Menú
Cómo afectan los mensajes de texto en la vida social de los adolescentes
Cómo afectan los mensajes de texto en la vida social de los adolescentes

ADOLESCENCIA

Cómo afectan los mensajes de texto en la vida social de los adolescentes

Los mensajes de texto en la actualidad, ¿afectan a la vida social de los adolescentes? Te lo contamos a continuación.

Los adolescentes se están acostumbrando a hablar con sus amigos a través de mensajes de texto, ya sea por aplicaciones como Whastapp o el chat del Facebook. De hecho, la mayoría de los adolescentes de hoy prefieren enviar mensajes de texto que hablar algunos temas cara a cara. Piensan que de esta manera se pueden expresar mejor, pero en realidad lo que están haciendo es perder importantes habilidades sociales.

Más de la mitad de estos adolescentes envían mensajes de texto diariamente. Con los mensajes de texto que superan otras formas de comunicación, debe preguntarse cómo este cambio tecnológico altera las vidas sociales y el comportamiento de los adolescentes de hoy en día y del futuro.

Los pulgares de los adolescentes se mueven a la velocidad del rayoLos pulgares de los adolescentes se mueven a la velocidad del rayo

Patrones de mensajes de texto para adolescentes

La gran mayoría de los adolescentes (y también de los adultos), utilizan el teléfono para enviar mensajes de texto. Es decir, utilizan más el terminal para mandar mensajes que para hacer llamadas o hablar por teléfono de forma más directa.

Los pulgares de los adolescentes se mueven a la velocidad del rayo... Es increíble pensar que uno de cada tres adolescentes envía más de 100 mensajes por día. En general, las niñas envían mensajes de texto de forma más habitual que los niños, enviando y recibiendo 80 mensajes por día, en cambio los adolescentes varones reciben una media de unos 30 mensajes.

Impacto social

Enviar mensajes de texto significa que los adolescentes nunca están solos. Sentirse constantemente conectado con amigos puede ser una bendición social, pero el acceso las 24 horas del día, los 7 días de la semana y la percepción de estar siempre disponible tienen sus desventajas y ventajas, especialmente con la falta de comunicación. 

Por ejemplo, un adolescente puede enfadarse con un amigo por no responder de manera inmediata y constante a los mensajes, sin tener en cuenta que el que está ausente puede estar dormido o haciendo otras cosas que le impidan tener acceso al teléfono en ese momento. El contacto incesante con amigos y la obtención de múltiples opiniones sobre cada tema pueden afectar las habilidades de toma de decisiones de los adolescentes, ya que pueden sentirse inseguros o incapaces de pensar las cosas por su cuenta y confiar en su criterio.

Más efectos sociales

Con más adolescentes que prefieren el texto para hablar, aumenta la preocupación sobre si este fenómeno frena el crecimiento emocional. La escasez de conversaciones cara a cara puede impedir que los adolescentes aprendan a leer las expresiones faciales, el lenguaje corporal o los matices del habla y desarrollen la empatía, una habilidad que se aprende al observar el comportamiento en otras personas. 

La confianza en sí mismo también puede verse erosionada por el contacto constante a través de mensajes de texto, lo que hace que los adolescentes dependan demasiado de sus amigos y no fomenten un sentido de independencia.

Enviar mensajes de texto significa que los adolescentes nunca están solosEnviar mensajes de texto significa que los adolescentes nunca están solos

Mensajes de texto y comportamiento arriesgado

Un estudio publicado en 2010 por la Asociación de Salud Pública de Estados Unidos informó que los mensajes de texto hipertextos, que se envían más de 120 veces al día, pueden aumentar el riesgo de fumar, beber y consumir drogas, la violencia física y la actividad sexual. De los adolescentes encuestados, los hipertequiadores tuvieron el doble de probabilidades de haber experimentado con alcohol y tres veces más probabilidades de haber tenido relaciones sexuales que los adolescentes que enviaban mensajes con menos frecuencia.

Estos son solo algunas de las formas que pueden afectar los mensajes de texto en los adolescentes. Pero como todo, no hay tampoco que echarse las manos a la cabeza. Los adolescentes deben aprender a hacer un uso apropiado de las nuevas tecnologías y ser conscientes de que no deben conquistar su vida. Las habilidades sociales y las amistades cara a cara son y serán siempre más importantes que las virtuales.

Te puede interesar