Menú
¿Cómo podemos ser padres de acogida?
¿Cómo podemos ser padres de acogida?

AYUDAR A UN MENOR

¿Cómo podemos ser padres de acogida?

En Bekia te contamos qué requisitos y cuál es el papeleo necesario para convertirse en padres de acogida.

[img=¿Cómo ser padres de acogida?]https://img.bekiapadres.com/articulos/27000/27408/1.jpg[/img] ¿Cómo ser padres de acogida?

Antes de empezar a explicar en qué consiste ser padres de acogida, hay que dejar claro la diferencia que dejar clara la diferencia que existe entre ese término y la adopción de un niño. Cuando una pareja decide que quieren ser padres de acogida, asumen que quieren acoger a un niño al que su familia no puede tener con ellos, sea por la razón que sea y los Servicios Sociales quieren que esté en contacto con núcleos familiares para criarse. La mayoría de los niños con los que se encuentran los Servicios Sociales están en situación de desamparo y necesitan una familia de acogida, ya sea en un acogimiento temporal o acogimiento permanente.

El tiempo de acogida puede variar hasta la mayoría de edad

En el caso de que se lleve a cabo una adopción tiene que haber un proceso legal que ratifique que esos padres van a pasar a tener la tutela del bebé o niño. La adopción es una solución para que los menores puedan volver a tener una familia y las parejas o personas solicitantes puedan vivir y disfrutar la experiencia de tener un hijo. Con la adopción pasará a haber una relación de parentesco entre las dos personas pasando a ser, de manera legal, los padres del niño.

Trámites para ser padres de acogida

Los trámites y los requisitos que tienen que cumplir los padres para poder acoger a un niño o bebé son distintos en cada comunidad autónoma, así que lo mejor que puedes hacer es ponerte en contacto con el organismo que lo lleve en tu comunidad para que no tengas ningún tipo de problema legal. Aún así, los trámites suelen ser bastante parecidos:

- En primer lugar, como es obvio, la familia ha de ponerse en contacto con el organismo pertinente para solicitar ser padres de acogida. Tras esto, tiene lugar una reunión informativa en la que se resuelven las dudas y se entrega la documentación necesaria para que se formalice la solicitud de manera legal.

[img=Antes de disfrutar del pequeño tendrás que hacer papeleo]https://img.bekiapadres.com/articulos/27000/27408/2.jpg[/img] Antes de disfrutar del pequeño tendrás que hacer papeleo

- Una vez rellenados los impresos, toca formalizar el ofrecimiento para ser familia de acogida entregando la solicitud y la documentación necesaria para que ésta sea aceptada. Entre los documentos se encuentra: DNI, libro de familia, certificado médico de cada solicitante, que acredite su estado de salud física y psíquica (en caso de enfermedad, deberá constar el diagnóstico y pronóstico, así como el grado de discapacidad, si la hubiera), certificado municipal de empadronamiento, certificado de antecedentes penales de cada solicitante, certificado de actividad laboral o profesional y otros documentos que contribuyan a valorar adecuadamente la idoneidad de los solicitantes.

- Se llevará a cabo un estudio psicosocial que consistirá al menos en dos entrevistas. Una tendrá lugar con un psicólogo y otra con un trabajador social. Además todo esto se acompañará con una visita a domicilio para garantizar la idoneidad de la familia.

Para acoger a un niño hay que hacer el papeleo correspondiente

- Como último paso, la Comisión de Tutela del menor decidirá si la familia es apta para acoger y se la incluirá en el Registro de Familias de Acogida.

Ventajas para ser padres de acogida

Algunos de los puntos a favor que puede tener una familia o padres de acogida para acoger a un niño o bebé son los siguientes:

- Reagrupación familiar. En el caso de que ya haya hermanos de algún niño o bebé que se hayan acogido previamente.

- Grupos de tres o más hermanos dentro de la familia que acoge. Además se tendrá en cuenta que los menores tengan más de 7 años.

- Menores con discapacidad y problemas de salud especial, con antecedentes clínicos hereditarios de riesgo o con otras necesidades especiales.

[img=El pequeño tendrá que estar en un hogar adecuado para su crecimiento]https://img.bekiapadres.com/articulos/27000/27408/3.jpg[/img]El pequeño tendrá que estar en un hogar adecuado para su crecimiento

- Ausencia de enfermedades y/o discapacidades físicas o psíquicas que por sus características o evolución perjudiquen o puedan perjudicar el desarrollo integral del niño acogido.

- Estabilidad familiar y madurez emocional de los solicitantes, así como en su caso, la aceptación del acogimiento familiar por parte del resto de las personas que convivan con ellos. Además que haya una capacidad de aceptación de la historia personal del niño y de sus necesidades especiales, en su caso o de las diferencias étnicas culturales y sociales.

- Actitud positiva y flexible para la educación del menor y disponibilidad de tiempo para su cuidado, ocio y seguimiento en el proceso de integración del menor y la familia.

- Aceptación por parte de la familia de que la acogida puede que no tenga un límite determinado, pero que nunca se tratará de una adopción ni se tendrán expectativas de ello. Además se admitirá que el menor pueda tener relación con su familia biológica.

Te puede interesar