Menú
Tengo un retraso, ¿estoy embarazada?
Tengo un retraso, ¿estoy embarazada?
CICLO MENSTRUAL

Tengo un retraso, ¿estoy embarazada?

Cuando el periodo o la regla se nos retrasa varios días, y hemos tenido relaciones sexuales en las últimas semanas, lo primero que pensamos es en un posible embarazo.

La pérdida de la menstruación es uno de los principales signos que alertan de un posible embarazo, pero no es el único, existen otros muchos que debemos tener en cuenta para considerar la posibilidad de estar embarazadas y descartar que sea un simple retraso del periodo, puesto que este no solo se da en el embarazo, sino que hay otras muchas causas que puede provocarlo.

¿Qué otros signos debemos atender para confirmar un embarazo?

Hay que tener en cuenta que el proceso de embarazo es distinto en cada mujer y la aparición de los síntomas puede tener un orden diferente, incluso es posible no llegar a sufrir alguno de ellos, sufrir otros o no mostrar síntomas. Por tanto, es recomendable no basarse solo en los síntomas y asegurarse mediante una prueba de embarazo o un análisis de sangre que corroboré que se está embarazada realmente. Algunos de los signos más comunes que aparecen durante el embarazo en las mujeres pueden ser:

- Amenorrea o perdida de la menstruación : Como hemos dicho anteriormente, el principal signo que se puede observar en un embarazo es la perdida del periodo, también llamada amenorrea. Es importante tener en cuenta que mostrar este signo no quiere decir que se esté embarazada, hay muchos otros motivos por lo que puede darse este caso.

- Ligero sangrado: En muchos casos la implantación del ovulo en el útero de la mujer causa un pequeño sangrado de color marrón. Suele darse pasados unos cinco o seis días tras la fecundación.

- Náuseas o vómitos: Es muy común que durante el embarazo la mujer sienta nauseas matutinas o vómitos, esto es consecuencia de una subida del nivel de hormonas, como puede ser el caso de la progesterona. Suele darse entre la segunda semana y el segundo mes después de la fecundación.

- Sentir asco y rechazo hacia ciertos alimentos: El simple olor de un alimento que antes gustaba o que se comía a menudo puede causar asco y aborrecimiento.

Hay síntomas que te pueden indicar que estás emabarazadaHay síntomas que te pueden indicar que estás emabarazada

- Apetencia por ciertos alimentos: Durante el embarazo es muy común sufrir lo conocido como antojos, que son simplemente unas ganas muy fuertes de comer un alimento en concreto. Esto es consecuencia del cambio en el nivel de hormonas que sufre la mujer cuando está embarazada.

- Aumento de la sensibilidad al dolor: Es muy común que la mujer este más sensible al dolor por culpa de las modificaciones hormonales que sufre a lo largo del proceso de embarazo.

- Cansancio, agotamiento y sueño: Es muy frecuente que una mujer embarazada se sienta cansada y con sueño constantemente. Este signo es mucho más visible en los primeros meses.

- Mareos, perdida del equilibrio, incluso desmayos: La subida de los niveles hormonales que experimenta la mujer causa que las arterias se dilaten y que disminuya la presión de estas, provocando mareos y perdidas del equilibrio.

- Aumento de las ganas de micionar: Durante el embarazo la cantidad de líquidos aumenta y la presión que ejerce el útero sobre la vejiga hacen necesario el tener que ir al baño más a menudo. En muchas ocasiones las mujeres presentar pérdidas de orina o incontinencia urinaria.

- Aumento del tamaño de las mamas: Este signo suele darse pasadas las seis semanas de embarazo y continua hasta los tres meses. Como consecuencia de este aumento en la talla mamaria suelen aparecer estrías o picazón en la piel.

- Manchas en la piel: El aumento de hormonas puede provocar la aparición de manchas en la piel, tanto en la cara como en las manos, incluso una línea oscura en el abdomen que va desde el pubis hasta el ombligo.

- Dolores pélvicos: Estos dolores son parecidos a los que se padecen durante la menstruación, son consecuencia del crecimiento que experimenta el útero de la mujer tras la fecundación.

- Aumento del tamaño abdominal: Los primeros tres meses este aumento se debe a la retención de líquidos y aire en el abdomen, pasados los tres meses es consecuencia del crecimiento y desarrollo del feto.

- Mayor temperatura: Una modificación en el nivel de hormonas puede provocar una mayor temperatura corporal comparada con la habitual.

¿Por qué otras razones podemos sufrir un retraso menstrual?

Muchas veces confundimos un retraso en el ciclo menstrual con un embarazo, y no tiene porque ser así, ya que a pesar de ser el signo más representativo de un embarazo puede estar causado por multitud de razones y no tener nada que ver. Algunas de ellas pueden ser:

- Estrés: Cuando se vive una situación muy estresante, que nos causa ansiedad o angustia emocional, nuestra regla puede verse afectada retrasándose notablemente en su aparición.

Hay muchos factores que pueden retrasar el periodo, ocmo el estrés, la dieta o ciertos medicamentosHay muchos factores que pueden retrasar el periodo, ocmo el estrés, la dieta o ciertos medicamentos

- Medicamentos: Los medicamentos también pueden afectar al correcto ciclo menstrual, retrasando la aparición de la regla u ocasionando su perdida durante el periodo de tiempo que se esté tomando el medicamento. Algunos de estos pueden ser los anticonceptivos, pastillas hormonales, antidepresivos, medicación para la esquizofrenia, etc.

- Cambios en la alimentación: La modificación de las conductas alimenticias pueden originar un cambio en el ciclo menstrual, provocando que nuestra regla se retrase o extiendo más de lo habitual. En muchos casos como en la anorexia o las dietas muy estrictas en las que se pierde mucho peso y de manera muy brusca es posible que se llegue desaparecer la regla de forma permanente. En la obesidad también puede darse el caso ya que se produce una pérdida de la ovulación.

- Ovarios poliquísticos: Padecer ovarios poliquísticos modifica el nivel hormonal y por tanto, el ciclo menstrual, esto hace que nuestra regla baje de forma muy irregular y dispar.

- Problemas en la tiroides: El hipertiroidismo y el hipotiroidismo también afectan al correcto ciclo menstrual modificándolo notablemente.

- Enfermedad: Sufrir una enfermedad, ya sea una enfermedad grave o simplemente un catarro, puede llegar a afectar a nuestra regla y hacer que se retrase.

- Actividad física excesiva: El aumento del ejercicio físico de forma brusca y excesiva, un gasto energético poco habitual o un entrenamiento muy estricto, son motivos por los cuales nuestra regla puede retrasarse o modificarse.

- Menopausia: La pérdida de la menstruación como consecuencia de la edad también puede ser motivo de equivocación en las mujeres, sobre todo si es un caso de menopausia precoz.

- Otras causas que afectan al ciclo menstrual pueden ser: la quimioterapia en enfermos de cáncer, tumores cerebrales, numero reducido de ovarios, etc.

Te puede interesar

Comentarios