Menú
Cómo cuidar a los padres ancianos en casa
Cómo cuidar a los padres ancianos en casa

HIJOS ADULTOS

Cómo cuidar a los padres ancianos en casa

Si tienes a tus padres ancianos y tienes que cuidarles en casa, estos consejos te vendrán muy bien para que todo sea un poco más fácil.

Cuidar a los padres ancianos en casa, ya sean tus padres o tus suegros, requiere una dedicación de tiempo y esfuerzo. Los hijos adultos de padres ancianos deben discutir tales opciones con los padres antes de que surjan tales necesidades. Ya sea que decidas visitar el hogar de sus padres con regularidad o que se mude con su mamá o papá (o ambos), se deben tomar ciertas medidas para brindarles un ambiente seguro y saludable. 

Cuidar a las personas mayores no es fácil y supone una carga para los cuidadores y sus familias, independientemente de su disposición para ayudar. Aprender lo básico sobre el cuidado de los ancianos en el hogar ayudará a preparar a los cuidadores y sus familias para esta tarea.

Cuidar a las personas mayores no es fácilCuidar a las personas mayores no es fácil

La seguridad

Inspecciona la casa por la seguridad que necesiten tus padres. Evalúa riesgos como probabilidades de caídas que pueden ocurrir con alfombras mal colocadas, muebles en malas posiciones o áreas de la casa que pueden ser más complicadas para las personas mayores, como las escaleras.

Revisa los detectores de humo y monóxido de carbono para asegurarse de que estén funcionando correctamente. Si tu hogar o el hogar de tus padres no tienen estos detectores, sería buena idea instalarlos. Tendrás que asegurarte también de que los cables de la lámpara o los cables de los aparatos estén colocados de forma segura contra los zócalos o que estén ocultos debajo de las alfombras o que estén sujetos con cinta adhesiva para evitar resbalones y caídas.

Barras de apoyo

Instala barras de apoyo en el baño para mayor seguridad y ayuda para subir y bajar de una bañera o ducha. También se pueden instalar barras de agarre alrededor de los inodoros para mayor soporte, lo que ayuda a prevenir resbalones.

Alfombras antideslizantes s

Instala alfombras antideslizantes en la bañera o ducha, así como en la parte frontal de la zona de baño para evitar caídas. Si se usan alfombras de baño en linóleo, tienes que asegurarte de que puedan pegarse o sujetarse al suelo con tiras antideslizantes, tachuelas u otros sujetadores. Todos los aparatos eléctricos en el baño deben desenchufarse hasta que estén listos para usar y mantenerse alejados de fuentes de agua.

Luces nocturnas

Instala luces nocturnas en las áreas estratégicas alrededor de la casa, como por ejemplo, en la habitación de los padres y en el pasillo fuera de la habitación para que tu madre pueda ir al baño en medio de la noche. Coloca luces de noche en el baño, la cocina y las áreas de estar para ayudar a dar un poco de iluminación durante las horas nocturnas sin tener que dejar las luces encendidas.

Llama a tus padres a cada pocas horas si estás fuera trabajandoLlama a tus padres a cada pocas horas si estás fuera trabajando

Acceso al teléfono

Ofrece a tus padres un fácil acceso a un teléfono en el dormitorio que les ofrezca una vía de comunicación fácil para los cuidadores. Consígueles un teléfono móvil y preinstala números telefónicos de emergencia. Anímales a que lo guarden en su bolsillo mientras estás fuera. 

Llama a tus padres a cada pocas horas si estás fuera trabajando o haciendo cosas fuera del hogar. Cualquier persona involucrada en ayudar a cuidar a los padres ancianos debe tener una lista de teléfonos de emergencia de los médicos y a quién llamar en caso de emergencia, así como información médica sobre la persona, por ejemplo, si el padre es diabético o si la madre padece problemas cardíacos.

Horario familiar

Es necesario tener un horario familiar organizado para que tanto tú como otros miembros de la familia o amigos ayuden a que tus padres acudan al médico, recojan recetas, compren alimentos, cocinen y limpien a sus padres. La tarea puede ser difícil para una sola persona, y el apoyo físico y emocional es esencial. Si tus padres necesitan más atención física de la que tú puedes darles, como ayuda para bañarse o caminar, es posible que debas considerar contratar servicios de atención médica a domicilio en tu caso.

Te puede interesar