Menú
Señales de que un niño está pasando un duelo
Señales de que un niño está pasando un duelo

DUELO

Señales de que un niño está pasando un duelo

Es posible que tu hijo esté pasando por un duelo pero que no sepas si realmente es así... Estas señales te avisan.

Cuando un niño sufre, es posible que ni siquiera se dé cuenta de que está sufriendo. Los niños procesan y muestran emociones complejas de manera diferente a los adultos. Sin embargo, eso no significa que el dolor no esté ocurriendo y que sus emociones no le estén afectando. Los niños no son demasiado pequeños para llorar... y además necesitan hacerlo.

Entender la muerte

Cuando un niño siente pena por la muerte de un ser querido puede ser complicado de entender, sobre todo para los niños más pequeños. El concepto de muerte les resulta demasiado abstracto y no entienden la permanencia que conlleva. Un niño puede creer que la muerte es temporal, sobre todo por la gran mayoría de dibujos animados donde un personaje se muere y después vuelve a la vida fácilmente.

Por este motivo su duelo es diferente al de los adultos y pueden echar de menos de vez en cuando, estar tristes en otros momentos... pero tienen problemas para entender que la muerte es algo permanente y que nunca más volverán a ver a esa persona que ha fallecido. También puede ocurrir que un niño pequeño te diga que entiende que el abuelo no volverá nunca pero después a los días te pregunté si podría ir a su fiesta de cumpleaños.

La comprensión de la muerte puede variar según la edad, también lo hará la forma de mostrar su dolor. Es necesario reconocer cuando tu hijo está en duelo para asegurarte de que está lidiando con las emociones de una forma saludable.

El concepto de muerte les resulta demasiado abstractoEl concepto de muerte les resulta demasiado abstracto

Señales de que está en duelo

Los niños cuando están en un proceso de duelo puede parecer que están bien en un momento y en el momento siguiente pueden enfadarse... porque sus cerebros no toleran la tristeza durante un largo período de tiempo. En las primeras etapas de la aflicción, es normal que los niños nieguen un poco que su ser querido ya no está. Pueden continuar esperando que la persona que falleció se presente en cualquier momento. Esto es normal, pero con el paso del tiempo, la realidad de la pérdida debería comenzar a marcar, especialmente con los niños mayores.

Ya sea que tu hijo haya perdido una mascota, un maestro, un vecino o un miembro de la familia, algunas señales de que está en pleno proceso del duelo son las siguientes.

Llanto desconsolado

Puede que tu hijo llore desconsoladamente en diferentes momentos del día, incluso con detonantes muy leves como perder en una partida de un juego de mesa. O quizá solo llore para llamar tu atención porque necesita tu consuelo pero no es capaz de expresarlo de otra manera. Los bebés y niños pequeños pueden sentir la angustia de los cuidadores, por lo que pueden responder con irritación, llorar más y querer que les abraces aunque no estén al tanto de la pérdida.

La comprensión de la muerte puede variar según la edadLa comprensión de la muerte puede variar según la edad

Regresión en el desarrollo

Los niños pequeños pueden comenzar a mojar la cama por la noche, o comenzar a tener de nuevo despertares nocturnos. Un niño que andaba puede volver a gatear, hablar como un bebé o querer tomar su leche en biberón.

Problemas en la escuela

Los niños más mayores o los adolescentes que experimentan perdidos a menudo muestran su dolor desconcentrándose de sus estudios académicos o incluso pueden dejar de ir a clase porque no se sienten emocionalmente estables. Tendrás problemas para tomar decisiones o concentrarse.

Problemas para dormir

Los niños afectados por la pena del duelo podrían querer dormir con los padres u otras personas cercanas a ellos, o podrían tener pesadillas o sueños sobre la persona que murió.

Ansiedad

Tanto los niños como los adolescentes comienzan a preocuparse por todo, pero particularmente por la muerte de otras personas en su vida. Necesitarán tranquilidad, especialmente los niños en edad preescolar, necesitan sentir que estarán seguros y cuidados diariamente.

Sentimientos de abandono

Un niño puede sentirse traicionado, rechazado o abandonado por la persona que murió. Algo que le hará sentir abandono en su interior, provocando también ansiedad y depresión. Sentimientos tristes y apatía.

Problemas de comportamiento

Los niños de todas las edades pueden reaccionar al dolor mostrando problemas de comportamiento que ya estaban erradicados. Pueden comenzar a actuar mal en la escuela o hablar mal en casa. Los adolescentes pueden ser atraídos a comportamientos más riesgosos, como beber o tomar drogas.

Culpabilidad

Es común que los niños se culpen por la muerte de un ser querido. Tu hijo podría pensar que es su culpa porque una vez deseó que la persona se "fuese para siempre" o que de alguna manera podría pensar que sus acciones causaron la muerte de la persona... aunque no tengan sentido real estos pensamientos.

Te puede interesar