Menú
Por qué tus embarazos NO serán iguales
Por qué tus embarazos NO serán iguales

EMBARAZO

Por qué tus embarazos NO serán iguales

Si has tenido más de un embarazo sabrás que NO son iguales, pero, ¿por qué son diferentes?

Si tienes más de un hijo sabrás de sobra que cada embarazo es diferente... ¡igual que tus hijos también lo son! A pesar de ya has estado embarazada anteriormente si te quedas de nuevo en estado, seguro que te podrás llevar algunas sorpresas, tanto a nivel físico como mental. Además, es importante también que prepares a tus otros hijos para la llegada del nuevo hermanito. Pero, ¿por qué los embarazos no son iguales?

Diferencias físicas

Físicamente, encontrarás que experimentas muchas de las sensaciones de sentirte más amplia en el primer trimestre del embarazo, ya que a partir del segundo embarazo la barriga de embarazo sale antes. Esto tiene cosas buenas como que notarás antes los movimientos fetales de tu bebé.

La atención médica será similar que en los embarazos anteriores, aunque cada embarazo es único y pueden ocurrir diferentes cosas, como que en un embarazo tengas hipertensión o diabetes por ejemplo, y en el otro, no. tendrás los mismos exámenes que en los demás embarazos aunque en ocasiones puede haber la necesidad de tener un mayor control debido a cosas que sucedieron en el primero, sobre todo si tuviste hipertensión o diabetes.

También es posible que experimentes contracciones de Braxton-Hicks más frecuentes y más dolorosas, sobre todo al final del embarazo. El cuerpo es sabio y sabe lo que hace para continuar el procedimiento natural.

En tu primer embarazo, es posible que gastases más energía mental y emocionalEn tu primer embarazo, es posible que gastases más energía mental y emocional

Diferencias emocionales y mentales

En tu primer embarazo, es posible que gastases más energía mental y emocional, pero ahora que tienes que cuidar a otros niños, es posible que te sientas más distante de tu embarazo porque tienes que atender otras muchas cosas. Esta es una reacción normal y de ninguna manera es una indicación de que amarás menos a este bebéTu pareja probablemente también estará menos interesado en este embarazo porque ya ha vivido el primero, pero no te sientas mal por esto.

El cuerpo es sabio y sabe lo que hace para continuar el procedimiento naturalEl cuerpo es sabio y sabe lo que hace para continuar el procedimiento natural

Las madres también pueden preocuparse de que no quieran tanto a su siguiente hijo como quieren a los demás. ¿Cómo en el mundo podría alguien estar a la altura del amor que sientes por tus otros hijos? Bueno, recuerda que este bebé es un niño diferente y tendrá talentos y características únicas propias... Además que el amor de una madre no se divide, ¡se multiplica! Tu amor no es un número finito, es un suministro interminable de emociones. Así que tómate tu tiempo. Puede que tengas que tomarte un tiempo para enamorarte de tu recién nacido, pero eso puede ser común incluso con los primeros bebés... Así que no te sientas culpable si durante los primeros días sientes emociones encontradas.

Pensamientos entre el primero y segundo parto

Dicen que las madres primerizas se preocupan mucho por el parto porque no saben a qué se van a enfrentar... ¡Pero después del primer embarazo el resto de partos dan aún más miedo porque ahora sí saben qué esperar! La ansiedad sobre tu próximo parto puede ser muy normal. A pesar de que lo has hecho antes, es normal cuestionar cómo será esta vez. Esto podría incluir tratar de evitar algunas de las cosas que sucedieron antes o asegurarte de que se parezca mucho a la primera.

Una cosa que puede ayudar a aumentar la participación emocional y el apego es asistir a otra serie de clases de parto. Muchas madres que ya han tenido otros partos, esta vez pueden estar ansiosas por el parto debido a la información que saben o a la experiencia que han vivido. También tendrás la oportunidad de aprender más y de preparar tu parto con más conciencia sabiendo lo que quieres y lo que no quieres, pero sobre todo, sabiendo qué es lo que te espera en cuando comiences las contracciones que indican que tu bebé ya está llegando... por esto mismo, disfruta de tu embarazo y, trata de dormir cuando tu bebé duerma, ¡sobre todo si tienes un "bebé" en casa de 4 años!

Te puede interesar