Menú
Cómo sobrellevar una prueba de embarazo negativa
Cómo sobrellevar una prueba de embarazo negativa

PRUEBAS DE EMBARAZO

Cómo sobrellevar una prueba de embarazo negativa

Si cada vez que te haces una prueba de embarazo y sale negativa lo pasas mal... debes aprender a sobrellevarlo.

Si llevas un tiempo queriendo quedarte embarazada es posible que ya sepas que es afrontar una prueba de embarazo negativa y el cúmulo de sensaciones que se tienen. Es posible que creas que desarrollarás una tolerancia a ellas después de un tiempo, y aunque algunas personas lo hacen, en realidad cada prueba de embarazo que te hagas será más difícil para ti. Si la prueba de embarazo es después de un tratamiento de fertilidad o fecundación in vitro, la decepción puede ser incluso, mayor.

Lidiar con la avalancha de emociones (ansiedad de que tal vez aún puedas estar embarazada, tristeza porque probablemente no lo estés) puede ser difícil. ¿Cómo puedes hacer frente a todo esto?

La espera del embarazo

El primer momento después de una prueba de embarazo negativa generalmente produce un dolor leve en el pecho, pero el segundo momento puede incluir una idea esperanzadora: quizás aún puedas estar embarazada. Quizá la prueba de embarazo ha salido mal y haya alguna probabilidad de embarazo. Existen algunos factures que aumentan las posibilidades de que puedas estas embarazada:

-Aun no tienes la regla. Si tienes la regla estar embarazada es prácticamente imposible, aunque puede suceder. Si aún no te ha bajado la regla, entonces es posible que tengas alguna posibilidad de estar embarazada. Si pasa una semana y la regla no llega y tus pruebas de embarazo siguen siendo negativas, entonces tendrás que acudir a tu médico.

Si tienes la regla estar embarazada es prácticamente imposible, aunque puede sucederSi tienes la regla estar embarazada es prácticamente imposible, aunque puede suceder

-Te hiciste la prueba demasiado pronto. Incluso hacerte la prueba el mismo día que te tendría que haber bajado la regla y no lo ha hecho, puede ser demasiado temprano y te puede dar la prueba un falso negativo. Cada embarazo aumenta el nivel de hCG (la hormona del embarazo que las pruebas de embarazo detectan) de forma ligeramente diferente. Es posible que algunas mujeres no obtengan un resultado positivo hasta que no haya pasado hasta una semana de retraso.

Qué hacer después de que una prueba de embarazo sea negativa

El hecho de que hayas tenido una prueba negativa no significa que toda tu vida seas infértil o que no puedas tener hijos. No tengas pensamientos negativos puesto que te causarán estrés y ansiedad y entonces, tu cuerpo puede reaccionar generando hormonas de cortisol que impiden que te quedes embarazada. Es necesario tener un pensamiento positivo y no perder la esperanza bajo ningún concepto. Si eres una persona fértil, ¿por qué vas a tirar la toalla? No te obsesiones, pero tampoco te rindas.

Pero, cuando te sale una prueba de embarazo negativa, ¿qué puedes hacer para sobrellevarlo mejor?

Si todavía existe la posibilidad de que estés embarazada no permitas que la prueba negativa te desesperanceSi todavía existe la posibilidad de que estés embarazada no permitas que la prueba negativa te desesperance

-No sufras, el ciclo no ha terminado. Si todavía existe la posibilidad de que estés embarazada no permitas que la prueba negativa te desesperance. Hazla más adelante, espera más días para hacerla de nuevo.

-Siente tu tristeza. Retener el dolor que puedas sentir ante la prueba de embarazo negativa solo hará que empeore. Llora si lo necesitas y habla de tus sentimientos con una persona de confianza. Te sentirás mejor.

-Separa los acontecimientos. Es posible que quieras hacer una lista de las historias que te cuentas acerca de esta prueba negativa (que nunca estarás embarazada, que el destino te hace pasarlo mal, etc.) Una vez que hayas hecho esa lista, escriba una respuesta reconfortante y racional para esas historias de tu mente. Sé tu propia consejera, escribe lo que le dirías a una amiga en tu misma situación. Te sorprenderá cuánta sabiduría tienes dentro de ti.

-Piensa en un plan de acción futuro, solo 'por si acaso'. Saber que tienes un plan de acción, incluso si se trata de un plan extremadamente simple para continuar tu tratamiento actual o tratar de concebir con otros esfuerzos, puede ayudar. Tu plan puede incluso ser esperar un mes o dos para tratar de concebir de nuevo. Pensar en el futuro te ayuda a recordar que este no es el final del camino.

Recuerda que entre pruebas negativas e intentar tratar de concebir... ¡debes vivir tu vida!

Te puede interesar