Menú
Señales de que un niño está siendo maltratado emocionalmente
Señales de que un niño está siendo maltratado emocionalmente

MALTRATO INFANTIL

Señales de que un niño está siendo maltratado emocionalmente

Un niño que está siendo maltratado emocionalmente puede que no sepa diferenciar lo que le ocurre, por eso hay que estar pendiente de las señales de advertencia.

Cuando miras a tus hijos a los ojos, es posible que no comprendas cómo pueden haber "personas" en el mundo capaces de lastimar a los niños de manera consciente. Estas "personas" no se pueden llamar ni personas, porque cualquiera que haga daño a un niño, no se merece un calificativo que sea menor al de monstruo.

Es un hecho triste que millones de niños son víctimas de abuso cada año, y el abuso emocional es un tipo un poco más difícil de reconocer que los moretones que acompañan al abuso físico. Si sospechas que un niño en tu vida está siendo abusado emocionalmente, tienes que estar atento a ciertas señales de que sus sospechas son ciertas y comunicarlo con el pediatra de tu hijo e informar del abuso de inmediato. Puedes permanecer en el anonimato, pero proteger al niño de nuevos abusos es esencial.

El abuso emocional es el maltrato de un niño usando malas palabrasEl abuso emocional es el maltrato de un niño usando malas palabras

El maltrato emocional

El abuso emocional es el maltrato de un niño usando malas palabras o negarle el amor. Los adultos que abusan emocionalmente de un niño critican las acciones y fallas del niño y también usan una gran cantidad de palabras groseras para hacer que el niño se sienta mal consigo mismo. 

El sarcasmo, la intimidación, la dominación y las amenazas también son formas de abuso emocional. Los ejemplos específicos incluyen castigar a un niño por su comportamiento normal, como jugar o cantar, tener altas expectativas que un niño no puede lograr, seguido de críticas cuando falla y el uso constante de malas palabras.

Señales físicas

Un niño pequeño que sufre abuso emocional puede quejarse de dolores de cabeza o dolores de estómago de manera regular. Si bien estos no son causados por un trastorno médico subyacente, son síntomas muy reales. 

Un niño pequeño que tiene miedo de sus padres o que no se siente seguro puede desarrollar verdaderos dolores de cabeza o dolores de estómago. Otras molestias físicas, como el dolor en el pecho, también son posibles con el abuso emocional.

Señales de comportamiento

Hay muchos más signos de comportamiento que pueden mostrar que existe abuso emocional. Un niño pequeño que de repente trata de evitar situaciones sociales con sus compañeros, como no querer al cole, es un cambio de comportamiento que puede ocurrir con el abuso emocional. 

Los niños pequeños que buscan desesperadamente atención de adultos que no sean sus padres podrían no estar recibiendo la atención positiva que necesitan en el hogar. Si un niño pequeño de repente tiene una falta de autoestima o confianza, también podría estar sufriendo abuso emocional. El miedo excesivo, la ansiedad, el mal comportamiento o la falta de apego a un padre, así como el comportamiento infantil como chuparse el dedo, son signos de comportamiento adicionales de que un niño podría estar experimentando abuso emocional.

Un abuso emocional o físico es inadmisibleUn abuso emocional o físico es inadmisible

Señales del abusador

Observar las interacciones entre un adulto y un niño pequeño también puede proporcionar señales de que está ocurriendo abuso emocional. Si un adulto regularmente menosprecia o humilla a un niño pequeño, está siendo emocionalmente abusivo. Deberás estar atento por si un adulto insulta a un niño, le compara negativamente con otros, le ignora, le trata mal, no le da cariño u otras señales poco normales de comportamiento hacia un niño. Estas también son señales de advertencia de que un adulto puede estar abusando emocionalmente de un niño pequeño.

Es importante que la sociedad preste atención a estas señales puesto que significará que el niño necesita protección y seguridad cuanto antes. Un abuso emocional o físico es inadmisible y el menor deberá ser protegido cuanto antes para evitar consecuencias negativas a causa de este abuso. Los adultos que abusan de los niños tanto física como emocionalmente deberían recibir las consecuencias penales necesarias.

Te puede interesar