Menú
Consigue que tu hijo adolescente desafiante sea más responsable
Consigue que tu hijo adolescente desafiante sea más responsable

ADOLESCENCIA

Consigue que tu hijo adolescente desafiante sea más responsable

Si tienes un hijo rebelde y desafiante, con estos consejos conseguirás que sea más responsable de sus acciones.

La adolescencia es una etapa complicada para los adolescentes, pero también lo es para los padres que deben lidiar con las hormonas revolucionadas de sus hijos, de sus crisis de identidad y con actitudes que ningún padre quiere lidiar cuando se convierte en padre... pero que con la adolescencia llegan irremediablemente.

Experimentar el desafío de un adolescente puede ser una situación difícil para todos. El mal comportamiento frecuente y el desafío de las reglas del hogar pueden ser agotador para los padres. Todos los involucrados, el adolescente, el resto de la familia y tú como padre o madre, os beneficiaréis cuando se establezcan límites claros para el hijo adolescente. Los resultados no serán de la noche a la mañana, pero con tiempo y esfuerzo por parte de todos, incluso puedes motivar a que tu hijo adolescente acabe teniendo un comportamiento mucho más responsable.

A continuación vamos a explicarte cómo puedes conseguir que tu hijo adolescente pase de ser desafiante y rebelde a que se convierta en un chico o chica más responsable. Podrá hacerse cargo de sus acciones y comprender, que como integrante de la familia, debe colaborar para la armonía y buena convivencia en el hogar.

Experimentar el desafío de un adolescente puede ser una situación difícil para todosExperimentar el desafío de un adolescente puede ser una situación difícil para todos

Conecta con tu hijo adolescente

Si por culpa de su comportamiento y sin darte cuenta te has desconectado de tu hijo, vuelve a conectar con tu hijo adolescente para resolver el problema que os ocupa. Sin una buena conexión emocional entre padres e hijos adolescentes, éstos actuarán de manera desafiante debido a la inseguridad emocional que sienten, aunque no te digan.

Por este motivo, tendrás que comunicarte con amor y escuchar con respeto siempre que te hable. Muestra el amor en tus palabras y en tus acciones para reconstruir una relación basada en la confianza y el respeto.

Pide disculpas

Siguiendo el primer punto que hemos comentado arriba, también es necesario para conectar emocionalmente con tu hijo, que seas capaz de pedir disculpas por los errores que hayas cometido o que cometiste en el pasado al disciplinar mal a tu hijo adolescente.

Si le has tratado de manera irrespetuosa o injusta, pídele perdón y discúlpate diciéndole a tu hijo adolescente que tienes la intención de mejorar en esas situaciones y que sean momentos más positivos para ambos en el futuro.

Marca límites claros

Es necesario que crees límites claros para tu hijo adolescente, unos límites y normas que no deberán ser vacilantes. Una vez que hayas creado los límites, establece consecuencias claras para cada regla y así podréis haber hecho un sistema de tándem que opere dentro de tu familia y que se garantice que todos actúen de manera responsable.

Tu hijo tiene que actuar de manera responsable cumpliendo los límites y además debes actuar de manera responsable siguiendo las consecuencias que se hayan establecido anteriormente. Es muy importante que las consecuencias se cumplan, tanto si son positivas como negativas para que de esta manera, el adolescente aprenda que cada acción tiene su reacción (o consecuencia en este caso).

Controla la conducta de tu hijo adolescente para asegurarte de que cumpla los límitesControla la conducta de tu hijo adolescente para asegurarte de que cumpla los límites

Explica los límites

Antes de emplear las consecuencias o poner en marcha los límites y las normas, es necesario que lo expliques a tu adolescente para que comprenda cuáles son tus expectativas. Deja claro a tu hijo adolescente que que esperas que cumpla las reglas y que las tendrá que cumplir o se llevarán a cabo las consecuencias establecidas.

Controla la conducta de tu hijo adolescente

Controla la conducta de tu hijo adolescente para asegurarte de que cumpla los límites. Los nuevos límites son el establecimiento de un nuevo respeto en tu familia. Un adolescente puede probar y superar los límites o aceptarlos con poco esfuerzo. Si descubres que tu hijo ha incumplido una regla o ha eludido un requisito, cumple con las consecuencias como prometiste desde un principio. 

Sin embargo, no apliques consecuencias con ira severa. Habla siempre desde la calma y respeto para decirle a tu hijo que infringió una regla para que pueda lidiar con la consecuencia. Por ejemplo, si no realiza sus tareas, no puede usar el móvil.

Te puede interesar