Menú
Permite que tus hijos aprendan de la experiencia
Permite que tus hijos aprendan de la experiencia

EXPERIENCIA

Permite que tus hijos aprendan de la experiencia

La experiencia es el mejor maestro para tus hijos, pero incluso así, necesitan que seas su guía y su mejor ejemplo.

Una razón por la que los niños parece que no escuchen a sus padres es porque aprenden principalmente a través de la experiencia personal. Aprenden de su experiencia de primera mano, en lugar de tomar la palabra de alguien, y por lo tanto prueban límites y se equivocan.

Proporciona seguridad para que exploren a través de la experiencia

Un padre puede decir repetidamente "no toques la estufa porque está caliente y te puedes quemar". El niño de voluntad fuerte inevitablemente tocará la estufa por un milisegundo para ver por sí mismo que está caliente. Aprenden de sus experiencias y tienden a probar los consejos de los padres en lugar de solo escuchar los consejos proporcionados.

Aunque están escuchando lo que les dices, probablemente desafiarán el consejo de los padres al ver por sí mismos si el consejo tiene contenido. Debido a que los niños aprenden de la experiencia, la seguridad es de suma importancia cuando son pequeños. En muchas ocasiones los niños pueden estar absolutamente decididos a hacer las cosas por sí solos, sin tener en cuenta por si inmadurez, las consecuencias que sus actos pueden tener.

No querrás que se caigan por las escaleras o toquen las estufas calientes, así que protégeles cuando sean jóvenes y no sepan nada mejor. A medida que crecen, se vuelven más inteligentes en cuanto a su seguridad. Un niño necesita medidas de seguridad adicionales cuando es pequeño debido a su espíritu explorador.

Los niños siempre tienen una razón detrás de su comportamientoLos niños siempre tienen una razón detrás de su comportamiento

Siempre habrá una razón detrás del comportamiento

Los niños siempre tienen una razón detrás de su comportamiento. Debes permitirles la oportunidad de que te expliquen las cosas cuando estás en desacuerdo con sus decisiones o con un comportamiento que haya llevado a cabo. Si te enfadas antes de que te expliquen, aprenderán a que comunicarse contigo no merece la pena.

Es importante que les preguntes "por qué" cuando las cosas no tienen sentido para ti. Los niños no siempre son lógicos, pero generalmente tienen una razón detrás de sus decisiones y no es solo desafiar tu autoridad. Por eso, es importante que les permitas que se expliquen para que puedas comprenderles mejor en la toma de sus decisiones.

Por ejemplo, tu hijo puede negarse a usar el atuendo que le has dado para que lo use en la escuela. Le das ropa cómoda para que puedan sentirse más flexibles en sus rutinas académicas y físicas diarias, pero su obstinación puede ser un problema. En lugar de enfadarte y obligarle a que se lo ponga, pregúntale por qué no quiere usarlo.

Quizá exista una explicación lógica, como que ese día no tiene deporte y prefiere vestir en vaqueros porque le resulta más apropiado para ese día por el motivo que sea. Llega al al fondo de la razón, para que puedas comprender mejor su lógica. No asumas que su negativa a seguir las reglas o la rutina es por pura desobediencia. Deja que se escuche su voz, para que sepan que estás escuchando y que quieres comprender sus razones.

Permite que entiendan los por qué

Los niños necesitan saber las razones que hay detrás de que les demandes algo. Si les dices que dejen de saltar en la cama debes decirle por qué deben hacerlo, como que se pueden caer, golpear y hacerse mucho daño. Los niños necesitan entender el por qué de las cosas, exactamente igual que te ocurre a ti.

En este sentido, siempre que impongas una regla deberás explicar las razones por las que vas a llevarlas a cabo. Las consecuencias también deben ser explicadas tanto si las reglas se siguen (consecuencias positivas) como si se rompen (consecuencias negativas).

Empatía y compasión

Los niños que aprenden de la experiencia necesitan empatía, compasión y respeto. Esto puede ser difícil porque los niños pueden parecer obstinados y desobedientes en algunas ocasiones. Los padres tienen que entender que su hijo no está haciendo cosas por desobedecer, sino que el los niños tienen un espíritu decidido para aprender a través de las consecuencias.

Los padres tienen que entender que su hijo no está haciendo cosas por desobedecerLos padres tienen que entender que su hijo no está haciendo cosas por desobedecer

Por ejemplo, en una mañana cuando ya está llegando tarde y tu hijo se niega a ponerse los zapatos y le gritas que se los pongan ahora o se va sin ellos, te falta compasión. Es posible que no quieran usar esos zapatos específicos porque son demasiado ajustado y le hacen daño. Si no te tomas el tiempo de preguntarles "por qué", entonces no hay compasión...

En este sentido, es necesario que te tomes el tiempo que se necesite para hablar con tu hijo de forma empática y que realmente le escuches. Si no se siente escuchado pensará que no te importa lo que le ocurre o lo que te dice. Por eso, escucha a tus hijos prestando toda tu atención y háblales con un tono calmado y amoroso. Si tu hijo se sienten escuchado no tendrá problemas emocionales pero si cree que no le escuchas o que le tratas de forma injusta, los problemas de comportamiento estarán a la orden del día. Permítele que se exprese verbalmente, para que no recurran a las expresiones físicas de sus emociones, como las rabietas, golpear a otros o romper cosas.

Es importante tener en cuenta que los niños son exploradores natos y por eso les encanta aprender a través de la experiencia. Además, es necesario que aprendan a través de la experiencia porque les permitirá cometer errores en su día a día y aprender de ellos. Resulta imprescindible que como padres o madres estéis pendientes de las circunstancias de su vida para poder guiarle en todo lo que necesite.

También merece la pena recordar que los hijos necesitan ver en los padres un buen modelo a seguir, porque sus experiencias vividas se basarán en la influencia directa que reciban de sus padres. Por si fuese poco, aunque los hijos (sobre todo adolescentes) intenten mostrar su identidad y hacer ver que pueden hacer las cosas por sí mismos, es muy importante que los padres estén al lado de sus hijos todo el tiempo, aunque ellos no quieran su ayuda o la rechacen, en realidad, sí que la necesitan. La experiencia es el mejor maestro para los hijos, y las acciones siempre enseñarán más que cualquier palabra o discurso.

Te puede interesar