Menú
Cómo dar consejos de pareja a tus hijos jóvenes
Cómo dar consejos de pareja a tus hijos jóvenes

CONSEJOS DE PAREJAS

Cómo dar consejos de pareja a tus hijos jóvenes

Si tus hijos jóvenes están en una relación de pareja... Dales consejos para que tengan una relación saludable.

Cuando tienes hijos jóvenes en casa, te habrás dado cuenta que creen que conocen más de la vida que tú. Cuando comienzan una experiencia romántica en pareja, piensan que ya lo saben todo de la vida y se dejan llevar por sus sentimientos y por lo que sienten en un momento determinado sin pensar en más allá. Si eres padre o madre de jóvenes que se inician en el mundo de las parejas románticas, será necesario que tengas en cuenta algunos consejos para que vayan por el buen camino del amor.

A veces el amor puede sentirse más como un campo de batalla para las parejas jóvenesA veces el amor puede sentirse más como un campo de batalla para las parejas jóvenes

El amor complicado en la juventud

A veces el amor puede sentirse más como un campo de batalla para las parejas jóvenes. Pueden surgir muchos problemas en las relaciones en el fragor de un romance floreciente, debido a conflictos y diferencias que tienen entre ellos.

En ocasiones puede ser porque piensan que una relación de pareja es como una competición y otras, porque simplemente cada uno ha tenido una educación diferente y vienen de diferentes "mundos" que puede hacer que surjan las diferencias antes o después. El asesoramiento a las parejas jóvenes puede requerir habilidades de mediación de tu parte, ya que desempeñarás un papel importante para ayudar en su relación a superar las dificultades... pero siempre sabiendo dónde está tu lugar y que hay veces que es mejor que no te metas.

A continuación vamos a darte algunos consejos para que puedas ayudar a tu hijo/a con su pareja joven a resolver los conflictos que puedan tener. De esta manera les estarás enseñando a tener una relación saludable de amor para el presente y para el futuro.

Habla con ellos en un ambiente cómodo

Sienta a la pareja en un ambiente cómo y comienza a hacer preguntas graduales. Puedes preguntarle qué es lo que le molesta de la pareja. Deja que cada persona revele lo que le molesta del otro, siempre desde la calma y el respeto mutuo. Esto les ayudará a comprender los problemas a los que se enfrentan y cuáles se han acumulado durante demasiado tiempo.

Encontrar la solución

Después de dejar claro que existe un problema entre ellos, es hora de encontrar la solución para cada uno. Haz que cada uno de ellos descubra por sí mismo la manera de resolver el problema.  A veces las soluciones son simples, como si una no recoge la ropa del suelo, tendrá que resolver esto prometiendo comenzar a hacerlo a partir de ahora.

Después de que cada persona vaya y venga pensando en los problemas y soluciones, haz que cada persona ofrezca una solución integral sobre los asuntos que expresaron. Invita a la joven pareja a hacer un resumen general de cómo pueden resolver todos los pequeños problemas en una resolución global.

 A veces las soluciones son simples A veces las soluciones son simples

Pueden cambiar a mejor... si quieren

Es mejor hacer que los dos jóvenes se admitan mutuamente cómo pueden cambiarse para mejor y crear un cambio positivo en la relación. Fomenta una conversación sobre cómo cada persona puede contribuir con acciones positivas hacia una mejor relación. Permíteles enumerar cómo pueden hacer las cosas de manera diferente.

No les critiques

Si surgen discusiones mientras les asesoras, lo que es más probable que ocurra, es hora de escuchar y tratar de hacer buenas preguntas que los hagan lidiar con sus problemas. Señala el comportamiento y asegúrate de no criticar a la persona. Si tiene que haber una interrupción, crear un desvío o simplemente tomar un breve descanso... hacedlo sin problemas.

Compromiso para el cambio

Una vez que la joven pareja promete resolver estos problemas con soluciones positivas, ten una reunión de seguimiento para analizar cómo la pareja dio grandes pasos para lograr sus objetivos. Recuerda centrarte en los aspectos buenos y alentar los buenos cambios que lentamente resultaron del asesoramiento. Ayúdales hasta que sean capaces de resolver problemas por su cuenta.

Te puede interesar