga hacia fuera y desaparezca el taponamiento.
  • Queda totalmente prohibido el meter ciertos objetos o bastoncillos con el fin de destaponar el oído. Se trata de una zona bastante delicada y puedes provocar lesiones bastante graves.

Cómo cuidar los oídos de los niños en verano

Aparte del citado taponamiento a causa del tiempo que pasan debajo del agua, ya sea en piscinas o en la playa, hay otra serie de problemas que pueden aparecer en los oídos:

Si a tu hijo se le taponan los oídos es aconsejable el intentar que la presión vuelva de nuevo a equilibrarseSi a tu hijo se le taponan los oídos es aconsejable el intentar que la presión vuelva de nuevo a equilibrarse
  • La otitis debido al agua de las piscinas es bastante frecuente en los niños. Los síntomas son fuertes dolores en el oído unido a la secreción de un líquido amarillento fruto de la infección.
  • La formación de tapones de cera es bastante frecuente por la acumulación de cera en los oídos de los niños. El agua entra y lo absorbe la cera provocando el citado tapón.
  • El uso excesivo del aire acondicionado puede llegar a provocar ciertas afecciones en los oídos de los niños. Para evitar esto, es conveniente que el aire no les dé directamente y mantener la estancia lo más húmeda posible.
Te puede interesar