Menú
Cómo llevarte bien con tus suegros
Cómo llevarte bien con tus suegros

SUEGROS

Cómo llevarte bien con tus suegros

Si crees que llevarte bien con tus suegros es una realidad demasiado lejana, ¡no te pierdas nuestros consejos!

La relación con los suegros no siempre es fácil y cuando no lo es, puede repercutir muy negativamente en la familia. Tratar con lo suegros puede ser un aspecto desafiante pero afortunadamente, existen muchas formas efectivas para que puedas llevarte mejor con tus suegros, o que por lo menos, se pueda tener un ambiente armonioso en la familia.

Si no sabes cómo llevarte bien con tus suegros, no te pierdas los siguientes consejos para que puedas mantener la paz y mantener la armonía familiar todo el tiempo.

No pienses mal

Lo primero que debes tener en cuenta es que debes eliminar de tu mente los estereotipos negativos... Cuando te cases, no asumas que tus suegros serán malas personas. Pueden ser tu apoyo y ser agradables y respetuosos todo el tiempo. Si comienzas la relación con una mente abierta, será menos probable que los estereotipos negativos ensucien la relación.

Habla con franqueza

Si tienes problemas con tus suegros, hablar con tu pareja es una de las cosas más importantes que tienes que hacer. No permitas que tu pareja no se entere de que lo estás pasando mal. Explica cualquier problema con el mayor tacto posible y asegúrate de tomar decisiones importantes siempre, junto con tu pareja.

No permitas que tu pareja no se entere de que lo estás pasando malNo permitas que tu pareja no se entere de que lo estás pasando mal

Pon límites siempre que sea necesario

Si te has dado cuenta que tus suegros sobrepasan los límites, aparecen en casa sin ser invitados o intentan interferir en tus estrategias de crianza, entonces será necesario que hables con tu pareja para supervisar esos límites y ponerlos de nuevo sobre la mesa. Una vez que hayas acordado con tu pareja los límites aceptables, es vital hacerlos cumplir y ver que no sois flexibles en eso. En casos más extremos, mantener los límites podría incluso significar negarse a abrir la puerta o coger una llamada en el momento de las rutinas de los niños, por ejemplo.

Haz que se sientan útiles

En muchos casos, darles a tus suegros un poco de información inofensiva puede ayudarlos a sentirse importantes y útiles, disuadiéndolos de interferir de manera más objetable. Por ejemplo, puedes pedirles que te ayuden a elegir entre dos posibles regalos para tu hijo o ver si desean recomendar un buen decorador para el dormitorio infantil.

Tus suegros pueden tener opiniones firmes acerca de cómo debería ser la pareja de su hijo Tus suegros pueden tener opiniones firmes acerca de cómo debería ser la pareja de su hijo

Encuentra un terreno común

Puedes conectarse más y mejor con tus suegros y de manera más significativa si encuentras cosas que tengáis en común. Intenta descubrir intereses compartidos y después habla sobre eso en un intento de llevarte mejor con ellos.

No cambies por adaptarte a sus ideales

Tus suegros pueden tener opiniones firmes acerca de cómo debería ser la pareja de su hijo y puede ser doloroso descubrir que no eres exactamente lo que ellos imaginaron. Sin embargo, no intentes cambiar tu personalidad o apariencia para que se ajuste a su molde. Recuerda que tu pareja te eligió por cómo eres.

Tus suegros no reflejan los sentimientos de tu pareja

No olvides que la desaprobación que pueden tener tus suegros contra ti no tiene nada que ver con los sentimientos que tu pareja siente hacia tu persona. Trata de no culpar a tu pareja por las dificultades que causan tus suegros, y no permitas que estas dificultades te hagan sentir inseguro con respecto a tu matrimonio.

No los involucres en las discusiones de matrimonio

Evita acudir a sus nombres en una discusión cuando tengas problemas matrimoniales. No importa de qué lado estén, su participación complica tu matrimonio y puede permitir que los problemas que pertenecen a tus suegros se confundan con los problemas de tu relación de pareja.

Respeta los sentimientos de tu pareja hacia sus padres

Son sus padres, eso no lo olvides nunca. Podrías pensar que tus suegros son insoportables, pero si tu pareja quiere hablar todos los días con su madres, entonces debes ser tolerante con eso. O si en el caso que tu pareja tenga una relación más difícil con su padre, no le presiones para hacer que eso cambie, aunque creas que su padre es muy bella persona. Una familia es compleja y quizá no conozcas todos los detalles familiares.

Te puede interesar