Menú
Síntomas que se pueden confundir con un embarazo
Síntomas que se pueden confundir con un embarazo

FALSA ALARMA

Síntomas que se pueden confundir con un embarazo

Muchas veces podemos confundir los síntomas del síndrome premenstrual con un embarazo, sobre todo si viene con retraso, te ayudamos a diferenciarlos.

mujer con náuseasLas náuseas son uno de los síntomas más conocidos del embarazo

Temas relacionados

Cuando se mantienen relaciones sexuales sin protección es normal pensar que quizá se haya producido la fecundación del óvulo. Cuando esto ocurre una mujer puede pensar que está embarazada sintiendo diferentes síntomas que parecen de un embarazo. Pero en algunas ocasiones, estos síntomas pueden ser confundidos normalmente con los síntomas del Síndrome Pre Menstrual (SPM).

La facilidad de confundir los síntomas

Hay mujeres que piensan que los síntomas del síndrome premenstrual nada tienen que ver con las primeras señales de que una mujer se ha quedado embarazada, pero la realidad es que son muchas las mujeres que sienten de forma idéntica los síntomas del SPM que las primeras señales de un embarazo (durante las primeras semanas), ya que están acostumbradas a que los síntomas del síndrome premenstrual sean bastante fuertes cada mes.

Cuando una mujer tiene la esperanza de quedarse embarazada puede interpretar cualquier señal del embarazo como verdadera, pero en ocasiones puede ser una falsa alarma. Los síntomas tempranos de embarazo pueden incluir los siguientes: dolores de cabeza, el dolor de pechos, náuseas, dolores de espalda, manchas en la piel, hinchazón de vientre, dolor en el bajo vientre (como pinchazos), oscurecimiento de los pezones, antojos o aversiones a algunos alimentos e incluso olores, etc.

Los síntomas del síndrome premenstrual son parecidos al embarazo

Pero en muchas ocasiones estos síntomas del embarazo durante las primeras semanas son exactamente los mismos que les ocurren a las mujeres cuando tienen la regla a punto de comenzar. Justo antes de que llegue la menstruación una mujer puede experimentar los síntomas premenstruales, incluyendo la sensibilidad extrema en los senos, hinchazón de vientre, cambios de humor, dolores de cabeza, dolores de espalda, náuseas, etc.

Cuando se tiene un leve manchado de sangre en las braguitas pero que no es aún la menstruación puede ser la implantación o simplemente el inicio del flujo menstrual, algo que se descubrirá a las horas siguientes.

Todos estos cambios con el síndrome premenstrual ocurren porque el cuerpo también trabaja con muchos cambios de hormonas para conseguir que el óvulo que no ha sido fecundado pueda ser desechado por la vagina a través del flujo menstrual. Pero cuando una mujer se queda embarazada, también tiene una gran revolución de hormonas y el cuerpo trabaja sin parar para poder dar cobijo a la nueva vida que va a crear.

dolor abdominalLos síntomas del síndrome premenstrual se pueden confundir con un embarazo

Los síntomas que más se confunden

Existen síntomas que se confunden bastante a menudo. A continuación puedes comprobar algunos de estos síntomas para poder saber si a ti también te ocurre.

Dolor en el pecho:

Los síntomas en el pecho son un habitual en los síntomas que se confundes con un embarazo. Se tienen los pechos más sensibles y empeora justo los días antes de la regla. Se puede sentir dolor, sensibilidad e incluso que están más hinchados.

Leve sangrado:

En el síndrome premenstrual no se suele tener un sangrado de ningún tipo, puede haber un sangrado ligero al comienzo de la menstruación, pero ya es menstruación. Aunque normalmente la regla suele ser más abundante. Pero cuando esto ocurre por un embarazo el sangrado es más rosado y es muy leve. Ocurre normalmente a los 10 o 14 días después de haber concebido y no es suficiente como para llenar una compresa. Puede durar un día o varios, pero no es como la menstruación ni mucho menos.

Náuseas:

Las náuseas es el síntoma por excelencia cuando una mujer se queda embarazada. En algunas mujeres con el síndrome premenstrual no suelen tener náuseas o molestias gastrointestinales pero sí hay algunas mujeres que sí que las padecen.

Las náuseas comienzan normalmente a las 3 semanas de haberse quedado embarazada. El vómito puede o no acompañarse de náuseas, pero claro, igual que hay mujeres que sienten náuseas y otras no en el síndrome premenstrual, ocurre igual en el embarazo: hay mujeres que sienten náuseas, y otras no.

Antojos o aversiones en la comida:

Cuando se trata del síndrome premenstrual es posible que tengas ganas de comer más, puedes tener antojos de chocolate, de azúcar, dulces o alimentos salados. Pero durante el embarazo es posible que sientas deseos de comer cosas pero al mismo tiempo puedes tener una gran aversión a ciertos olores y sabores, incluso aquellos que antes te gustaban. O también puede ocurrir todo lo contrario, que algo que no te gustaba nada de repente te encante.

Dolores o calambres:

En el síndrome premenstrual puedes experimentar dismenorrea que son dolores y calambres que suelen aparecer de 24 a 48 horas antes de la regla y durante el período también se pueden mantener. El dolor disminuye a medida que la regla avanza y desaparece cuando acaba la regla.

En cambio, cuando se tienen dolores o calambres a causa del embarazo, puedes experimentar estos dolores leves que van avanzando a medida que pasan los días. Se sienten en la parte baja del estómago o en la parte baja de la espalda. Los dolores del principio del embarazo suelen durar bastante más que tan sólo unos días.

test de embarazoUn test de embarazo nos hará salir de dudas

Cómo saber si se trata de un embarazo

La mejor forma de saber si estás embarazada es confirmarlo a través de una prueba de embarazo. Las pruebas de embarazo caseras son muy precisas, por lo que si después de 10 días de no bajarte la regla (desde la fecha en la que te debía haber bajado la menstruación) te haces la prueba y el resultado es positivo puedes estar bastante segura de que estás embarazada.

Si en cambio llevas tiempo intentando quedarte embarazada y la prueba de embarazo sale negativa, no significa que no estés embaraza, si no que quizá lo hayas hecho demasiado pronto y no haya salido la prueba bien. Si te sale una prueba de embarazo negativa, pero llevas días de retraso en tu menstruación, deberás hacerte otra prueba de embarazo a los pocos días, sobre todo si sigues teniendo síntomas como náuseas o dolores.

¿Alguna vez has experimentado esta clase de dolores o has confundido los dolores premenstruales con el embarazo o a la inversa? Pero recuerda, que lo más importante si crees que puedes estar embarazada es hacerte una prueba de embarazo.

Te puede interesar