Menú
Cómo ayudar a nuestro hijo a superar su primer día de colegio
Cómo ayudar a nuestro hijo a superar su primer día de colegio

VUELTA AL COLE

Cómo ayudar a nuestro hijo a superar su primer día de colegio

El primer día de colegio para un niño siempre es un momento delicado, te enseñamos cómo ayudar a tu hijo a afrontarlo con éxito.

Ayuda a tu hijo en su primer día de colegioAyuda a tu hijo en su primer día de colegio

El primer día de colegio casi siempre es un momento delicado tanto para el niño como para sus padres. A los niños les puede ayudar que durante el verano sus padres les hablen de su colegio y de los profesores, para que se familiaricen con la idea. Si existe la posibilidad se debe visitar el colegio donde va a estudiar, para que no lo vean como una amenaza. Deben entender lo que significa el colegio, profesores, madrugar, estudiar, amigos o deberes.

Lo que nunca hay que transmitirle es miedo o las inseguridades que genera en los padres el primer día de colegio de su hijo. Si el niño percibe que sus padres están inseguros, él lo estará más. Por el contrario, si sus padres le dan seguridad y vuelta al cole con normalidad, el niño se adaptará antes. Te damos algunos consejos para que tu hijo realice la vuelta al cole sin dramatismos y con muchas ganas.

El primer día de clase: un gran reto para tu hijo

La vuelta al cole o ir por primera vez puede ser una experiencia llena de entusiasmo y alegría para muchos escolares, sin embargo para otros, puede significar tristeza, llanto o pataletas. El primer día de cole puede generar miedo y ansiedad, sobre todo si se suma a situaciones que nunca habían vivido: nuevos profesores, estudiar, deberes, tener que madrugar... Esta ansiedad se transmite a través de llantos, vómitos o pesadillas la víspera se la vuelta al cole.

Enseña a tu hijo a ver el colegio como algo divertido
Los psicólogos explican esta negativa del niño como una falta de seguridad para enfrentarse a experiencias nuevas. Para que este momento resulte lo más natural posible, los padres deben ser pacientes y mostrar una actitud tranquila y positiva hacia lo que el colegio significa y no demonizar palabras como estudiar, profesores, deberes o madrugar... Evitan comentarios amenazantes y negativos hacia la escuela, ya que los primeros días pueden resultar difíciles por el periodo de adaptación propio de cada niño.

Debemos transmitirles seguridad y respeto en todo momento. Siempre es buena idea que mientras sea posible tanto los padres como el niño conozcan a los profesores que les van a atender y establecer de antemano qué hacer si hacer si se presentan problemas, comentarle cómo es el carácter de nuestro hijo, cuáles son sus preferencias, cómo ha sido su desarrollo evolutivo, etc.

El primer día de colegio: un reto para padres e hijosEl primer día de colegio: un reto para padres e hijos

¿Cómo preparar a tu hijo para el primer día de colegio?

Los padres también sienten ansiedad ante el primer día de colegio y se preguntan si su hijo encajará bien en el colegio, si se adaptará rápidamente, si hará amigos con facilidad o si sufrirá mucho los primeros días. Los padres deben evitar caer en la sobreprotección y entender que el niño estará bien en el colegio.

Es importante que tengan claro que asistir a clases es una actividad necesaria y muy importante para ellos, no se trata de un castigo, por lo que nunca se debe utilizar el tema colegio o estudiar como estrategia de castigo. Antes de ir al cole, los padres deben de fomentar su autonomía. Debe tener hábitos de higiene interiorizados: lavarse las manos antes de comer, los dientes después de la comida... Todo ello, favorecerá su autoestima y su independencia, no sentirá tanta presión cuando tenga que enfrentarse a situaciones solo en el cole. Y muy importante, debe habituarse a seguir unas normas.

El niño debe ser responsable de sus cosas, no interrumpir cuando otros hablan o no levantarse de la mesa sin permiso. En los días previos, los padres deben mostrar positivismo. Tratar el cole en tono positivo y hacerle ver que es divertido, hablarle de los amigos o de todo lo que va a aprender. Nunca decir frases en tono peyorativo del tipo: "Ya verás cuando vayas al cole la que te espera..." Otra buena opción es pasarse por el colegio antes de comenzar el curso o conocer al profesor. Hazle partícipe del proceso. Comprar juntos el material escolar y la ropa del colegio, forrar los libros o que colocar pegatinas con su nombre.

Tu hijo tiene que aprender a relacionarse con el resto de niños
Si antes de comenzar el colegio los padres llevan al niño a comprar su material escolar y lo ayudan a realizar sus primeras tareas, el niño va a poner en marcha pensamientos positivos hacia el colegio. ¿Y si le cuentas tu experiencia? Háblale de lo que más te gustaba, de los amigos que hiciste, de lo poco que te gustaban los deberes de alguna asignatura o alguna anécdota divertida. Unos días antes de empezar, adelanta la hora de irse a dormir, de este modo irá aceptando sin demasiadas molestias el nuevo horario y tener que madrugar. Y llega el "temido" primer día de colegio. Los padres deben contener sus emociones y procurar no hacer un drama de la situación.

Tu hijo debe relacionar ir al cole como algo positivo. La recomendación es llevar al pequeño al colegio con tranquilidad y dejarlo con su profesora, en la clase que le corresponda. Si el niño llora, algo probable, no hay que volverse atrás ni tratar de consolarlo, pues esto le creará todavía más angustia y hará que la separación sea más dura. Muy importante si llora, nunca hay que reñirles ni compararle con otros alumnos: "mira ese niño qué mayor que no llora". Recuerda que las primeras semanas puede que tu hijo lo pase mal o experimente retrocesos en casa o tenga un comportamiento diferente. Es una situación normal, intentad ser comprensivos.

No regañes a tu hijo si llora o le compares con sus compañeros No regañes a tu hijo si llora o le compares con sus compañeros

Qué puede hacer él para que todo sea más fácil

Si tu hijo desarrolla cierta autonomía en actividades diarias, esto le permitirá ganar seguridad y confianza en ellos mismos. Lograr pequeños retos favorece su capacidad de adaptación a situaciones nuevas. En cuanto al aspecto social, se debe acostumbrar a estar con otros niños. De este modo estará preparado para vivir situaciones y juegos en los que tendrá que ponerse de acuerdo con otros compañeros. No todos los niños son extrovertidos o tienen la misma capacidad para entablar relaciones, pero sí debe aprender a ceder, a ser tolerante y a respetar a los otros niños.

Conoce el profesor para saber cuál es el entorno de tu hijo pequeño
Debe intentar llevarse bien con profesores y alumnos; y mostrar solidaridad con sus compañeros. Aprender a colaborar con otros niños, ceder el puesto de mando o intentar reclamar su lugar negociando con otros niños. No es recomendable que intente constantemente llamar la atención sobre sí mismo, ni que se esconda. Y algo que siempre ayuda a desarrollar habilidades sociales es encontrar en el grupo un "buen "amigo con el que aprender a relacionarse. En su relación con los adultos del centro debe aprender a respetar las normas, a obedecer y a compartir las cosas.

También tiene que perder el miedo a relacionarse con adultos fuera de su ámbito familiar y a pedir lo que necesite. Sin duda el primer día de colegio es un día importante para cualquier niño, que lo viva de una manera o de otra depende en gran medida de la actitud de los padres. Esfuérzate para que sea un día feliz en la medida de lo posible y recuerda que sea cual sea el carácter de tu hijo, si los padres se muestran confiados y serenos, él también se sentirá así.

Te puede interesar