Menú
El conformismo en la adolescencia
El conformismo en la adolescencia

ADOLESCENCIA

El conformismo en la adolescencia

Puede ser que hayan adolescentes que se conformen con ciertas cosas de sus vidas, pero, ¿esto es bueno para ellos?

Los años de la adolescencia suelen estar marcados por la angustia y la confusión. Muchos adolescentes se prueban una serie de personalidades, cambiando rápidamente sus preferencias en cuanto a ropa, música y relaciones a medida que descubren qué le queda bien y qué no. 

Algunos adolescentes se enorgullecen de no ser conformistas, sin embargo, parecen ser bastante similares a todos los demás no conformistas en la escuela. Hay adolescentes que se conforman con la norma y no piensan más allá. No intentan marcar la diferencia y su personalidad se queda anclada ante el comportamiento de los demás.

A continuación vamos a hablar sobre el conformismo en la adolescencia, por qué ocurre, las consecuencias que puede tener... Como padres esta información es importante porque así podrás ayudar a tu hijo adolescente a potenciar más y mejor su propia idiosincrasia.

Los años de la adolescencia suelen estar marcados por la angustia y la confusiónLos años de la adolescencia suelen estar marcados por la angustia y la confusión

Desarrollo adolescente

Según la teoría del desarrollo del famoso psicólogo infantil Erik Erikson, los años de la adolescencia están marcados por la búsqueda de una identidad adulta. Los adolescentes luchan por definirse como individuos y encontrar su lugar en el mundo. Este proceso a menudo implica rechazar las normas y estándares de sus padres, maestros y comunidad, al menos por un período de tiempo.

Aunque parezca que la montaña rusa emocional nunca terminará, la mayoría de los adolescentes emergen exitosamente como adultos seguros y saludables. En este sentido, los padres deben armarse de paciencia y entender que con la guía emocional adecuada, toda esta rebeldía quedará en un recuerdo.

Conformidad con la sociedad

Aunque muchos adolescentes se rebelan contra la sociedad, otros no. Algunos adolescentes sienten una inmensa presión para ser "buenos" a fin de ingresar a una universidad superior, ser un modelo a seguir para los hermanos menores o asumir un papel de adulto en la vida familiar. 

Otros son seguidores naturales de las reglas y se ajustan a las expectativas de su familia o comunidad simplemente porque les resulta más cómodo. Aunque esto es relativamente inusual, generalmente no es motivo de preocupación. Mantén una comunicación abierta con tu hijo adolescente y hazle saber que si quiere probar un camino diferente, tiene todo tu apoyo.

Conformidad con los amigos

Para la mayoría de los adolescentes, encajar con un grupo de iguales es de vital importancia. Los adolescentes a menudo tratan de emular a aquellos que perciben como líderes de grupo de iguales, como niños populares o miembros mayores del grupo. Es posible que observes un cambio en la vestimenta, el peinado, los modales e incluso los patrones de habla a medida que tu hijo intente conformarse con un grupo elegido. 

Sus calificaciones y su ética de trabajo pueden fluctuar dependiendo de la importancia que sus amigos le den al rendimiento escolar. Si observas comportamientos cuestionables o notas bajas, habla con tu hijo adolescente de una manera amorosa y sin prejuicios. Pregúntale acerca de sus metas y planes para el futuro, y aliéntale a pensar cómo sus decisiones actuales podrían afectar su capacidad para alcanzar esas metas. Evita hablar negativamente sobre los amigos de tu hijo porque eso podría hacer que estuviera más con ellos.

Establece límites razonables y apropiados para la edadEstablece límites razonables y apropiados para la edad

Cómo pueden ayudar los padres

Independientemente de las elecciones de tu hijo adolescente, recuerda que sigue siendo tu hijo. Establece límites razonables y apropiados para la edad, con claras consecuencias por romper las reglas. Dentro de esas pautas, motiva sus exploraciones. Evita las luchas de poder y permite que tu adolescente experimente los resultados naturales de sus elecciones. Mantén una comunicación abierta y fomenta el diálogo honesto en lugar de evitar temas difíciles. Confía en tus habilidades de crianza y crea que un adolescente seguro de sí mismo, que pueda tener una buena autoestima y fortaleza interna para convertirse en un adulto de éxito.

Te puede interesar