Menú
Prepara tus caderas para el parto
Prepara tus caderas para el parto

PARTO

Prepara tus caderas para el parto

Si te queda poco para dar a luz, ¡debes preparar tus caderas para el gran día cuando llegue tu bebé al mundo! Estos ejercicios te van a ayudar.

Si te queda poco tiempo para dar a luz es normal que sientas cierta incertidumbre en cuanto al parto. Es habitual que las mujeres sientan miedos cuando se acerca el momento del parto, tanto si son madres primerizas como si ya tienen experiencia en partos anteriores. Cada parto es único por lo que la incertidumbre ante ese momento tan esperado es lo más habitual.

Los ejercicios diseñados para aumentar la flexibilidad de las caderas y la pelvis pueden resultar valiosos para las mujeres embarazadas. Puedes ponerte en forma para el parto al incorporar estiramientos específicos de cadera en tu rutina de ejercicios prenatales. 

 Puedes ponerte en forma para el parto al incorporar estiramientos específicos de cadera Puedes ponerte en forma para el parto al incorporar estiramientos específicos de cadera

Recuerda que las hormonas liberadas en tu cuerpo durante el embarazo aflojan los ligamentos de las articulaciones de forma natural. La naturaleza lo hace porque está pensado para ayudar al parto, pero también te deja más propensa a las lesiones. Obtén la aprobación de tu médico antes de comenzar cualquier nuevo plan de ejercicios durante el embarazo. Si experimentas alguna molestia en tus caderas, deja de hacer ejercicio. No estires un músculo que te duele... Si hay dolor, deja de hacer ejercicio, sea el que sea, y habla con tu médico.

Postura del niño

La postura del niño es una posición de yoga que ayuda a estirar la ingle y ensanchar la pelvis. Arrodíllate en el suelo con las piernas abiertas en una amplia V. Mueve tus brazos sobre la cabeza e inclínate hacia delante desde las caderas, manteniendo el torso recto. Mantén tu trasero sentado sobre los talones. Apoya tu cabeza en tus brazos o, si es necesario, en tus codos apoyados. Mantén esta postura durante cinco respiraciones profundas.

Sentadillas

Las sentadillas ayudan a fortalecer los muslos y abren la pelvis para prepararse para el parto. Ponte de pie frente al respaldo de una silla con los pies ligeramente más separados que la distancia entre las caderas, con los dedos de los pies apuntando hacia afuera. Sosteniéndote en una silla para apoyarte, baja lentamente al suelo como si estuvieras sentada en una silla invisible. Equilibra tu peso sobre las bolas de tus talones. Exhala y levántate a una posición de pie.

Pose de sastre

Esta postura no solo ensancha tus caderas, sino que también ayuda a aliviar los dolores en la espalda baja. Siéntate con la espalda apoyada contra la pared, las rodillas dobladas y las plantas de los pies tocándose entre sí. Usa tus manos para empujar las rodillas hacia abajo y hacia afuera. Sé amable y no fuerces el movimiento. Mantén esta postura durante el tiempo que te sienta cómoda.

Los flexores de la cadera son los músculos de la parte superior de los muslos Los flexores de la cadera son los músculos de la parte superior de los muslos

Estiramiento de flexor de cadera

Los flexores de la cadera son los músculos de la parte superior de los muslos que te permiten levantar las rodillas y doblarte por la cintura. Arrodíllate sobre tu rodilla derecha y coloca el pie izquierdo frente a ti para que la pierna forme un ángulo recto. Pon tu mano izquierda en su muslo izquierdo para mantener el equilibrio y pon tu mano derecha en tu cadera derecha. Manteniendo tu espalda recta, inclínate hacia adelante y desplaza tu peso corporal hacia la pierna delantera. Sentirás el estiramiento en el muslo derecho. Mantén la posición durante 30 segundos, luego cambia de pierna y repite.

Una vez que hagas estos ejercicios tu cuerpo estará más flexible y podrás sentir como tu cadera también lo está. Estos ejercicios que harás antes del día del parto te ayudarán a que el trabajo sea mucho más fácil para ti porque tu bebé tendrá más amplitud en tu canal vaginal en el momento del nacimiento. Recuerda que si sientes cualquier tipo de dolor, será necesario que pares inmediatamente de hacer cualquier ejercicio porque puede significar que te has lesionado o que algo no va bien. Habla con tu médico lo antes posible para que valore tu estrado de salud y saber por qué has sentido dolor.

Te puede interesar