Menú
Construye un matrimonio para que dure
Construye un matrimonio para que dure

MATRIMONIO

Construye un matrimonio para que dure

Si quieres que tu matrimonio dure y que tu familia sea feliz siempre, ¡sigue estos consejos para conseguirlo!

Si tu matrimonio dura, tu familia se verá fortalecida en todos los aspectos. El amor hay que celebrarlo todos los días y si es con los hijos, mucho mejor. Sin embargo, para muchos, una vez que las vacaciones han terminado, el romance y el compromiso quedan en el camino y las personas se pierden en sus rutinas diarias y preocupaciones personales. 

Las relaciones amorosas no se pueden descuidar. Requieren un esfuerzo consciente para echar raíces y seguir creciendo. Puedes planificar noches de cenas románticas, velas, violines y pasión cualquier noche del año. Si bien es posible que reconozcas la verdad en esa declaración, tal vez no sepas cómo o por dónde comenzar. Para orientarte en la dirección correcta, te vamos a dar algunos sobre cómo desarrollar y mantener una relación consciente y amorosa con la persona que amas... y que tus hijos vean en vosotros un buen ejemplo de amor verdadero.

Si tu matrimonio dura, tu familia se verá fortalecida en todos los aspectosSi tu matrimonio dura, tu familia se verá fortalecida en todos los aspectos

Estar presente

La mejor manera de conectarse con tus seres queridos es estar presente, una y otra vez. Estar presente significa involucrarse completamente en lo que se comparte entre los demás en ese momento, realmente prestar atención a los pensamientos, sentimientos y acciones que experimentan juntos.

Mantener la televisión o cualquier dispositivo electrónico apagados mientras los dos comparten la cena. Así puedes pasar tiempo participando plenamente con tu pareja, escuchando, compartiendo y experimentando el tiempo que pasan juntos. Si bien esto puede sonar obvio y directo, piensa en la frecuencia con la que nos distraemos de prestar realmente atención. Sin una presencia comprometida las relaciones se marchitan rápidamente.

Fíjate en lo positivo

Si bien es posible que nos hayamos enamorado de nuestras parejas debido a sus rasgos y cualidades positivas, las tensiones y ansiedades cotidianas pueden hacer que nos resulte demasiado fácil concentrarnos solo en lo negativo. Tienes que asegurarte de reconocer lo que está funcionando y dar crédito por las cosas que van bien incluso en medio de un conflicto.

Trata de ver que por cada sentimiento negativo o interacción entre vosotros dos, hay cinco positivos. Esta relación de cinco a uno, es típica de las parejas estables y felices. Entonces, en lugar de centrarte en cómo quieres que tu pareja cambie, lo mejor es que te mantengas en contacto con lo que te gusta de esa persona.

Respetarse mutuamente

Respetarse mutuamente significa recordar que sois dos personas diferentes, con diferentes perspectivas, historias y formas de ser.  La idea de respeto se equipara a que cada persona tome a su pareja en serio como persona. Para amar a otro en el sentido más completo, es vital comprender y apreciar que tu pareja, como tú, es el centro consciente de su propio mundo, una compañera de decisiones, un titular de derechos, valores y metas de la vida y un experimentador de alegrías y sufrimientos. Honrar esas diferencias es tan importante como valorar las similitudes.

Escuchar de verdad no significa simplemente prestar atenciónEscuchar de verdad no significa simplemente prestar atención

Cultiva el interés por tu pareja

La gente quiere sentir que su pareja está interesada en ellos y se preocupa por lo que es importante para ellos. Cultiva la curiosidad y el interés en tu pareja. No presumas que ya conoces todas sus respuestas, motivos, pensamientos y experiencias. Hacer esa presunción te aleja de quién es realmente tu pareja, le niega la oportunidad de expresarse y disminuye la intimidad. 

Tienes que asegurarte de crear regularmente un tiempo centrado para simplemente hablar, hacer preguntas y compartir los pensamientos y sentimientos de las experiencias cotidianas. La curiosidad engendra descubrimiento. y el descubrimiento continuo el uno del otro mantiene la relación vital e interesante.

Escucha todo lo que te dice

No importa si el tema es un desacuerdo que estás tratando de resolver, pensamientos y sentimientos profundamente arraigados o simplemente logística cotidiana: cuando hables con tu pareja, la clave es realmente escuchar.

Escuchar de verdad no significa simplemente prestar atención, sino también comprender lo que la otra persona dice sin interpretación, sin suposiciones, sin estar a la defensiva. Lo ideal es prestar atención mientras tu pareja habla, hazle preguntas hasta que lo entienda, hazle saber que comprendes y muestra tu apoyo expresando afecto tanto física como verbalmente.

Te puede interesar