Menú
Afirmaciones positivas para adolescentes
Afirmaciones positivas para adolescentes

PENSAMIENTO POSITIVO

Afirmaciones positivas para adolescentes

Tanto si tu hijo adolescente sufre acoso escolar o no, las afirmaciones positivas le cambiarán su vida a mejor.

No es raro que las víctimas de acoso escolar repitan los mensajes negativos que escuchan, a veces sin siquiera darse cuenta de que lo están haciendo. Por ejemplo, pueden decir: "Soy un perdedor", cada vez que cometen un error. O, pueden decir, "Estoy como una vaca", cada vez que se miran en el espejo. Cuando esto sucede, las víctimas están internalizando los mensajes que los agresores les han dicho o sobre ellos. De hecho, han escuchado estos mensajes tantas veces de los acosadores que a menudo creen que son ciertos y se los repiten a sí mismos.

Como resultado, es extremadamente importante que los adolescentes aprendan cómo contrarrestar estos mensajes negativos con mensajes positivos.

El beneficio de afirmaciones positivas

Una de las mejores maneras de hacerlo es con afirmaciones positivas. Las afirmaciones positivas son afirmaciones que los niños se repiten a sí mismos. Estas declaraciones ayudan a los adolescentes a reprogramar sus cerebros y su forma de pensar después de ser intimidados. El objetivo es que el pensamiento positivo se vuelva más automático y las palabras negativas se vuelvan menos frecuentes.

El fin de las afirmaciones positivas es que el adolescente aprenda a hacer afirmaciones positivas sobre lo que le gustaría ver manifestado en su vida y los repetirá lo suficiente para que se conviertan en parte de sus procesos de pensamientoEstas declaraciones deben definir cómo se ve ella y al mundo que la rodea.

Las afirmaciones positivas son afirmaciones que los niños se repiten a sí mismosLas afirmaciones positivas son afirmaciones que los niños se repiten a sí mismos

Consejos para que los adolescentes creen afirmaciones positivas sobre ellos mismos

Para que puedas ayudar a tu hijo adolescente a desarrollar sus propias afirmaciones positivas, sigue las siguientes pautas y todo irá sobre ruedas.

Examinar las metas

Pide a tu hijo adolescente que piensen en lo que quiere que sea diferente en su vida. Esto significa que debe poder identificar lo que quiere que suceda, incluidos los comportamientos, las actitudes y los rasgos que cree que necesita para lograrlo. Sea cual sea su experiencia, tener objetivos claramente definidos la ayudará a cambiar la trayectoria de su vida y su situación.

Crear los pensamientos

Una vez que tu hijo adolescente haya reconocido lo que quiere que sea diferente en su vida, desafíalo a poner esas ideas en unas pocas frases para crear los pensamientos que deben quedar en su mente. Tendrá que expresar esas afirmaciones como si ya fuesen ciertas y no que espere que suceda. Por ejemplo: "Me siento feliz con mis amistades" en lugar de decir: "Quiero tener más amigos".

La idea es que tu hijo adolescente esté programando su mente subconsciente para creer las afirmaciones que está creando. Al hacerlo, le ayudará a que los objetivos se conviertan en realidad. Recuerda, tu adolescente está tratando de hacer que algo suceda, no expresar una lista de deseos.

La mente subconsciente se beneficia de las afirmaciones positivasLa mente subconsciente se beneficia de las afirmaciones positivas

Las afirmaciones tienen que ser positivas

Lo que esto significa es que tu adolescente debe centrarse en lo que quiere que suceda, no en lo que no quiere que suceda. Por ejemplo, si tu hijo adolescente quiere desarrollar un estilo de vida más saludable porque ha sido víctima de las burlas de peso, debe evitar decir cosas como "No quiero sentirme gorda", debería decir cosas como: "Me siento saludable" o "Me siento bien conmigo".

Las afirmaciones deberán ser realistas

La mente subconsciente se beneficia de las afirmaciones positivas, pero si tu hijo adolescente crea declaraciones que son demasiado inverosímiles, su mente no se dejará engañar. Sus afirmaciones positivas deben ser esperanzadoras pero realistas

Hablad de las afirmaciones creadas

Una vez que tu hijo adolescente haya creado sus afirmaciones positivas, ayúdale a ponerlas en práctica. Anímale a hablar amablemente y positivamente consigo misma todos los días, varias veces al día. Además, podrías ayudar a poner las afirmaciones positivas en notas y pegarlas en su espejo. 

La idea es que se le recuerdes reafirmar las cosas positivas en su vida y hacia dónde se dirige. Cuando hace esto de manera consistente, la conversación negativa se convertirá en una cosa del pasado... y se sentirá bien consigo mismo y con su vida.

Te puede interesar