Menú
Diagnóstico erróneo de inatención
Diagnóstico erróneo de inatención

DIAGNÓSTICOS

Diagnóstico erróneo de inatención

La inatención puede ser diagnosticada erróneamente por diversos problemas. Te contamos los más comunes...

Cuando uno tiene dolor de cabeza, sabe que hay muchas causas posibles, que van desde leves hasta muy graves. Cuando vas al médico, es probable que te haga preguntas detalladas sobre cuánto tiempo has tenido los dolores de cabeza, qué tipo de dolor sientes, cuándo ocurren y qué otros síntomas estás experimentando. Sin una evaluación y un examen exhaustivos, sería absurdo que tu médico te diagnostique un tumor cerebral o la gripe, los cuales pueden causarte dolor de cabeza. Y, por supuesto, el tratamiento para un tumor cerebral y un virus sería muy diferente.

Lo mismo ocurre con las enfermedades mentales: muchos síntomas comunes ocurren por una variedad de razones y pueden reflejar varios diagnósticos diferentes. Es por eso que un buen profesional de salud mental le dará a tu hijo una evaluación exhaustiva basada en una amplia gama de información antes de llegar a un diagnóstico.

Es crucial entender qué hay realmente detrás de un comportamiento dado porque, al igual que en la medicina, el diagnóstico que recibe tu hijo puede cambiar drásticamente el tratamiento adecuado. Los medicamentos para el TDAH, por ejemplo, no funcionarán si la falta de atención o el comportamiento disruptivo de un niño son causados por la ansiedad y no por TDAH. Y, al igual que un médico, cuando un tratamiento no funciona, ya sea terapéutico o farmacéutico, una de las cosas que hará un buen clínico es volver a examinar el diagnóstico.

A continuación vamos a hablarte de un diagnóstico erróneo bastante común: la inatención, que se suele confundir con TDAH.

El síntoma de falta de atención a menudo es observado por primera vez por los maestrosEl síntoma de falta de atención a menudo es observado por primera vez por los maestros

Inatención

A continuación vamos a comentarte algunos de los diagnósticos erróneos:

TDAH

El síntoma de falta de atención a menudo es observado por primera vez por los maestros, quienes pueden notar que un estudiante se distrae inusualmente, es propenso a soñar despierto y tiene dificultades para completar las tareas y seguir las instrucciones. Si bien todos los niños, especialmente aquellos que son muy pequeños, tienden a tener períodos de atención más cortos que los adultos, algunos niños tienen muchos más problemas para concentrarse que otros.

La falta de atención que está fuera del rango típico es uno de los tres síntomas clave del TDAH, junto con la impulsividad y la hiperactividad. Entonces, cuando un niño parece inusualmente distraído, el TDAH tiende a ser lo primero que sospechan los padres y los médicos. Sin embargo, hay muchas otras posibilidades que pueden contribuir a la falta de atención.

El niñoque no está atento podría estar desatento porque tiene TDAH, o podría estar desatento porque está preocupado por su abuela que está enferma en el hospital, o porque está siendo intimidado en el patio de recreo.

Muchos niños con TOC están distraídos por sus obsesiones y compulsionesMuchos niños con TOC están distraídos por sus obsesiones y compulsiones

TOC (Trastorno Obsesivo Compulsivo)

Muchos niños con TOC están distraídos por sus obsesiones y compulsiones, y cuando el TOC es lo suficientemente grave, pueden pasar la mayor parte del día obsesionados. Esto puede interferir con sus vidas de muchas maneras, incluida la atención en la escuela. Y dado que los niños con TOC a menudo se avergüenzan de sus síntomas, pueden hacer todo lo posible para ocultar sus compulsiones. 

No es raro ver a los niños mantener sus rituales bajo control mientras están en la escuela, solo para ser abrumados por ellos cuando llegan a casa. Por lo tanto, un maestro puede notar que un estudiante tiene dificultades para concentrarse y asumir que tiene un problema de atención, ya que su TOC no es evidente.

Trastorno de estrés postraumático

También puede parecer que los niños sufren de falta de atención cuando han sido impactados por un trauma. Muchos de los síntomas del trastorno de estrés postraumático se parecen al TDAH. Los síntomas comunes en el trastorno de estrés postraumático, como la dificultad para concentrarse, la respuesta exagerada de sobresalto y la hipervigilancia pueden hacer que parezca que un niño está nervioso y espaciado.

Te puede interesar