Menú
Migrañas abdominales en niños
Migrañas abdominales en niños

NIÑOS

Migrañas abdominales en niños

Las migrañas abdominales son fuertes e intensos dolores estomacales que suelen sufrir muchos niños de hoy en día.

Si a tu hijo le suele doler bastante la barriga es posible que se deba a un dolor abdominal funcional que se llama: "migraña abdominal". Esta condición es una variante de la migraña y afecta del 2 al 4% de la población infantil y del 4 al 15% de los niños con este tipo de dolor es por causa desconocida. Estos ataques de migraña generalmente comienzan entre los 3 y 10 años de edad, con una incidencia máxima a los 7 años.

Si bien este trastorno de dolor de cabeza se diagnostica normalmente solo en niños, ocasionalmente se diagnostica en adultos que acuden a los médicos para el dolor abdominal incurable.

Los síntomas

Como el nombre de la condición indica, el dolor se siente en el área abdominal. Por lo general, los niños apuntan a sus ombligos o alrededor de esa área, pero el dolor puede estar en cualquier lugar de la línea media. El dolor tiene una calidad sorda, es de intensidad moderada a severa e interfiere con las actividades diarias normales de un niño, por lo que no es algo que los niños puedan quitar de la mente. Además del dolor abdominal pueden haber otros síntomas asociados:

  • Pérdida de apetito
  • Náuseas
  • Vómitos
  • Pálidez
  • Ojeras
  • Sensibilidad a la luz
  • Dolores de cabeza

El dolor de cabeza generalmente no es un síntoma significativo durante un ataque de migraña abdominal y, a menos que se pregunte a un niño, puede pasarse por alto por completo. Si los niños tienen dolor de cabeza junto con el dolor abdominal, los médicos deben considerar al menos un diagnóstico de migraña sin aura en lugar de migraña abdominal.

El dolor de cabeza generalmente no es un síntoma significativo durante un ataque de migraña abdominal El dolor de cabeza generalmente no es un síntoma significativo durante un ataque de migraña abdominal

Diagnostico y tratamiento

No hay una prueba que se pueda hacer para tener un diagnóstico de migraña abdominal. La migraña abdominal es un diagnóstico que se realiza basándose en los síntomas mencionados anteriormente, por lo que el médico de tu hijo realizará un examen físico y le preguntará acerca del historial médico y familia. Puede ser genético.

Una parte clave del diagnóstico de la migraña abdominal es descartar otras fuentes de dolor estomacal, como trastornos gastrointestinales o renales, una obstrucción, una infección o causas anatómicas, inflamatorias o metabólicas. El proceso de descartar otros problemas puede incluir análisis de sangre, imágenes, análisis de orina y heces, y posiblemente incluso una colonoscopia, dependiendo de lo que su médico esté buscando.

En ocasiones es posible que sean necesarias la terapia cognitiva conductualEn ocasiones es posible que sean necesarias la terapia cognitiva conductual

Tratamiento

Desafortunadamente, no hay muchos estudios que hayan evaluado adecuadamente el tratamiento de las migrañas abdominales, pero hay algunas maneras de ayudar a tu hijo a reducir el dolor de las migrañas abdominales, o incluso evitarlas por completo.

Es posible que el médico recomiende hábitos de estilo de vida que puedan ayudar a controlar los síntomas de la migraña abdominal, como por ejemplo: hábitos de sueño saludables, buena dieta, reducir el estrés, etc.

En ocasiones es posible que sean necesarias la terapia cognitiva conductual cuando la migraña abdominal es causada por problemas emocionales. Los medicamentos también pueden ser necesarios en algunas ocasiones.

Prevención de las migrañas abdominales

Es importante conocer y evitar los posibles desencadenantes para prevenir las migrañas abdominales de tu hijo. Los desencadenantes comunes de esta condición incluyen:

  • Alimentos (cítricos, chocolate, queso, bebidas carbohidratadas, colorantes, cafeína, etc)
  • No dormir bien
  • Estar de viaje
  • Tener luces brillantes cerca
  • Estar sin comer mucho tiempo
  • Estrés
  • Problemas emocionales

Al igual que con una migraña regular, es una buena idea llevar un diario de migrañas abdominales durante al menos un mes, y preferiblemente durante dos o tres, especialmente si no estás seguro de qué causa las migrañas abdominales de tu hijo. 

Esto le permite realizar un seguimiento de factores como la frecuencia con que ocurren las migrañas; lo dolorosas que son; lo que tu hijo comió (o no comió) antes de que empezara la migraña; si la medicación ayudó o no; cuánto duraron las migrañas; a qué hora del día ocurrieron; y los posibles factores precipitantes, que pueden ayudarlo a detectar patrones que pueden señalar los desencadenantes. Por lo menos, un diario de migraña puede ser útil para el médico de tu hijo cuando decide un plan de tratamiento y / o diagnóstico. Él o ella también pueden ayudarlo a encontrar los desencadenantes.

Te puede interesar