Menú
Cómo afrontar el oligohidramnios o bajo volumen de líquido amniótico en el embarazo
Cómo afrontar el oligohidramnios o bajo volumen de líquido amniótico en el embarazo

EMBARAZO

Cómo afrontar el oligohidramnios o bajo volumen de líquido amniótico en el embarazo

El bajo volumen de líquido amniótico puede llega a ser bastante peligroso tanto para la embarazada como para el bebé.

El líquido amniótico es como un cojín acuoso que rodea al bebé durante el embarazo. Proporciona un espacio para que el bebé crezca dentro del útero y le aporta protección al cordón umbilical para que no se comprima dentro del útero. Después del punto medio del embarazo, el líquido amniótico proviene de una combinación de la orina del bebé y las secreciones de los pulmones. El bebé también ingiere el líquido amniótico y lo orina que produce. Después de aproximadamente la semana 36 del embarazo, el líquido amniótico comienza a disminuir lentamente hasta el nacimiento.

Si bien el líquido amniótico puede variar en cantidad, hay dos extremos de líquido amniótico que pueden causar problemas o ser un signo de problemas. El primero se conoce como polihidramnios o demasiado líquido y el segundo es oligohidramnios o muy poco líquido. Se puede saber si hay o menos líquido amniótico palpando el abdomen o midiendo en una ecografía. Si las mediciones no son correctas, el médico puede recomendar una ecografía para controlar los niveles de líquido en el útero.

El líquido amniótico es como un cojín acuoso que rodea al bebé durante el embarazoEl líquido amniótico es como un cojín acuoso que rodea al bebé durante el embarazo

Causas

Es necesario saber por qué una mujer puede tener menos volumen de líquido amniótico, algunas causas pueden ser las siguientes: deshidratación, insuficiencia placentaria o que tiene las membranas rotas. Aunque también hay otros factores del bebé que pueden incluir:

  • Defectos de nacimiento
  • Restricción de crecimiento por insuficiencia placentaria
  • Embarazo post-término (que hayan pasado más de 42 semanas)
  • La toma de algunos medicamentos

En general, hay una desaceleración en la producción de líquido amniótico a medida que la madre se acerca al parto espontáneo. Esto puede ser difícil de distinguir de otras características. Por lo tanto, una inducción del parto, simplemente porque el líquido amniótico es bajo, puede no ser la opción más segura. 

Diagnóstico y tratamiento

Se puede usar una ecografía para diagnosticar si una mujer tiene el líquido amniótico bajo en el embarazo y se tendrá que medir. La bolsa del líquido debe medir más de 2 cm por 1 cm para ser un nivel saludable de líquido amniótico. Si la medición es más bajo que esto, la madre será diagnosticada con oligohidramnios. El uso de la ecografía tiene la ventaja de ser relativamente fácil de hacer y ampliamente disponible con pocos riesgos para la madre, el bebé o el embarazo.

Se puede usar una ecografía para diagnosticar si una mujer tiene el líquido amniótico bajo en el embarazoSe puede usar una ecografía para diagnosticar si una mujer tiene el líquido amniótico bajo en el embarazo

Pero, ¿qué ocurre si tiene líquido amniótico bajo? ¿Qué se puede hacer al respecto? Si la causa sospechada es deshidratación, la madre puede beber líquidos y descansar. Esto puede disminuir el riesgo de deshidratación y hacer que los niveles de líquido se normalicen. Dado que la deshidratación es una preocupación particular en el verano, esta es una recomendación general de muchos profesionales para mantenerse hidratado. Otros factores pueden no ser tan obvios y una inducción del parto puede ser la mejor opción, siempre y cuando lo aconseje un profesional de la salud que haya estado siguiendo el parto de cerca.

Los riesgos

El mayor riesgo para la gran mayoría de las madres es la inducción que puede provenir de un diagnóstico de oligohidramnios. Las madres que tienen una inducción del parto tienen más probabilidades de tener ciertas intervenciones que incluyen un parto por cesárea a partir de la inducción. 

Mientras que los investigadores discuten sobre el corte para un nivel saludable de líquido, también hay casos de oligohidramnios que ocurren con otros problemas, como defectos de nacimiento conocidos. Estos son más propensos a necesitar tratamiento que una madre a término con una sola instancia de bajo nivel de líquido amniótico. El parto, en general, puede tener una mayor incidencia de sufrimiento fetal o parto por cesárea, pero en la mayoría de los casos, esto se debe más a la causa del bajo volumen de líquido amniótico. Sea como sea, si tienes bajo nivel de líquido amniótico, habla con tu médico para ver qué opciones tienes.

Te puede interesar