Menú
Habilidades de comunicación esenciales para enseñar a tus hijos
Habilidades de comunicación esenciales para enseñar a tus hijos

HIJOS

Habilidades de comunicación esenciales para enseñar a tus hijos

Si eres padre es muy importante que le enseñes a tener ciertas habilidades a la hora de comunicarse con otros.

Los hijos aprenden de ti todo y el conflicto en una relación es inevitable en muchas ocasiones. Esto significa que tus hijos verán en ti el ejemplo de cómo manejar este tipo de situaciones. Las habilidades de comunicación en los conflictos son esenciales para tener buenas relaciones interpersonales y por eso, deberás ser un buen modelo a seguir.

En realidad, el conflicto no es un problema en sí mismo, pero puede unir o separar a las personas. Las malas habilidades de comunicación, los desacuerdos y los malentendidos pueden ser una fuente de enfado y resentimiento entre las personas o todo lo contrario, reforzarla.

Mantenerse centrado

Enseña a tus hijos a que en los conflictos no hay que sacar "trapos sucios" a relucir, y las heridas del pasado se deben abordar en una conversación diferente. Cuando hay un conflicto hay que centrarse en el presente, en los sentimientos que provocan actualmente y entender las emociones para encontrar la solución más adecuada en cada caso.

Escuchar al otro

Las personas a menudo piensan que están escuchando, pero realmente están pensando en lo que van a decir cuando la otra persona deja de hablar. (Trata de notar si lo haces la próxima vez que estés en una discusión). La comunicación verdaderamente efectiva va en ambos sentidos, es bidireccional.

Aunque es complicado, es necesario enseñar a los hijos cómo escuchar es realmente necesario y tú debes ser su mejor ejemplo. No le interrumpas, no te pongas a la defensiva, simplemente escucha a tus hijos cuando tengas una discusión y reflexiona sobre lo que está diciendo para que sepa que le has escuchado.

cimg][img= Si no entiendes las cosas, haz preguntas hasta que lo comprendas]https://img.bekiapadres.com/articulos/87000/87591/1.jpg[/img] Si no entiendes las cosas, haz preguntas hasta que lo comprendas[/cimg]

Intenta ver las cosas desde su perspectiva

En un conflicto, la mayoría de nosotros principalmente queremos sentirnos escuchados y comprendidos. Hablamos mucho sobre nuestro punto de vista para que la otra persona vea las cosas a nuestra manera. Esto es comprensible, pero centrarse demasiado en nuestro propio deseo de ser entendidos por encima de todo lo demás puede ser contraproducente. 

Irónicamente, si todos hacemos esto todo el tiempo, hay poco enfoque en el punto de vista de la otra persona y nadie se siente comprendido. Trata de ver el punto de vista del otro lado, y luego podrás explicar mejor el suyo. Si no entiendes las cosas, haz preguntas hasta que lo comprendas. Un conflicto se resuelve mejor si todos se sienten escuchados.

Admitir los propios errores es una gran enseñanza para los hijosAdmitir los propios errores es una gran enseñanza para los hijos

Las críticas se responden con empatía

Aunque las críticas parece que solo se sienten como ataques y por eso la mayoría de personas se ponen a la defensiva, se necesita mucha empatía para poder lidiar con ellas. Si bien las críticas son difíciles de escuchar y con frecuencia son exageradas o teñidas por las emociones de la otra persona, es importante escuchar el dolor de la otra persona y responder con empatía por sus sentimientos. También, busca lo que es verdad en lo que están diciendo; eso puede ser información valiosa para ti. Esta es una gran lección que tus hijos necesitan aprender cuanto antes para evitar que las críticas o comentarios de otros les afecten demasiado.

Admite cuando estás equivocado

Admitir los propios errores es una gran enseñanza para los hijos y por supuesto, es una fortaleza y no una debilidad. La comunicación efectiva implica admitir cuando estás equivocado. Si ambos comparten alguna responsabilidad en un conflicto (que suele ser el caso), busca y admite lo que es tuyo. Difunde la situación, da un buen ejemplo y muestra la madurez que tienes. Con frecuencia, también inspirarás a la otra persona a responder de la misma manera, lo que te acerca a la comprensión mutua y a una solución.

Usa mensajes "yo"

En lugar de atacar a la otra persona y decirle cosas como "tú tienes la culpa", "te has equivocado"; etc. Comienza con frases del tipo "yo" y céntralas en ti y tus sentimientos, como por ejemplo: "me siento frustrado cuando esto sucede". Esto es menos acusatorio y genera menos actitud a la defensiva y ayuda a los demás a comprender tu punto de vista en lugar de sentirse atacado. Cuando esto lo comprendan tus hijos, ¡cuando se enfaden no te dirán que eres un mal padre o una mala madre!

Te puede interesar