Menú
Reglas para establecer límites en familias disfuncionales
Reglas para establecer límites en familias disfuncionales

FAMILIA

Reglas para establecer límites en familias disfuncionales

Las familias disfuncionales con problemas de límites suelen presentar diferentes y varios tipos de conflictos.

Las familias pueden manifestar disfunción de varias maneras. Pueden tener dificultades para comunicarse sin gritar o pueden mostrar falta de respeto y comportamientos pasivo-agresivos. Sin embargo, las familias disfuncionales con problemas de límites presentan diferentes tipos de problemas.  Pueden ser apáticos el uno con el otro y poco involucrados o, en el otro extremo del espectro, demasiado involucrados hasta el punto en que las personas pierden su identidad. Establecer reglas con respecto a los límites es un buen primer paso para crear dinámicas familiares más saludables.

A continuación vamos a contarte cómo puedes establecer límites en tu familia si consideras que es disfuncional para poder encontrar el equilibrio de nuevo. Si ponéis de vuestra parte y establecéis estas reglas para poder avanzar en familia, os daréis cuenta de cómo las cosas pueden ser muy diferentes, y mucho mejor.

Las familias pueden manifestar disfunción de varias manerasLas familias pueden manifestar disfunción de varias maneras

Defendiendo los límites

Los límites físicos definen quién puede tocarnos, cómo alguien puede tocarnos y qué tan cerca físicamente puede acercarse a nosotros. Los límites emocionales definen dónde terminan nuestros sentimientos y dónde comienzan los de los demás. Antes de que tu familia pueda establecer reglas con respecto a los límites, debes establecer una definición común de lo que constituye un límite. 

Además, cada miembro de la familia tendrá ideas diferentes sobre qué límites físicos o emocionales se sienten como apropiados. Por lo tanto, es importante que los miembros de la familia establezcan claramente sus definiciones personales de límites saludables. Una vez que esto se tenga claro, se deberán poner en común para que todos lo conozcan y se puedan llegar a acuerdos y después, respetarlos.

Estableciendo límites efectivos

Si bien es importante que las familias con patrones disfuncionales establezcan nuevas reglas de límites, adoptar estos límites puede ser difícil, especialmente si la familia no está acostumbrada a tales pautas. Es posible que los padres deban ser flexibles, tanto para ellos como para que sus hijos aprendan las reglas de límites. 

Además, a medida que los niños crecen, los límites existentes ya no se ajustan a las necesidades de la familia. Las familias deben revisar sus expectativas de límites regularmente y asegurarse de que las reglas estén funcionando.

Mantener límites apropiados

Después de definir y establecer límites que satisfagan las necesidades de la familia, los miembros de la familia deben poder afirmarse y dejar que los demás sepan cuándo creen que alguien ha violado un límite establecido. El uso de declaraciones "yo me siento" al afirmar límites personales es fundamental para una buena comunicación. Por ejemplo, puedes decirle a tu familiar: "Me siento frustrado y enfadado cuando me mientes" en lugar de decir: "Me enfadas y frustras cuando mientes". Al afirmar los límites, comparte con tu familiar cómo la violación de límites te afecta sin culpar ni ser confrontativo.

Los padres deberán establecer límites adicionalesLos padres deberán establecer límites adicionales

Ejemplos de reglas de límites

Algunas reglas de límites que las familias pueden adoptar incluyen llamar a una puerta antes de entrar en la habitación de otro miembro de la familia o pedir permiso antes de pedir prestados los artículos personales de alguien. Este tipo de límites serían reglas apropiadas para aplicar tanto a los padres como a los niños. 

Sin embargo, los padres deberán establecer límites adicionales que se apliquen solo a los niños. Por ejemplo, los padres pueden establecer reglas con respecto al afecto físico entre su hijo adolescente y su novio, como no besarse u otras muestras públicas de afecto. También los padres son libres de poner límites y consecuencias para la buena crianza y educación de los hijos teniendo en cuenta los valores morales familiares.

Una vez que tengáis todo esto en cuenta en casa, podréis comenzar a tener una mejor convivencia y disfrutar de un ambiente familiar armonioso donde el respeto y el amor entre los miembros de la familia sea lo más importante cada día.

Te puede interesar