Menú
Las rutinas semanales, ¿son pesadas para los hijos?
Las rutinas semanales, ¿son pesadas para los hijos?

RUTINAS

Las rutinas semanales, ¿son pesadas para los hijos?

Las rutinas semanales pueden ser pesadas para los adultos aunque las cumplan, ¿pero también lo son para los hijos?

La semana escolar puede ser larga y tediosa para muchos estudiantes de primaria y secundaria, pero hay trucos para superar la semana... Disfrutar del presente y de todo lo que se hace cada día es una forma de que los niños no sientan que las rutinas diarias son pesadas y que la semana se hace demasiado larga. Aquí es cómo minimizar el estrés, mantenerse organizado y llegar al viernes. Sí, puedes ayudar a tus hijos a pasar la semana y mantener la cordura. ¿Quieres saber cómo?

Mantén una buena organización

Uno de los secretos para superar una semana escolar difícil es mantenerse organizado y cumplir con un horario. Tu hijo debe tener un horario establecido para ir a la cama y un toque de queda los fines de semana o cuando sale con los amigos, aunque sea entre semana para realizar alguna tarea escolar.

Es necesario que se desarrolle un horario para la tarea, la cama, las actividades, las tareas de casa y el tiempo de inactividad. Luego intenta cumplirlo para que tu hijo pueda depender de la regularidad del horario de la semana. Puedes mantener el horario en la nevera o en el teléfono de tu hijo. Simplemente elige un formato que os vaya bien para cumplirlo sin problemas.

La semana escolar puede ser larga y tediosa para muchos estudiantes de primaria y secundariaLa semana escolar puede ser larga y tediosa para muchos estudiantes de primaria y secundaria

Sin exceso de actividades

Las actividades extraescolares son excelentes y los niños deben estar expuestos al enriquecimiento fuera del aula. Pero es fácil cometer el error de apuntar a demasiadas actividades extraescolares a los hijos, algo que puede generar estrés y ejercer una presión innecesaria tanto para ti, como para tu hijo como para la familia.

Es mejor escoger una o dos actividades a la semana, pero evita estresar a la familia programando demasiado a tu hijo. Recuerda, debes dejar espacio en su agenda para eventos inesperados, como trabajos de última hora, visitas al médico, familiares o emergencias laborales.

El tiempo en familia es una prioridad

El tiempo en familia no debe ser reducido durante la semana escolar, sin importar lo ocupados que estéis, es necesario priorizar en esto. Muchos y muchas preadolescentes disfrutan de pasar el tiempo en familia, aunque a veces no lo parezca. Es un tiempo que les sirve para relajarse o desestresarse.

Es importante de que te asegures que tu familia tenga tiempo todos los días para estar juntos unos con otros. Podrías ir en bicicleta, ver la televisión o disfrutar de una cena en familia. Intenta encontrar una actividad que os guste hacer a todos juntos, aunque sea preparar la cena y cenar todos juntos.

Durante la semana escolar, tu hijo se encontrará con una gran cantidad de factores estresantesDurante la semana escolar, tu hijo se encontrará con una gran cantidad de factores estresantes

Las tareas

Durante la semana escolar, tu hijo se encontrará con una gran cantidad de factores estresantes, incluidos los niños acosadores, los maestros exigentes, los hermanos molestos, los amigos volubles y las tareas escolares y domésticas. La tarea no tiene que ser dolorosa, si planteáis las cosas con anticipación, pueden descubrir cómo hacer que la tarea se realice en el horario diario sin que sea tan doloroso.

Para empezar, tendrás que asegurarte de que tu hogar cuenta con todos los útiles escolares que tu hijo necesitará para la tarea y los proyectos de clase. Esto eliminará los viajes de última hora a la tienda para comprar las cosas y perder el tiempo. En segundo lugar, busca un lugar en tu hogar donde tu hijo pueda trabajar sin interrupciones. Finalmente, averigua cuándo tu hijo podrá hacer mejor sus tareas escolares. ¿Es justo después de la escuela o después de merendar? Lo que sea que funcione, se tendrá que realizar así.

Pedir ayuda

Tu hijo debe entender la necesidad de pedir ayuda tanto si tiene problemas en las tareas escolares, como si algún acosador en la escuela le está molestando. Es necesario también que sepa cómo pedir ayuda a otro adulto, saber que nunca se tendrá que tolerar el acoso físico. Habla sobre temas de seguridad que estén relacionados con los deportes escolares u otras actividades extraescolares.

Te puede interesar