Menú
Cómo distinguir el baby blues de una depresión postparto
Cómo distinguir el baby blues de una depresión postparto
DEPRESIÓN

Cómo distinguir el baby blues de una depresión postparto

No es lo mismo el baby blues que la depresión postparto, es necesario distinguirlo para poder encontrar las soluciones adecuadas.

Cuando hay dos trastornos con síntomas muy similares, tienes que hacer todo lo posible para conocer las diferencias entre uno y otro para poder optar por el tratamiento más recomendado. Este es el caso del baby blues y la depresión postparto, donde uno de ellos es muy leve y el otro es más grave, por lo que necesita un tratamiento especizalizado. Así, en Bekia te contamos las diferencias de cada uno de ellos.

El baby blues es confundido con la depresión postparto más de lo que se piensa

Dado que los dos trastornos se caracterizan por un sentimiento de tristeza en las primeras semanas tras el nacimiento de tu bebé, debes saber diferenciar la tristeza con un estado depresivo. El baby blues se caracteriza principalmente porque tienes ganas de llorar constantemente, te siente irritada y tienes cambios de humor frecuentes.

l baby blues es confundido con la depresión postparto l baby blues es confundido con la depresión postparto

Por su parte, la depresión postparto es mucho más grave, y puede ocasionar grandes problemas si no se trata adecuadamente. Con este trastorno, no sólo puedes tener todo lo que hemos mencionado anteriormente con el baby blues, sino que además tienes un sentimiento de culpabilidad muy grande, porque sientes que no eres buena madre y no te estás ocupando adecuadamente del recién nacido.

Esto hace que puedas perder interés hacia tu pequeño, presentándo síntomas negativos hacia el bebé. También puede darse el caso de que realmente no hayas perdido el interés por él y sus cuidados, pero aun así sea ésta la sensación que te dé y te condiciona a tratar al bebé de una manera u otra. Esta es una diferencia crucial entre estos dos trastornos, pues en el baby blues no se manifiestan sentimientos negativos hacia el recién nacido.

El baby blues es más frecuente que la depresión postparto

Cuando nace el bebé, es normal que no te sientas segura de tí misma, por no saber afrontar la nueva situación que se presenta. Ser madre implica nuevos cambios en tu vida, significa saber adaptarse a una nueva familia y poder compaginar todo esto con tu vida social y laboral.

Esta inseguridad que sufren tantas madres (sobre todo primerizas) es lo que hace que aparezca esa tristeza que caracteriza al baby blues, haciendo que aparezca en un 80% de las madres, razón por la cual es más frecuentado. La depresión postparto, por su parte, aparece tan sólo en el 15% de las mujeres.

Motivos como el aumento de peso, el desgaste físico en los nueve meses de embarazo y la adaptabilidad a la nueva situación son los que hacen que puedas no ser tan feliz como esperabas tras haber dado a luz. Pero como ya hemos mencionado anteriormente, ¡No te preocupes! Es muy normal que pases por algo así, y tratándose del baby blues te durará aproximadamente las primeras dos semanas.

En el caso de la depresión postparto es algo diferente. Ésta puede aparecer en cualquier momento durante el primer año de la vida del bebé, y puede durar hasta un año. Por este motivo es más grave y necesita un tratamiento especializado. No obstante, tampoco debes preocuparte.

Es complicado adaptarse a las nuevas situaciones, lo que debes hacer es apoyarte en las personas que más te quieren y tomarte un descanso con tu pareja y amigos si es lo que realmente necesitas. No debes sentirte mal en absoluto por esto, es algo que os beneficiará tanto a ti como a tu bebé, pues cuando estés totalmente recuperada podrás darle todo el amor que necesita, y él se sentirá a gusto y feliz contigo.

La depresión postparto puede hacer que no lleves una vida normal

Si como madre percibes que no puedes cuidar a tu pequeño, también te vendrán a la cabeza pensamientos relacionados con la incapacidad de cuidarte a tí misma. Esto es una cadena que afecta también a tu autoestima, pues no te valorarás como te mereces. Si te sientes así tras el parto, quizá necesites atención médica y por supuesto, el apoyo de tus seres queridos.

Sin embargo, el baby blues no dificulta hacer una vida normal. Es un trastorno que puede desaparecer sin un tratamiento especializado y en muy poco tiempo. En pocas semanas notarás como tu estado de ánimo cambiará, y tu actitud con el bebé será mucho más cercana y positiva.

El baby blues no dificulta hacer una vida normalEl baby blues no dificulta hacer una vida normal

Piensa siempre en positivo

Puede que percibas que no se ha establecido el apego con tu pequeño, y sientas que otras personas estén más cerca de él que su propia madre. Pero es algo que cambiará en cuanto estés recuperada, no pienses que el bebé puede prescindir de ti, porque una madre, junto con el padre, siempre serán lo más importante para él.

Si tienes algún problema relacionado con este tema, no te encuentras bien y necesitas hablar con alguien, hazlo. No te sientas culpable, no sientas vergüenza. Como venimos diciendo durante todo el artículo, es algo completamente normal que le sucede a un gran porcentaje de mujeres, y sólo estarás recuperada cuando te apoyes en tu familia y amigos y recibas el tratamiento adecuado.

No tengas miedo, porque la gente que te quiere te va a entender. En ningún caso debes pensar que eres mala madre o que estás siendo irresponsable. La positividad será tu mejor aliada, y en cuanto consigas superarlo, podrás empezar a disfrutar de tu familia y ser mucho más feliz.

Te puede interesar