Menú
Consejos para ahorrar en la vuelta al cole
Consejos para ahorrar en la vuelta al cole

VUELTA AL COLE ECONÓMICA

Consejos para ahorrar en la vuelta al cole

La cuesta de septiembre se resiente con la vuelta al cole. Sigue nuestros consejos para ahorrar dinero en el regreso a las clases.

La crisis económica obliga al ahorro de las familia en la vuelta al cole La crisis económica obliga al ahorro de las familia en la vuelta al cole

La vuelta al cole está cerca y este año se presenta con más dificultades que de costumbre. La crisis económica obliga al ahorro de las familias que por alguna razón u otra no se encuentran en las mejores condiciones para afrontar el presupuesto que supone la vuelta al cole.

El material escolar y la ropa más idónea para cada época en el colegio se encuentran cada año entre las mayores preocupaciones de la familia a la hora de ahorrar dinero. En primer lugar porque, aunque en algunos colegios proporcionen muchos materiales específicos para asignaturas concretas, lo normal es que otros objetos como las mochilas corran a cuenta de los padres. En cuanto a la ropa, es natural que los niños en época escolar crezcan y por tanto, cada vez que llega septiembre haya alguna prenda que no quede bien y que sea necesaria renovar.

De modo que con la crisis se agudiza el ingenio y se rescatan prácticas de otras épocas para aprovechar al máximo o renovar lo que sea necesario para economizar y que la operación vuelta al cole resulte un éxito. A continuación, algunos trucos para el ahorro.

Aprovechar lo del año anterior

La práctica más extendida y repetida por excelencia. A todos nos gusta ir de estreno, pero en estos tiempos en los que hay que ahorrar al máximo, lo mejor es tragarse esas ganas y aprovechar del año anterior lo que se encuentre en buenas condiciones, ya sea ropa, calzado o materiales.

Comparar precios y evitar caprichos son dos grandes aliados del ahorro
Por ejemplo, unas zapatillas que aunque un poco desgastadas, aún puedan servir al niño para ir durante unos meses a la escuela (sin riesgo de que se rompan por supuesto); o esos rotuladores de colores que le regalaron el año pasado. Sí, puede tener gastados el color negro y el rojo, pero quizá pueda aguantarse y cubrir esa falta con el resto de colores.

Compartir

Tus hijos no son los únicos que van a la escuela. Pregunta a vecinas, amigas o familiares con niños mayores que los tuyos si tienen libros escolares o ropa como chaquetas o camisetas que ya no necesiten, para que te los presten durante ese año y así ahorrar el coste que ello suponga. Esta técnica además vendrá de perlas para aquellas familias cuyos niños usen el uniforme escolar: que obtenga más jerseys o faldas de uniforme proporciona un buen ahorro.

Hay que aprovechar al máximo y renovar lo necesario para economizar Hay que aprovechar al máximo y renovar lo necesario para economizar

Igualmente, si eres tú la que va a desechar algo, mejor darle una segunda vida mediante personas que lo necesiten para el colegio. En este sentido, lo que se obtiene a cambio es la gran satisfacción de ayudar a familias que necesiten ahorrar en presupuesto.

Intercambio entre hermanos

Un clásico donde los haya. Si tienes hijos del mismo sexo nada mejor que probar al pequeño la ropa que tienes guardada del mayor, siempre que se encuentre en buen estado, claro. Muchas veces el sexo no influye: las rebecas y las sudaderas deportivas, por ejemplo, son versátiles y en ocasiones la misma puede sentar bien tanto a niños como a niñas.

Lo mismo se aplica al material: la carpeta, libros y sobre todo materiales que haya usado el mayor, pueden rescatarse para el pequeño e incluso usarse al mismo tiempo para economizar. El compás y la calculadora para las clases de matemáticas, la flauta dulce y los estuches pueden compartirse entre hermanos, intercambiándose entre ellos los materiales si van al mismo colegio.

El DIY

Sólo hace falta un poco de paciencia y maña. La prácticas de Do it yourself ('háztelo tú mismo') que han arrasado entre las fanáticas de la moda, también puede aplicarse cuando se habla de la vuelta al cole. Elaborar estuches para los lápices, bolsitos para los libros e incluso prendas de vestir como jerseys y gorros para los niños puede suponer un pequeño gasto en la compra de materiales pero que ni de lejos se asemeja al coste final de un producto ya hecho y puesto a la venta, por lo que se consigue economizar al máximo.

Comparar precios

Si no queda más remedio que comprar, no desesperes: también hay trucos para ahorrar. Una de las técnicas más efectivas para asegurarse una buena compra es comparar los precios de los establecimientos: sírvete de catálogos de grandes almacenes pero también pregunta en las pequeñas tiendas de barrio para establecer tu propia relación calidad-precio y así hacer una inversión que merezca la pena. Si tienes varios hijos, localiza promociones que te asegure el abastecimiento de las necesidades para todos los niños en la escuela.

Ignorar los caprichos

Es normal que los niños prefieran una mochila de Bob Esponja los más pequeños, o de marcas surferas los más mayores, frente a mochilas sin marca que vendan por ejemplo en grandes almacenes y que por lo general suelen ser más baratas.

Enseña a tus hijos a ahorrar y a ser conscientes de la situación económicaEnseña a tus hijos a ahorrar y a ser conscientes de la situación económica

Atendiendo siempre a la calidad antes que al diseño, y en este caso, a lo más asequible antes que lo caro, frente a estos casos hay que hacerles entender que deben realizar un esfuerzo para ahorrar dinero, ya que lo importante no es el diseño de la mochila, sino la calidad de la misma, así como la función que cumple, que es guardar todos los objetos de la escuela. Una opción para compensar este tipo de compras, es personalizar los objetos de los niños con sus personajes favoritos mediante pegatinas en su material escolar, por ejemplo.

Este caso de las mochilas puede aplicarse también a la ropa o a otros elementos que debido a su diseño, atrae a los niños pero provoca rechazo a los padres.

Evitar los excesos

Como dice Josefina, madre de dos hijas experta ya en compras para la vuelta al cole "mejor comprar dos lapiceros a tres", refiriéndose así a la máxima de evitar los excesos. Hay quien piensa que es mejor comprar varios artículos por si se estropean o se acaban, sin pensar en que puede resultar lo contrario: que nunca sean necesarios tantos artículos de lo mismo. Ocurre sobre todo cuando se trata de material escolar tradicional, como bolígrafos, rotuladores, lápices... Si se acaba el material o se estropea, se compra otro. Si acaba el curso y no has necesitado usar uno más, ése es el ahorro que te llevas.

Actividades extraescolares

Inglés, fútbol, ballet... las actividades extraescolares pueden proporcionar evasión y más aptitudes a los niños, ya sean sociales, educativas o formativas. Pero tanto para evitar el cansancio del niño y sobre todo, para economizar, lo correcto sería no apuntarle a más de dos clases de este tipo. Eso sí, si la escuela las ofrece de forma gratuita, tan sólo habría que atender a la necesidad o gustos del niño. Se trata de ahorrar en el presupuesto y no de recortar este tipo de opciones.

Transporte

Ya de cara a todo el año, otro truco para evitar desembolsar demasiado dinero es el transporte público. Evita coger taxis o usar tu propio coche, con el consecuente gasto en dinero para gasolina, sólo para llevar a los niños al colegio, cuando puedes apostar por el transporte público o ir andando. Quizá exija madrugar, pero a la larga se ahorra dinero, especialmente si consigues los diferentes bonos.

Los niños deben conocer de forma suave las razones que hay para la reducción de presupuesto familiar para la vuelta al cole de este año. Se trata de que entiendan que a la hora de pagar, el ahorro de varios euros resulta beneficioso para la economía familiar. De esta manera, educarlos en el reciclaje de prendas, por ejemplo, les ayudará a asumir estas prácticas de ahorro. Unas prácticas para economizar que a la larga harán respirar un poco las cuentas y presupuesto familiares.

Te puede interesar