Menú
Señales de que tu hijo adolescente tiene demasiadas responsabilidades
Señales de que tu hijo adolescente tiene demasiadas responsabilidades

ADOLESCENTES

Señales de que tu hijo adolescente tiene demasiadas responsabilidades

Los adolescentes pueden estar más ocupados de lo que realmente deberían estarlo, ¿le pasa a tus hijos? Descubre si tus hijos adolescentes tienen demasiadas responsabilidades diarias.

Ningún padre quiere que su hijo adolescente sea demasiado inactivo, pero en realidad un poco de inactividad para un adolescente es bueno para su desarrollo. Este tiempo inactivo puede ayudarle a explorar un nuevo interés, encontrar un tema para descubrir o simplemente hacer reflexiones internas que le ayuden a conocerse un poco mejor.

La adolescencia es cuando los jóvenes aprenden quiénes son como individuos y es importante pensar en el futuro. Después de todo, los años de la adolescencia son un momento en el que nacen muchos sueños. Todo el mundo necesita momentos de tranquilidad y relajación. Si tu hijo adolescente no tiene momentos de desconexión y de descanso, quizá es que tenga demasiadas responsabilidades. Las siguientes señales son una clara advertencia de que tu hijo adolescente tiene demasiadas cosas que hacer.

Bajan las calificaciones

Si tu hijo adolescente suele tener buenas notas y de repente comienzan a bajar sus calificaciones, es que algo está yendo realmente mal. Los números no mienten y cuando las calificaciones comienzan a bajar ha llegado el momento de analizar bien las prioridades. El trabajo escolar debe ser lo primero puesto que de eso depende en gran medida su futuro.

Tu hijo adolescente debe tener tiempo suficiente para poder hacer las tareas, estudiar para los exámenes y estar preparado para la escuela antes de permitirle continuar con otras actividades extraescolares.

Tu hijo adolescente debe tener tiempo suficiente para poder hacer las tareasTu hijo adolescente debe tener tiempo suficiente para poder hacer las tareas

No duerme lo suficiente

Si tu hijo adolescente está tan ocupado que no le da suficiente tiempo para hacer todo lo que tiene pendiente durante el día, es necesario fijarse en qué ocurre. El sueño nunca debe castigarse por eso. Aunque se recomienda que los adolescentes duerman al menos 9 horas por la noche, hay investigaciones que muestran que tan solo el 7% de los adolescentes duerme lo suficiente.

La falta de suelo puede tener serias consecuencias. Desafortunadamente, muchos adolescentes caen en la trampa de pensar que van a hacer más si se quedan hasta tarde. Pero, la falta de sueño puede impedir la productividad al día siguiente. Cuanto menos eficiente sea para realizar su trabajo, más tiempo le llevará completar sus tareas. Si tu hijo no tiene tiempo suficiente para dormir lo que necesita podría tener problemas de salud graves o incluso problemas de salud física.

Sufre con la salud

Estar demasiado ocupado puede afectar la salud de tu adolescente de varias maneras. Si tiene un horario demasiado sobrecargado, es posible que no tenga tiempo para cuidarse, sin poder hacer ejercicio o sin comer de manera saludable. Con el tiempo, eso puede afectar gravemente su bienestar. El estrés de tener mucho que hacer, y muy poco tiempo para hacerlo, también puede afectar la salud física y mental de un adolescente (y de cualquier persona).

No tiene tiempo para los amigos

La falta de tiempo puede hacer que tu hijo adolescente no tenga tiempo para pasarlo con los amigos. Un adolescente con un horario demasiado sobrecargado no tendrá tiempo para disfrutar con sus amigos. En realidad, los adolescentes necesitan pasar tiempo con sus amigos para un buen desarrollo social.

La falta de tiempo puede hacer que tu hijo adolescente no tenga tiempo para pasarlo con los amigosLa falta de tiempo puede hacer que tu hijo adolescente no tenga tiempo para pasarlo con los amigos

Aunque pienses que los adolescentes tienen suficiente cuando ven a sus amigos en el instituto, en realidad estas actividades estructuradas dentro del centro educativo no les dejará mucho tiempo para socializar bien. Tu adolescente necesita la oportunidad de estar alejado de todas las reglas que vienen con actividades estructuradas. Pasar tiempo con amigos lejos de los adultos es clave para ayudar a tu hijo adolescente a aprender a cómo resolver conflictos, comunicarse con otros y resolver problemas.

No se divierte

Quizá le encante tocar el piano pero no tiene tiempo de practicar porque está todo demasiado programado en su horario. Un adolescente demasiado ocupado podría comenzar a decir que no a las actividades más divertidas, como el descanso nocturno, películas con amigos y unirse a la familia para su cena favorita.  Si te das cuenta de que tu hijo empieza a estar triste por esta sobrecarga será necesario comenzar a tomar medidas, esta sobrecarga podría estresarle demasiado y lo que es peor, podría ponerle en riesgo de padecer una depresión por agotamiento.

Es importante que el sueñes a tu hijo adolescente a priorizar las actividades más importantes para que de esta manera, haga primero lo más importante y lo que menos, solo si da tiempo y si no, que lo organice para otro momento. ¡Los momentos de descanso son absolutamente obligados!

Te puede interesar