Menú
Cuándo presentar una queja en la escuela de tu hijo
Cuándo presentar una queja en la escuela de tu hijo

ESCUELA

Cuándo presentar una queja en la escuela de tu hijo

Si hay algo que te incomoda de la escuela y quieres poner una queja, debes saber esto antes

Es posible que alguna vez hayas sentido que tus pensamientos, valores o convicciones diferían mucho con los de la escuela a la que va tu hijo. Cuando esto ocurre los padres pueden sentir ciertos conflictos internos porque quieren arreglar las desavenencias pero al mismo tiempo deben tratar a los maestros con respecto y tranquilidad para poder encontrar las mejores soluciones que sean necesarias en cada caso.

Debes ser un buen ejemplo para tus hijos y cuando exista algún tipo de conflicto en la escuela debes ser un buen modelo a seguir. No hables en la escuela de manera impulsiva y jamás faltes al respeto a las personas que allí trabajan y velan por tus hijos y por todos los demás estudiantes que allí van cada día escolar. Si tienes que presentar una queja en la escuela de tu. hijo, deberás pensarlo bien y actuar de la forma correcta.

Hazlo a través de los canales correctos

Al plantear un problema, siempre es una buena idea acercarse primero al profesor interesado. A menudo, un problema surge de una interrupción en la comunicación o un simple malentendido que podría haberse solucionado fácilmente hablando desde la tranquilidad y el respeto. 

Trata de evitar escalar problemas al director si no has explorado otras vías antes. Si crees que no puedes hablar directamente con el maestro involucrado, entonces sí puedes ir ver al director: las escuelas deben tener una política de puertas abiertas cuando se trata de acercarse a sus directores y personal. 

Si no estás satisfecho con el resultado con el maestro, está bien organizar una reunión con el director. Si el director no se ocupa del asunto a tu entera satisfacción, tendrás que consultar al director de la escuela. Una carta formal puede ser una buena idea, especialmente si prefieres un registro en papel después de una reunión y sigues preocupado por lo que sucede.

Puedes elegir plantear tus inquietudes directamente al directorPuedes elegir plantear tus inquietudes directamente al director

Puedes elegir plantear tus inquietudes directamente al director si se trata de una política de la escuela o si involucra a una comunidad más amplia que solo tu hijo y un maestro o situación específica, si es un problema grave relacionado con la violencia o el abuso, o si está relacionado con las acciones de un miembro del personal y el cumplimiento de roles.

Programar una reunión

Si un maestro te pide una reunión para hablar sobre tu hijo, deberás tener en cuenta lo siguiente:

  • Pregunta de qué trata la reunión y quién asistirá.
  • Pregunta si debe traer algo contigo.
  • Si no puedes asistir a la reunión, sé respetuoso y notifica a todas las partes involucradas con anticipación.

Construir una relación positiva con la comunicación abierta

Es mejor crear un camino de comunicación abierta entre los padres y la escuela para construir una relación sólida y saludable. Para conseguirlo sigue los siguientes consejos, y recuerda que desde el respeto y la calma, siempre se podrán conseguir mejores resultado. Toma nota:

Apoya las funciones escolares, los talleres para padres y las tardes de los padresApoya las funciones escolares, los talleres para padres y las tardes de los padres
  • Apoya las funciones escolares, los talleres para padres y las tardes de los padres, que son cruciales para la retroalimentación de los maestros.
  • Ofrécete como voluntario en comités cuando y dónde sea posible.
  • Comunicarse con los profesores de manera continuada pero sin ser pesado es importante para mantener un canal de comunicación abierta.
  • Si tu hijo llega a casa con notas de la escuela, lee toda la comunicación y responde  cuando sea necesario.
  • Ofrece sugerencias en la escuela siempre que sea necesario. A las escuelas les gustan y necesitan retroalimentación, y harán todo lo posible para abordar los comentarios negativos. Si algo fue bueno, dilo también: a la escuela también le gusta recibir elogios y escuchar los aspectos positivos.
  • Ayuda a los maestros y escuelas dónde necesiten ayuda.
  • Sé leal a la escuela.
  • Confía en el profesor, confía en la escuela. Adopta un enfoque abierto al escuchar los consejos de los maestros... Ellos están en la escuela haciendo su trabajo, y quieren hacerlo de la mejor manera posible.
Te puede interesar