Menú
Mentiras sobre los padres que se quedan en casa
Mentiras sobre los padres que se quedan en casa

PADRES

Mentiras sobre los padres que se quedan en casa

Hay algunas mentiras que se creen en cuanto a los padres que se quedan en casa al cuidado de los hijos y el hogar... ¡basta ya!

Cada vez es más aceptado, pero hay quienes aun lo miran con recelo: padres que se quedan a cargo del hogar y de los hijos. Desagraciadamente esto no está exento de críticas o juicios. Las opiniones de otros pueden hacer que los papás que se quedan en casa se sientan como marginados en el mundo de la crianza de los hijos. Puede ser difícil no reaccionar o sentirse maltratado, pero la forma en que maneja estos comentarios puede ayudarte a sentirte más cómodo en el papel que estás teniendo en esta etapa de tu vida.

Por eso, vamos a contarte las mentiras principales que algunas personas pueden pensar o que las malas lenguas pueden decir...

  1. Te pasas el día sentado viendo deportes. Además de que no a todos los hombres les gustan los deportes, esto no es cierto... de hecho, la televisión solo se enciende para poner canciones infantiles. Quizá, cuando los niños están durmiendo puedes ver algo de televisión...

  2. Tu pareja prefiere que te quedes en casa. Esto es por culpa de los estereotipos de género.Así como hay hombres que no necesariamente quieren quedarse atascados en la oficina todo el día y prefieren cuidar a los niños, hay mujeres que quieren avanzar en sus carreras. Aunque a la mujer le gustaría pasar más tiempo con los niños, han decidido esto por el bien de todos.

  3.  La sociedad avanza pero parece que las mentes siguen ancladas en el pasado La sociedad avanza pero parece que las mentes siguen ancladas en el pasado

  4. Todos los hombres prefieren trabajar. La mayoría de los papás que se quedan en casa pueden decirte que conocen a un amigo, ex compañero de trabajo, conocido o familiar que les ha dicho que les encantaría cuidar a los niños si pudieran... así que no todos quieren trabajar en una oficina si pueden evitarlo.

  5. Un hombre no cuida a los hijos igual de bien que una madre. Obviamente esto no es cierto, y un hombre está igual de capacitado que una mujer para cuidar de los hijos comunes.

  6. Debería buscar un trabajo de verdad y colaborar en el dinero de casa. Una vez más, a las personas les cuesta comprender que un padre querría quedarse en casa. A veces es difícil encontrar apoyo para la decisión o encontrar la respuesta correcta. Te dirán que no deberías hacer eso y te pasarán ofertas de trabajo para que "hagas algo productivo".

  7. i te quedas en casa pensarán que no tienes motivacionesi te quedas en casa pensarán que no tienes motivaciones

  8. No tienes motivaciones ni aspiraciones en la vida. Si te quedas en casa pensarán que no tienes motivaciones pero una cosa no quita la otra, porque puedes tener aspiraciones y motivaciones en la vida que no tengan que ver con una situación laboral.

  9. Solo cuidas de los hijos. Sí, la mayoría de los niños son vigilados por mujeres. Pero pensar automáticamente que un padre, incluso uno que no se queda con los niños a tiempo completo, solo estaría con los niños si estuviera cuidando niños, muestra cuán profundo es el estereotipo de la crianza. No se trata de cuidar a los hijos, se trata de administrar un hogar en todas sus vertientes.

  10. No es masculino. Este es un concepto erróneo de quedarse en casa siendo padre. Quienes piensan que cuidar de los niños es un trabajo de mujeres, está claro que se ha quedado anclado en el pensamiento del siglo pasado. ¿Son los hombres quienes deben ganar dinero y si no lo haces no eres un hombre? ¡No tiene sentido! La sociedad avanza pero parece que las mentes siguen ancladas en el pasado...Estas declaraciones inapropiadas son suficientes para que nadie esté seguro de lo que hace, pero no caigas en esta trampa social. Es fácil sentirse derrotado por este estereotipo en lo que ya puede ser un rol aislante. Una gran defensa es demostrar que tienes una comprensión de la importante tarea de asegurarte de que los niños crezcan bien, es tan importante y gratificante para un trabajo como cualquier otro. Estás cuidando de tu familia. ¿No cae eso bajo el paraguas de lo que un hombre debe hacer?
Te puede interesar