Menú
Actividades extraescolares para el verano; elegir y acertar
Actividades extraescolares para el verano; elegir y acertar

EXPERIENCIA ÚNICA

Actividades extraescolares para el verano; elegir y acertar

Existen multitud de opciones para poder disfrutar del verano de una forma mucho más entretenida y amena.

Cada vez son más los padres que deciden apuntar e inscribir a sus hijos, ya sean niños u adolescentes, en actividades extraescolares durante los meses de verano. Estas son una oportunidad para disfrutar de sus intereses y hacer que sus días de vacaciones sean mucho más divertidos y productivos. Además, para los padres es una buena opción para poder dejar de estar pendientes por unas horas e incluso días, de sus hijos y poder ir a trabajar con total tranquilidad o realizar otro tipo de tareas y actividades. De entre las posibles actividades extraescolares que se pueden llevar a cabo, destacan algunas como:

  1. Campamentos de verano: Esta es una de las opciones que más triunfa durante los meses de verano y es que hoy en día, existen multitud de campamentos a los que inscribir a cualquier niño u adolescente. Estos pueden diferenciarse principalmente, según la edad a la cual van destinados, algo que influye también en el tipo de actividades que se llevan a cabo. Además, se pueden distinguir por su duración y ubicación, ya que algunos son en el extranjero u otras provincias. Finalmente, es importante tener en cuenta que no todos los campamentos de verano cuentan con un mismo programa de actividades y será importante informarse antes de hacer cualquier inscripción. Por ejemplo, algunos están más enfocados al deporte, otros a las actividades en grupo, al turismo, al idioma...
  2.  Se trata de apuntar a niños y adolescentes a actividades que les permitan disfrutar Se trata de apuntar a niños y adolescentes a actividades que les permitan disfrutar

  3. Campamentos urbanos: Se suelen denominar así aquellos campamentos en los cuales los niños u adolescentes vuelven a su casa a dormir y no llevan a cabo un retiro total de sus hogares. Es decir, mientras que en los de verano suelen trasladarse hasta el campamento durante unos días, en los urbanos acuden durante unas horas determinadas al día. Por lo general, existen rutas que suelen recoger en determinados puntos a los que acuden al campamento y después les vuelven a trasladar hasta ese mismo punto. Es muy bueno comenzar a llevar a los hijos desde pequeños a estos campamentos para que después, al apuntarles a un campamento de verano que tenga una duración prolongada y les haga salir de sus casas durante un tiempo, no suponga un choque tan drástico para ellos.
  4. Actividades especializadas: Se trata de apuntar a niños y adolescentes a actividades que les permitan disfrutar y practicar sus intereses. Inglés, fútbol, pintura, teatro, música, canto...Son muchas las opciones que existen y los días y horarios disponibles.

Beneficios de las actividades extraescolares

Las actividades extraescolares cuentan con gran cantidad de aspectos positivos más allá de darles a los niños u adolescentes una distracción mientras sus padres se encuentran trabajando o realizando otro tipo de tareas y actividades. De entre los beneficios más destacados de realizar actividades extraescolares en verano se encuentran:

  • Entretenimiento y desconexión: Al igual que les sucede a los adultos, los más pequeños sienten que sus días son iguales. Y es que, por mucho que se quejen de la escuela, los veranos se hacen largos y no tener un entretenimiento o poder ver a sus compañeros cada día les hace llegar a echarlo de menos. Por lo tanto, hacer algún tipo de actividad es muy positivo para tener algún tipo de entretenimiento o distracción que les permita desconectar y hacer que las horas de verano se pasen muchos más rápido, siempre y cuando aquello que lleven a cabo esté dentro de sus intereses.
  •  Casi todas las actividades, suelen ser en grupo o junto a otras personas Casi todas las actividades, suelen ser en grupo o junto a otras personas

  • Relacionarse con otros: Casi todas las actividades, por no decir todas, suelen ser en grupo o junto a otras personas. Ya sean llevadas a cabo por niños o adolescentes, estos suelen encontrar en este tipo de actividades otras personas con las que comparten ciertos intereses y pueden conversar y pasar ratos agradables. De hecho, de muchas de estas actividades extraescolares en meses de verano suelen surgir grandes amistades. Además, trabajar en equipo es algo muy positivo, sobre todo para los más pequeños ya que son muchos los valores que aprenden gracias a ello.
  • Madurez: Acudir a actividades extraescolares durante el verano hace que los niños no sólo disfruten de sus intereses sino que también se vuelvan más maduros e independientes. Y es que, aunque en estas actividades suele haber profesores o responsables de los pequeños, estos son más independientes en muchos aspectos y el estar tiempo fuera de casa, les hace madurar y ser más abiertos de cara al resto del mundo.
  • Desarrollo de habilidades: Muchas actividades extraescolares no sólo tienen como objetivo la pura diversión sino que a su vez son una forma perfecta para el desarrollo de muchas habilidades y capacidades. Ya sea a través de la música, la pintura, el deporte, el turismo...Todos los niños y adolescentes tienen la opción de descubrirse y a su vez, perfeccionarse y formarse en múltiples aspectos.
  • Nuevas experiencias: En los meses de verano, tanto los adolescentes como los más pequeños tienen más tiempo libre de lo normal y esto les da la posibilidad de ocupar su tiempo en actividades que durante el año, debido a sus agotadoras rutinas, son incapaces de llevar a cabo. Es decir, disfrutar de sus intereses. Por lo tanto, esto supone la opción de vivir nuevas experiencias que sorprenderán y serán recordadas para siempre.
Te puede interesar